Estas aqui:Portada|Publicaciones|Boletín Electrónico de VHI|2012|VOL. 18 , NO. 4, 16 DE MARZO DEL 2012

VOL. 18 , NO. 4, 16 DE MARZO DEL 2012

Opinión unánime de juristas: El fallo de la corte no tiene efectos jurídicos generales.

Dr. Eduardo A. Maggiora: "El fallo no es obligatorio para los jueces inferiores (primera instancia y Cámaras) por lo que estos pueden fallar en contra del criterio de la Corte, por lo que los jueces que defienden la vida, podrán seguir haciéndolo".

Dr. Jorge Scala: "Todos los fallos son para los casos concretos. Los únicos fallos erga omnes son los de los amparos fundados en el art. 43 de la C.N., que no es este caso".

Dra. Nereida Brumat: "Según el plexo jurídico de la Nación Argentina, la Jurisprudencia de la Corte no es vinculante ni obligatoria. La Corte no legisla".

Dra. Gabriela Quadri: "¿Cuál es el valor del fallo de la Corte? Lo importante para tener en cuenta es que en nuestro sistema judicial el fallo de la Corte Suprema es aplicable exclusivamente al caso concreto que resuelve y no es extensivo a otros supuestos. El fallo no es obligatorio para quienes no son partes de ese juicio. Tampoco es de aplicación obligatoria para los jueces inferiores."

Reiteramos lo dicho más temprano. Tengámoslo todos claro y avisémosle a todos: el fallo de ayer de la corte no legalizó el aborto en caso alguno, porque la corte no legisla, no legaliza, no tiene facultades para ello. El aborto es tan ilegal y tan inconstitucional y criminal como lo ha sido hasta ayer. nada ha variado al respecto. El fallo de ayer de la corte no tiene efectos jurídicos generales, sólo tiene efectos para aquel caso concreto ya acaecido en Chubut hace meses (caso concreto en el que además lamentablemente ya se realizó el crimen de aquel pobre bebé). En definitiva: el fallo de ayer de la corte no es obligatorio para cualquier otro caso presente, pasado o futuro a lo largo y a lo ancho de la toda la nación, e inclusive tampoco es obligatorio para dentro de Chubut. El fallo de la corte de ayer no es "erga omnes".

Nota de VHI: Lo que afirman los juristas es muy cierto. Por otro lado, hay que tener en cuenta que un fallo de esta naturaleza, emitido por el más alto tribunal de un país, tiene un lamentable efecto en la mentalidad colectiva en cuanto a propiciar una “cultura” de muerte. Todos debemos orar para que esta abominable declaración de la Corte Suprema de Justicia de Argentina no trascienda más allá de sí misma. Es esperanzador ver cómo, no sólo estos valientes juristas, sino también muchos obispos, personas y grupos provida en Argentina han manifestado enérgicamente su más absoluto repudio a este descabellado fallo abortista.

 

Fuente: CENTRO DE BIOÉTICA RIOPLATENSE,  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla , 15 de marzo de 2012.

Padre Alfred Cioffi, STD, PhD

 

El Padre Alfred Cioffi es un sacerdote de la Arquidiócesis de Miami. Tiene un doctorado en teología moral por la Universidad Gregoriana, en Roma, y otro doctorado en genética por la Universidad de Purdue, en EEUU. El Padre Cioffi colabora con las Oficinas de Respeto a la Vida de la Arquidiócesis de Miami y con Vida Humana Internacional.

 

Hoy en día hay muchas y diferentes técnicas de procreación humana “asistida”: fármacos para la fertilidad, enriquecimiento y capacitación de espermatozoides, inseminación artificial, transferencia intratubárica de gametos, fecundación in vitro (FIV), diagnóstico pre-implantación y aún la clonación reproductiva. Muchas veces se colocan todas estas técnicas en un mismo nivel. En sentido estricto, sin embargo, algunas de estas técnicas asisten a la procreación, mientras que otras la sustituyen. La distinción entre asistir y substituir señala, respectivamente, lo que es ético y lo que no lo es.

 

La procreación asistida es costosa y gravosa al mismo tiempo. A nivel físico, usualmente implica la hiperestimulación hormonal de los ovarios de la mujer y la extracción de uno a tres docenas de óvulos. En el caso del hombre, implica la obtención y el lavado de espermatozoides. Implica también una serie de exámenes preliminares de la salud general de ambos esposos [1].

 

La procreación asistida también grava en el sentido psicológico, porque, aún después de someterse a todos los exámenes y procedimientos, que duran meses y a veces hasta años, y de pagar alrededor de $30,000 por cada intento, no hay garantía de que va a dar resultado. Si lo logra, usualmente implica la congelación de varios embriones “sobrantes” para un posible uso ulterior, creando así todo un conjunto de problemas nuevos y delicados para el matrimonio.

