ELIGE SUB-SECCIONES en "Anticoncepción"

La píldora anticonceptiva

Wednesday, 06 April 2011 20:56

Hablemos sobre los anticonceptivos

Conozca los efectos dañinos de estos métodos artificiales de planificación de la familia.

¿Es beneficiosa la anticoncepción para la mujer?

 

 

Esta pregunta es de suma importancia, ya que de su respuesta dependen tanto la salud femenina, como la vida humana que toda mujer en edad fértil tiene la capacidad y el privilegio de llevar en su seno.

Hoy en día se conoce una amplia variedad de métodos de planificación de la familia, pero no todos los métodos son anticonceptivos como muchos equivocadamente creen.

Anticonceptivos serán sólo aquellos métodos que impidan el encuentro del espermatozoide con el óvulo. Aún así, los que verdaderamente actúan como anticonceptivos tampoco son beneficiosos.

La concepción o fecundación se produce en el instante mismo en que el espermatozoide penetra al óvulo, a partir del cual no cabe duda alguna de que existe una nueva vida humana.

Los anticonceptivos

Los preservativos y diafragmas colocan barreras para bloquear el camino al espermatozoide, interfiriendo así con el proceso natural de la procreación. Pero éstos, además de que pueden resultar incómodos, pueden fallar, producir frustración en la relaciónsexual, afectar la sensibilidad y causar infecciones, alergias al látex o lesiones locales.

La esterilización consiste en diversas técnicas operatorias por las cuales se ligan, queman o cortan los conductos deferentes del hombre (vasectomía) o las trompas de la mujer (salpingectomía), que son los conductos necesarios para el tránsito del espermatozoide al encuentro del óvulo.

Efectos dañinos: En algunos casos, ponen en peligro la vida de la mujer, debido a la posibilidad de un embarazo extrauterino. Generalmente estas técnicas son irreversibles y ésto puede causar futuros desajustes emocionales en la mujer y la pareja, si se cambia de opinión y luego se desea un embarazo. Además, tienen los riesgos de toda intervención quirúrgica, desde las reacciones anestésicas, hemorragias, infecciones y otras, hasta la muerte.

Los espermaticidas. También resultan anticonceptivos los espermaticidas que son productos químicos con diferentes formas de presentación, como las jaleas, las cremas y los supositorios, que actúan sobre la vagina y el cuello del útero para impedir el paso del espermatozoide y, fundamentalmente, matarlo.

Efectos dañinos: Su uso puede causar molestias e inflamaciones o infecciones, y puede ocurrir que sólo dañen al espermatozoide sin llegar a destruirlo, causando así el nacimiento de niños malformados.

Los falsos anticonceptivos

Los dispositivos intrauterinos (DIU), tales como el ASA, la T de cobre y el Anillo, son cuerpos extraños de diferentes materiales que se introducen en el útero para evitar la procreación. Actúan química y mecánicamente, para impedir que el óvulo ya fecundado se pueda anidar en el útero. Es decir, son antimplantatorios y, por tanto, abortivos.

Efectos abortivos: Aceleran el transporte del óvulo fecundado (o sea de una vida humana recién comenzada), a través de la trompa, por lo que al llegar al útero éste no está capacitado para recibirlo y lo aborta2; producen destrucción por lisis del blastocisto (el ser humano en sus primeras etapas de desarrollo)1; desplazan mecánicamente del endometrio (la capa que recubre internamente al útero) al blastocisto ya implantado;1,3,9 impiden la implantación debido a la respuesta inflamatoria al cuerpo extraño que se produce en el endometrio;3,9 y alteran el proceso de maduración y proliferación del endometrio afectando la implantación.1,2