 

También existen serias preocupaciones sociales. Por ejemplo, durante los últimos 30 años, este negocio ha acumulado, sólo en EEUU, alrededor de medio millón de embriones humanos congelados en “clínicas” de fertilidad [2]. Además, existe la percepción de que la procreación humana “asistida” es “provida”, cuando en realidad implica ataques muy graves contra la vida y dignidad humanas, precisamente en su etapa más vulnerable: la primera semana de desarrollo embrionario.

 

¿Qué es entonces lo que motiva a un matrimonio a someterse a estas tribulaciones? El deseo de tener un hijo. Ahora bien, “tener un hijo” puede entenderse de dos maneras. En sentido literal, en efecto, es natural que unos esposos amorosos quieran tener hijos. Sin embargo, a un nivel más profundo, ningún hijo en realidad puede ser “tenido”, ya que un hijo no es una posesión, no es un objeto, no es una cosa. En vez de ello, un hijo es un don de Dios,. Toda vida, especialmente toda vida humana, es un don de Dios. Y, por definición, no tenemos derecho a lo que se nos ha dado como don, como regalo. Por consiguiente, en realidad nadie tiene derecho a tener un hijo. Sin embargo, los matrimonios sí tienen derecho a desear tener hijos. De hecho, para que su matrimonio sea válido, los contrayentes tienen la responsabilidad de desear los hijos [3]. Pero si éstos vienen o no, ello sigue siendo prerrogativa de Dios.

 

Continuará.

 

Notas:

[1]. Para obtener más información en español sobre este tema, visite, en el portal de VHI, www.vidahumana.org, los temas “Reproducción artificial” y “Experimentación”. Para obtenerla en inglés, visite, en el portal de HLI, www.hli.org, el libro en línea The Facts of Life, de Brian Clowes, PhD, Director de Investigación y Capacitación de HLI, “Chapter 15: Assisted Reproduction”, disponible en: http://www.hli.org/index.php/the-facts-of-life/488?task=view.

[2]. La única investigación hasta la fecha del número de embriones congelados en EEUU fue realizada el 11 de abril del 2002. De las 430 “clínicas” encuestadas, sólo 340 respondieron e informaron que había un total de 396,526 embriones humanos congelados [Hoffman D, Zellman G, Fair C, Mayer J, Zeitz J, Gibbons W y  Turner T (2003).“Cryopreserved embryos in the United States and their availability for research,” Fertility and Sterility 79 (5): 1063-1069]. Debido a que 90 de las 430 “clínicas” no respondieron, y debido a que estos datos ya tienen 5 años, medio millón de embriones congelados es una cifra bastante conservadora.

[3]. El deseo de tener hijos es uno de los tres bienes del matrimonio, los otros dos son la fidelidad y la indisolubilidad. Para obtener una explicación más extensa del matrimonio desde una perspectiva católica, véase la Exhortación Apostólica Familiaris consortio sobre la familia cristiana en el mundo actual, de S.S. Juan Pablo II, publicada el 22 de noviembre 1981, y disponible en:

http://www.vidahumana.org/vidafam/iglesia/familiaris.html.

Consuelo Bascuas

Nota:  Si no se siente inclinado a leer esta carta, vaya, al menos, al final, y lea la reveladora y profética cita tomada de la encíclica Humanæ Vitæ del Papa Paulo VI.

Dado que un efecto, no importa cuán remoto, no puede disociarse de su causa, mi punto de vista -- aunque algunos puedan no estar de acuerdo-- acerca del nuevo “mandato sobre atención de salud” del presidente Obama mediante el cual la Iglesia Católica se vería obligada a facilitar gratuitamente anticonceptivos, abortifacientes y esterilización, es que esta cuestión no solamente implica una violación de la libertad religiosa o de nuestra conciencia cristiana, sino también, un ataque directo a la Iglesia Católica y su doctrina, ya que dicha disposición impediría a la Iglesia Católica, en la práctica, el libre ejercicio de sus normas morales y creencias, obligándola, eventualmente, a cerrar las puertas de sus muchos hospitales y organizaciones caritativas.  Una repercusión de enormes proporciones.

Este es el motivo por el cual, en esta hora, todos los católicos deben apoyar a todos los obispos y sacerdotes que han salido en defensa de esta causa, con conocimiento pleno de la cuestión.  Porque la verdad acerca de la contracepción no se deriva o no resulta de la enseñanza de la Iglesia, sino que es al revés:  la Iglesia sostiene que el uso de métodos artificiales de regulación de la natalidad es un mal porque es la Verdad.

Por lo tanto, yo veo este momento como una oportunidad para aprender y descubrir la dimensión espiritual de esta doctrina y enterarse de por qué la Iglesia sostiene la postura que sostiene respecto de la contracepción y el aborto y por qué ésta no puede cambiar.

 

He aquí algunos enlaces de interés:

Nota de VHI: Visite, en la página de VHI,  la sección “Anticoncepción”, en: http://www.vidahumana.org/anticoncepcion, especialmente la subsección: “Todo sobre la píldora en:http://www.vidahumana.org/anticoncepcion/itemlist/category/162-todo-sobre-la-p%C3%ADldora.

Human Life International –  Busque dos vídeos, uno por un grupo protestante 28 days on the pill y How the pill works as an abortifacient

American Life League -  Bajo “education” / “birth control” se encuentra un par de  documentos informativos.

The Pill - The pill, how does it work? Is it safe? Publicado por una organización llamada Couple to Couple.

Life begins at conception – El testimonio del Dr. Jerome LeJeune en el Tribunal de Circuito del Condado de Blount, Tennessee, sirvió de fundamento para la decisión del juez.  Vea cómo todas las características de un ser humano existen desde el momento de la concepción.  También vale la pena buscar al Dr. Jerome LeJeune en la web.  Es el geneticista que descubrió el síndrome de Down.  Su causa de beatificación ha sido introducida en Francia.  Ha sido declarado Siervo de Dios.

Dr. Sigfried Ernst on Humanae Vitae -  El Dr. Ernst escribió un folleto titulado Is Humanae Vitae outdated? El Dr. Ernst fue uno de los 64 médicos luteranos que firmó una carta dirigida a S.S. Paulo VI en 1968, en apoyo de la encíclica Humanæ Vitæ y para agradecerle el haberla escrito.

Y, finalmente, a continuación, un pasaje profético de la encíclica Humanæ Vitæ de S.S. Paulo VI:

17.- Los hombres rectos podrán convencerse todavía más de la consistencia de la doctrina de la Iglesia en este campo si reflexionan sobre las consecuencias de los métodos de la regulación artificial de la natalidad.  Consideren, ante todo, el camino fácil y amplio que se abriría a la infidelidad conyugal y a la degradación general de la moralidad.  No se necesita mucha experiencia para conocer la debilidad humana y para comprender que los hombres, especialmente los jóvenes tan vulnerables en este punto, tienen necesidad de aliento para ser fieles a la ley moral y no se les debe ofrecer cualquier medio fácil para burlar su observancia.

Podría también temerse que el hombre, habituándose al uso de las prácticas anticonceptivas, acabase por perder el respeto a la mujer, y, sin preocuparse más de su equilibrio físico y psicológico, llegase a considerarla como un simple instrumento de goce egoístico y no como a compañera respectada y amada.

Reflexionese también sobre el arma peligrosa que de este modo se llegaría a poner en manos de autoridades públicas despreocupadas de las exigencias morales.  ¿Quién podría reprochar a un Gobierno el aplicar a la solución de los problemas de la colectividad lo que hubiera sido reconocido lícito a los cónyuges para la solución de un problema familiar?¿Quién impediría a los gobernantes favorecer, y hasta imponer a los pueblos, si lo consideran necesario, el método anticonceptivo que ellos juzgasen más eficaz? En tal modo los hombres, queriendo evitar las dificultades individuales, familiares o sociales que se encuentran en el cumplimiento de la ley divina, llegarían a dejar a merced de la intervención de las autoridades públicas el sector más personal y más reservado de la intimidad conyugal.

Por tanto, si no se quiere exponer al arbitrio de los hombres la misión de engendrar la vida, se deben reconocer necesariamente unos límites infranqueables a la posibilidad de domino del hombre sobre su propio cuerpo y sus funciones; límites que a ningún hombre, privado o revestido de autoridad, es lícito quebrantar.  Y tales límites no pueden ser determinados sino por el respeto debido a la integridad del organismo humano y de sus funciones […] [Enfasis añadido]

Antes de concluir, quisiera ofrecer una oración muy corta, pero oportuna, para su uso:

Líbrame, Señor, de la ceguera espiritual, moral y política.

Siéntase en libertad de dar a conocer por correo, correo electrónico o de cualquier otro modo esta carta.

 

Muchas gracias.

 

Consuelo Bascuas es especialista en lengua española y traductora profesional del inglés al español y viceversa. Consuelo también colabora con VHI.

Continuamos y concluimos el artículo de Arnald K. Nichols, director de HLI America (HLI EEUU) sobre este tema. Véase (en inglés): www.hli.america.org.