Efectos dañinos: Es verdad que a veces los efectos abortivos de los DIUs pueden fallar y el embarazo continúa. Sin embargo, estos dispositivos también tienen efectos secundarios dañinos para la mujer. Pueden causar crisis vagales (desmayos de causa orgánica) al ser introducidos en el útero;1 pequeñas heridas e infecciones en el cuello del útero cuando se está colocando el DIU;2 e infecciones en el tractus reproductor que pueden llevar al flujo infeccioso, a la obstrucción tubaria y a la esterilidad. En algunas ocasiones, estas infecciones pueden ser tan graves que llevan al shock séptico y a la muerte.2,5 También pueden causar incrustaciones y perforaciones cervicales, así como perforaciones del útero que llevan a una operación con todos sus riesgos y a una posible esterilidad;2 sangramientos intermenstruales y menstruaciones muy abundantes que pueden causar anemia y déficit de hierro;1 y embarazos ectópicos, que al romperse llevan a la hemorragia interna y a la muerte, si no se interviene quirúgicamente a tiempo.2

Los anticonceptivos orales o píldoras son tabletas que contienen hormonas, las cuales pueden tener efectos variados en la mujer, ya sea alterando el ciclo menstrual femenino o impidiendo que se produzca la ovulación. Además, causan cambios en la mucosidad que se produce en el cuello del útero, de modo tal, que ésta ocluye dicho orificio e impide el paso a los espermatozoides, teniendo en ambos casos un efecto anticonceptivo.

Efectos abortivos: También actúan produciendo cambios en el endometrio uterino que impiden que el óvulo ya fecundado se anide, siendo este efecto antimplantatorio y abortivo. Es imposible determinar cuándo lo hace de una u otra forma en una misma mujer, cosa que puede suceder. Los estrógenos producen hipermotilidad de la trompa y los progestágenos hipomotilidad, por lo que al llegar el óvulo fecundado (la nueva vida humana) demasiado tarde o demasiado temprano al útero, el endometrio no está preparado adecuadamente para implantarse.2,9

Efectos dañinos: Las píldoras y los demás anticonceptivos hormonales pueden causar también embarazos ectópicos, esterilidad por atrofia ovárica, trastornos psíquicos, trastornos circulatorios y de la coagulación de la sangre que causan accidentes trombóticos cerebrovasculares, coronarios, de extremidades, oculares, embolias e infartos en diferentes órganos y que pueden llevar a la muerte.2 Además pueden causar manchas oscuras en la piel (cloasma), enfermedades del hígado (hepatopatías), nódulos y cáncer de mama, dolores de cabeza (cefáleas), aumento de los lípidos en la sangre, especialmente de los triglicéridos, aumento de peso, ectopias de cuello uterino que predisponen a la inflamación del cuello del útero (cervicitis), envejecimiento del cuello uterino que lleva a la infertilidad, agravamiento de la hipertensión arterial, trastornos menstruales y trastornos en el sistema inmunológico, por lo que quien las toma es más propensa a adquirir varicela y enfermedades de transmisión sexual.1,2,4

Los implantes como el Norplant y los inyectables como la Depo-Provera, tienen el mismo mecanismo de acción abortiva que la píldora. Tanto el uno como el otro tienen sólo progestágenos.10

El Norplant, además de todos los efectos secundarios antes citados, tiene los riesgos de una cirugía menor, a la que tiene que someterse la mujer para implantárselo, y sobre todo las complicaciones de cuando se retira, operación que resulta siempre muy trabajosa. Por otro lado, el uso del Norplant manipula a la mujer durante un tiempo muy prolongado.10

El Depo-Provera acelera el desarrollo de cánceres al igual que las píldoras. Un gran número de mujeres vietnamitas, refugiadas en Hong Kong, han sufrido grandes efectos colaterales como resultado de estos inyectables.11

Anticonceptivos post-coito

Los "anticonceptivos post-coito" o “píldoras del día después” constituyen una forma de "evitar" la procreación basada en la falsa teoría de que el embarazo comienza con la implantación y no con la fecundación. Esta idea errónea es la que les da el nombre de "anticonceptivos de emergencia" o "post-coito", cuando en realidad se trata de abortivos. Para lograr su objetivo utilizan diferentes métodos, tales como el dispositivo intrauterino (DIU) y ciertas dosis de la píldora abortiva RU 486 y de la misma píldora anticonceptiva durante cierto tiempo después del acto sexual.

 

En todos estos métodos generalmente lo que se busca es evitar la implantación del óvulo ya fecundado, por lo que son métodosabortivos.3

El aborto jamás puede considerarse un método de planificación de la familia y mucho menos un anticonceptivo, pues el aborto consiste en extraer del útero al niño ya concebido en etapas tempranas o tardías de su desarrollo, haciendo uso de diferentes formas de violencia.

El aborto puede ocasionar graves daños físicos y psicológicos en la mujer, aparte de privar de la vida a un pequeño ser humano vivo, inocente e indefenso.

La mejor alternativa

No olvidemos que el hombre y la mujer se realizan a plenitud, en la entrega generosa que de sí mismos hacen al unirse en el acto conyugal, en el cual, además, son capaces de transmitir la vida. Unión y capacidad reproductora son, pues, dos aspectos inseparables del acto conyugal. No pueden ser moralmente aceptados como buenos los métodos de planificación de la familia que, como los artificiales, interfieren de diferentes formas entre ambos aspectos y con ello actúan contra la naturaleza misma del acto conyugal.

Debe usted saber que existen otras formas de llevar a cabo la planificación de la familia ejerciendo la paternidad de manera responsable. Los últimos treinta años, el desarrollo científico ha hecho posible conocer profundamente la naturaleza de la mujer y también poder emplearla para conseguir o espaciar los embarazos, cuando existen razones serias, al poder identificar los momentos fértiles de su ciclo. Se trata de los métodos naturales de planificación de la familia.

Los distintos métodos naturales que hoy existen para espaciar los embarazos...

· ofrecen un alto índice de seguridad

· no dependen de que el ciclo femenino sea regular

· son fáciles de aprender

· contribuyen a la comunicación en el matrimonio

· no tienen efectos perjudiciales

Solicite de Vida Humana Internacional (VHI) este folleto y el que se titula “Métodos naturales de planificación de la familia”. Consulte el portal de VHI para obtener más información acerca de la anticoncepción y la planificación natural de la familia.

Fuentes de información: 1-Hatcher R. Atrussell J. Stewart T y col.: Tecnología Anticonceptiva. Edición Internacional pág 359-369, 1989. 2-Javier Marco Bach: Métodos artificiales de regulación de la fertilidad humana. Cuadernos de Bioética pág 37, 1991. 3-Carol Lynn: Anticonceptivos después del coito sin protección. Network en español pág 7, enero de 1995. 4-Frances French: La conexión entre la píldora y el SIDA. Living World, 1988. 5-Carol Lynn: Métodos que requieren atención especializada. Network en español pág 19, Octubre de 1994. 6-Federal Register, Parte 2, enero 11, 1978 del Dpto. de alimentos y drogas, USA.Contraceptivos orales, pág. 4224.  7-Physicians Desk Reference. Medical Economic Company Inc. Edición de l985. 8-Felicia Stewart, Gary Stewart MD y Robert Halches MD: My Body, My Health. Consumers Union, pág 169-70. 9-Luteranos a favor de la vida, Abortos silenciosos, EE.UU. 10-Sarah Keller, "La progestina es muy eficaz y segura," Network en español, Family Health International, vol. 10, no. 3, julio, 1995, pp. 4-10.11-Marge Berer, "Controversia sobre el uso de Depo Provera por asiladas en Hong Kong", WGNRR Boletín 32 1990, pp. 10-12.

Last modified on Tuesday, 10 April 2012 09:48
Enlaces Externos sobre Anticoncepción

  • One More Soul (en español)
  • Enlaces en Inglés:  Pro Life Movement and other Links



    Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia

    Consecuencias del aborto

    Enseñanzas de la Iglesia