 

El comité que sometió el “estudio científico” al Departamento de Salud y Servicios Humanos del Gobierno de EEUU (HHS, por sus siglas en inglés), para justificar su norma de obligar a las aseguradoras de salud a incluir gratuitamente la cobertura de anticonceptivos (incluyendo los que son abortivos), la esterilización y ciertos fármacos abortivos, debió haber examinado más estudios rigurosos que han sido revisados por colegas de este campo científico dedicado al análisis de los potenciales efectos colaterales negativos de la anticoncepción química. Este tipo de estudios, que han sido publicados en las revistas de medicina más prestigiosas, indican que los riesgos de cáncer de mama son significativamente más elevados en las usuarias de anticonceptivos orales, especialmente en aquellas mujeres que comienzan a usarlos antes de su primer embarazo a término, las que tienen un historial familiar de cáncer de mama y las que fuman. El riesgo de accidente cerebrovascular es también mucho más elevado en las usuarias de anticonceptivos orales. Al respecto hay estudios que arrojan una tasa de 1.5 a 4 veces de mayor riesgo. Los hallazgos en relación con esto último han sido publicados en revistas como el Journal of American Medical Association y el Journal of the American Heart Association (que se dedica al corazón). Los coágulos sanguíneos también constituyen un riesgo significativo para las usuarias de anticonceptivos orales, como lo indica con toda claridad el Physician’s Desk Reference (el manual de consulta para los médicos en EEUU): “El aumento del riesgo de enfermedad tromboembólica y trombótica asociado al uso de anticonceptivos orales está bien establecido”.

 

A comienzos de este año, la agencia del gobierno de EEUU que se dedica a la supervisión y la regulación de la comercialización de alimentos y fármacos (FDA, por sus siglas en inglés), anunció una revisión de la seguridad de los anticonceptivos orales de mayor venta en el mercado (Yaz, Yasmin y Beyaz) para responder a estudios recientes que mostraban que el uso de estos fármacos comportan un riesgo de dos a tres veces mayor de coágulos arteriales en comparación con el ya elevado riesgo vinculado a otros tipos de anticonceptivos orales. Finalmente, los estudios demostraron que las usuarias de anticonceptivos orales tienen un mayor riesgo de sufrir ataques cardiacos que las que no los usan, y que sus arterias desarrollan placas con más rapidez. Si una mujer tiene otros factores de riesgo, su propensión aumenta drásticamente.

 

Nuestros funcionarios públicos nos han fallado en la selección de un comité de composición política uniforme para asesorar a Kathleen Sebelius y al HHS, del cual ella es la Secretaria; en la falta de integridad con la cual llevó a cabo su investigación; y en la forma tan imprudente en que ha arriesgado la salud de millones de mujeres estadounidenses. El Consejo de Investigación de la Familia (una organización a favor de la familia en EEUU), resumió muy bien la situación: “Esta decisión desestima completamente la opinión, la investigación y la ciencia que no apoyan una ideología proaborto”. Muchas personas y organizaciones han planteado preocupaciones similares, pero sus palabras han caído en oídos sordos. Sin embargo, hay evidencia convincente de que la Recomendación 5.5 [la que recomendó la cobertura de anticonceptivos, etc.] ya había sido decidida por motivos ideológicos en vez de estándares objetivos científicos y médicos o en base a las verdaderas necesidades de salud de las mujeres.

 

Quizás no deba sorprendernos que la maniobra política y la ideología sean obstáculos al presunto objetivo del HHS de garantizar la salud del pueblo estadounidense. No esperamos que la manera de forjar las políticas públicas en nuestra democracia sea completamente desinteresada. Lo que sí nos sorprende, sin embargo, es la osadía con la que el comité eludió la práctica profesional de la investigación con el objeto de arrojar conclusiones que ya sostenía desde un comienzo. Los funcionarios del HHS son nombrados para realizar una investigación que la ciudadanía en general no tiene el tiempo ni la pericia de acometer. Pero no son nombrados para engañar y desinformar. Debemos ser capaces de poder confiar plenamente en la integridad de aquellos en quienes delegamos estas tareas tan importantes. Al tergiversar los datos relevantes, el comité y la Secretaria Sebelius han traicionado la confianza que en ellos ha depositado el pueblo de EEUU y han arriesgado potencialmente la salud de millones de mujeres.

 

Arland K. Nichols es el director nacional de HLI America (HLI EEUU), una iniciativa educativa de Human Life International. Averigüe más acerca de su misión en www.hliamerica.org.

 

Fuente: Public Discourse: Ethics, Law and the Common Good, http://www.thepublicdiscourse.comhttp://www.thepublicdiscourse.com/2011/09/4031?printerfriendly=true, 28 de septiembre, 2011.



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia