Descanse en paz, Magaly Llaguno, Gran Defensora de la Vida


ENTRAR AQUI

HLI

Visita de jóvenes universitarios a la Maternidad E. Sotomayor en la Ciudad de Santiago de Guayaquil


El 25 de marzo se realizó un evento a causa del Día del Niño por Nacer y  reunió a más de 35 jóvenes universitarios a celebrar la vida en la Maternidad Enrique Sotomayor en la Ciudad de Santiago de Guayaquil. Asistieron un gran número de miembros  que forman parte del Movimiento Provida "Jóvenes por La vida", los cuales luchan por la defensa de la vida y los derechos humanos. 

Los  jóvenes enfatizaron que eventos como estos deben ser realizados para poder motivar a las mujeres a rescatar el valioso y gran significado que envuelve la maternidad y así sepan que el primer derecho que ellas deben defender, es la vida de sus hijos. Además añaden que la alegría no puede faltar en días como éste y fue así como lo demostraron en el programa que se llevó a cabo dentro de la visita a la Maternidad, dónde contaron con jóvenes, portadores de sonrisas, disfrazados de mimos y más de una decena de voluntarios acompañándolos con obsequios para las madres presentes en el lugar. 

Freddy Salcán, director de "Jóvenes por la Vida" nos cuenta: "Todos los esfuerzos valieron la pena con el fin de ver  sonrisas en el rostro de las madres, que en muchos casos le dieron un sí a la vida a temprana edad y luchan por sacar su familia adelante. La alegría que llevamos no fue sólo para las madres que estaban internadas en las salas sino para todo aquel que estaba en los pasillos o junto a ellas. Luego de una introducción presentando al grupo, los voluntarios preparamos dinámicas que divertían a las madres y sus familiares, fue un día en que la Maternidad Enrique Sotomayor se inundó de alegría.

"Este apostolado es parte de todo lo que hacemos, charlas sobre la vida y la familia, vigilias en las calles, plantones y adoración al Santísimo." Y finalizó diciendo: "Necesitamos más jóvenes que se preparen para defender los derechos del no nacido y que participen activamente de este apostolado."

Jóvenes por la Vida es un movimiento que defiende los derechos humanos y promociona la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Lo conforman líderes colegiales y universitarios católicos apasionados por la vida.

En nuestro artículo anterior sobre este tema abordamos la revelación de Dios como Padre en la Biblia. Ahora nos toca abordar la dignidad de la mujer en la Sagrada Escritura. Y que mejor manera de presentar ese tema que con la enseñanza de la Iglesia Católica sobre la dignidad y la vocación de la mujer. Presentamos, pues, a continuación los fragmentos más importantes de la Carta Apostólica Mulieris Dignitatem sobre la dignidad y vocación de la mujer en ocasión del Año Mariano (15 de agosto de 1988) de Su Santidad, el Papa Juan Pablo II.

Ha llegado la hora en que la vocación de la mujer se cumple en plenitud, la hora en que la mujer adquiere en el mundo una influencia, un peso, un poder jamás alcanzados hasta ahora. Por eso, en este momento en que la humanidad conoce una mutación tan profunda, las mujeres llenas del espíritu del Evangelio pueden ayudar tanto a que la humanidad no decaiga.

 

En efecto, en el cristianismo, más que en cualquier otra religión, la mujer tiene desde los orígenes un estatuto especial de dignidad, del cual el Nuevo Testamento da testimonio en no pocos de sus importantes aspectos (...); es evidente que la mujer está llamada a formar parte de la estructura viva y operante del cristianismo de un modo tan prominente, que acaso no se hayan todavía puesto en evidencia todas sus virtualidades.

 

"El hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir" (Mc 10,45). Precisamente este servicio constituye el fundamento mismo de aquel Reino, en el cual servir (...) quiere decir reinar.

 

La existencia del hombre y de la mujer, corona toda la obra de la creación; ambos son seres humanos en el mismo grado, tanto el hombre como la mujer; ambos fueron creados a imagen de Dios. Esta imagen y semejanza con Dios, esencial al ser humano, es transmitida a sus descendientes por el hombre y la mujer, como esposos y padres: "Sed fecundos y multiplicaos y henchid la tierra y sometedla" (Gén 1, 28).

 

El texto bíblico proporciona bases suficientes para reconocer la igualdad esencial entre el hombre y la mujer desde el punto de vista de su humanidad. Ambos desde el comienzo son personas, a diferencia de los demás seres vivientes del mundo que los circunda. La mujer es otro yo en la humanidad común.

 

La descripción bíblica habla, por consiguiente, de la institución del matrimonio por parte de Dios en el contexto de la creación del hombre y de la mujer, como condición indispensable para la transmisión de la vida a las nuevas generaciones de los hombres, a la que el matrimonio y el amor conyugal están ordenados: "Sed fecundos y multiplicaos y henchid la tierra y sometedla" (Gén 1, 28).

 

En la "unidad de los dos" el hombre y la mujer son llamados desde su origen no sólo a existir "uno al lado del otro", o simplemente "juntos", sino que son llamados también a existir recíprocamente, "el uno para el otro". De esta manera se explica también el significado de aquella "ayuda" de la que se habla en el Génesis 2,18-25: "Voy a hacerle una ayuda adecuada" (...)  Se entiende fácilmente que - desde esta perspectiva fundamental - se trata de una "ayuda" de ambas partes, que ha de ser "ayuda" recíproca.

 

Queremos referirnos aquí a varios textos característicos del profeta Isaías: "Pero dice Sión: 'Yahveh me ha abandonado, el Señor me ha olvidado'. ¿Acaso olvida una mujer a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque esas llegasen a olvidar, yo no te olvido'" (49, 14-15). Y en otro lugar: "Como uno a quien su madre le consuela, así yo os consolaré (y por Jerusalén seréis consolados)" (Is 66,13). También en los Salmos Dios es comparado a una madre solícita: "No, mantengo mi alma en paz y silencio como niño destetado en el regazo de su madre. ¡Como niño destetado está mi alma en mí! ¡Espera, Israel, en Yahveh desde ahora y por siempre!" (Sal 131 [130], 2-3). En diversos pasajes el amor de Dios, siempre solícito para con su Pueblo, es presentado como el amor de una madre: como una madre Dios ha llevado a la humanidad, y en particular a su pueblo elegido, en el propio seno, lo ha dado a luz en el dolor, lo ha nutrido y consolado (cf. Is 42, 14;46, 3-4). El amor de Dios es presentado en muchos pasajes como amor "masculino" del esposo y padre (cf. Os 11,1-4;Jer 3,4-19), pero a veces también como amor "femenino" de la madre.

 

El misterio del eterno "engendrar" [de Dios Hijo por parte de Dios Padre] (...) es espiritual del modo más perfecto, ya que "Dios es espíritu" (Jn 4,24) y no posee ninguna propiedad típica del cuerpo, ni "femenina" ni "masculina". Por consiguiente, también la "paternidad en Dios es completamente divina", libre de la característica corporal masculina, propia de la paternidad humana.

 

La unión matrimonial exige el respeto y el perfeccionamiento de la verdadera subjetividad personal de ambos. La mujer no puede convertirse en objeto de dominio y de posesión masculina.

 

La mujer -en nombre de la liberación del dominio del hombre- no puede tender a apropiarse de las características masculinas, en contra de su propia originalidad femenina. Existe el fundado temor de que por este camino la mujer no llegará a realizarse y podría, en cambio, deformar y perder lo que constituye su riqueza esencial.

 

Los recursos personales de la femineidad no son ciertamente menores que los recursos de la masculinidad; son sólo diferentes.

 

En todos los casos en los que el hombre es responsable de lo que ofende la dignidad personal y la vocación de la mujer, actúa contra su propia dignidad personal y su propia vocación.

 

María es testigo del nuevo principio y de la nueva criatura, (cf. 2 Cor 5,17). Es más, ella misma, como la primera redimida en la historia de la salvación, es una nueva criatura; es la llena de gracia. Es difícil comprender por qué las palabras del Protoevangelio [Génesis 3:15] ponen tan fuertemente en evidencia a la mujer si no se admite que en ella tiene su comienzo la nueva y definitiva Alianza de Dios con la humanidad, la Alianza en la Sangre redentora de Cristo. Esta Alianza tiene su comienzo con una mujer, la mujer, en la Anunciación de Nazaret. Esta es la absoluta novedad del Evangelio. En el Antiguo Testamento otras veces Dios, para intervenir en la historia de su pueblo, se había dirigido a algunas mujeres, como, por ejemplo, a la madre de Samuel y de Sansón; pero para estipular su Alianza con la humanidad se había dirigido solamente a hombres: Noe, Abraham, Moisés. Al comienzo de la Nueva Alianza, que debe ser eterna e irrevocable, está la mujer: la Virgen de Nazaret. Se trata de un signo indicativo de que en Jesucristo "no hay ni hombre ni mujer" (Gál 3,28). En él la contraposición recíproca entre el hombre y la mujer - como herencia del pecado original - está esencialmente superada. "Todos vosotros sois uno en Cristo Jesús", escribe el Apóstol (Gál 3,28).

 

Las palabras que el evangelista pone en labios de María después de la Anunciación, durante su visita a Isabel: "Ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso" (Lc 1,49) (...) se refieren ciertamente a la concepción del Hijo, que es "Hijo del Altísimo" (Lc 1,32), el "santo" de Dios; pero a la vez pueden significar el descubrimiento de la propia humanidad femenina. "Ha hecho en mi favor maravillas": éste es el descubrimiento de toda riqueza, del don personal de la femineidad, de toda originalidad de la mujer en la manera en que Dios la quiso, como persona en sí misma y que al mismo tiempo puede realizarse en plenitud por medio de la entrega sincera de sí. En María, Eva vuelve a descubrir cuál es la verdadera dignidad de la mujer, de su humanidad femenina. Y este descubrimiento debe llegar constantemente al corazón de cada mujer, para dar forma a su propia vocación y a su vida.

 

Continuará.

 

Padre Miguel Manzanera, SJ
Presidente,
ANE Provida Bolivia
Organización afiliada a VHI

En una reciente catequesis de los miércoles (2014/04/02) el Papa Francisco ante numerosos fieles congregados en la Plaza de San Pedro se refirió al matrimonio como "el sacramento que nos lleva al corazón del plan de Dios, que es un plan de alianza, con su pueblo, con todos nosotros, un plan de comunión". Estas palabras posiblemente sorprendan a muchas personas para quienes el matrimonio es simplemente una unión, más o menos circunstancial, entre el varón y la mujer o incluso, como algunas ideologías pretenden, entre dos varones, dos mujeres u otras variaciones.

Las palabras del Papa sorprenden aún más cuando afirma que "este Sacramento nos conduce al corazón del diseño de Dios, que es un diseño de alianza con Su Pueblo, con todos nosotros, un diseño de comunión. Al principio del libro del Génesis, el primer libro de la Biblia, como culminación del relato de la creación se dice: «Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó... Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne». (Génesis 1, 27; 2, 24).

"La imagen de Dios es la pareja matrimonial, es el varón y la mujer. Los dos. No sólo el varón, el hombre, no sólo la mujer, sino los dos. Y esta es la imagen de Dios. Y el amor y la alianza de Dios en nosotros están allí. Está representada en aquella alianza entre el hombre y la mujer. Y esto es muy bello. Hemos sido creados para amar, como un reflejo de Dios y de su amor. Y en la unión conyugal el hombre y la mujer realizan esta vocación en el signo de la reciprocidad y de la comunión de vida plena y definitiva".

"Cuando un hombre y una mujer celebran el sacramento del Matrimonio, Dios, por así decir, se 'refleja' en ellos, les imprime sus propios rasgos y el carácter indeleble de su amor. Un matrimonio es el icono del amor de Dios con nosotros. ¡Es muy bello! También Dios, de hecho, es comunión: las tres personas del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo viven desde siempre y para siempre en unidad perfecta. Y es justamente este el misterio del Matrimonio: Dios hace de los dos esposos una sola existencia - y la Biblia es fuerte, dice "una sola carne" -, así de íntima es la unión del hombre y de la mujer en el Matrimonio. Y es precisamente este el misterio del Matrimonio. El amor de Dios que se refleja en el Matrimonio, en la pareja, que deciden vivir juntos. Y por eso el hombre deja su casa, la casa de sus padres, y se va a vivir con su mujer y se une tan fuertemente a ella que se convierte - dice la Biblia - en una sola carne, no son dos, son uno".

No es la primera vez que un Papa se refiere al matrimonio como icono del amor de Dios Trinidad. El muy querido Juan Pablo II publicó en 1994, Año Internacional de la Familia, la Carta a las Familias, documento considerado como el más sincero y personal de su pontificado. En él desvela el gran misterio de la relación entre el Nosotros Trinitario y el nosotros humano familiar: "A la luz del Nuevo Testamento es posible descubrir que el modelo originario de la familia hay que buscarlo en Dios mismo, en el misterio trinitario de su vida. El "Nosotros" divino constituye el modelo eterno del "nosotros" humano; ante todo, de aquel "nosotros" que está formado por el varón y la mujer, creados a imagen y semejanza divina" (Carta 6).

Ambos Papas, Francisco y  Juan Pablo II, se refieren a un gran misterio, todavía por desvelar. El matrimonio y la familia son la obra suprema de la creación. Dios, después de haber creado todas las cosas y los animales, creó al hombre (Adam), varón y mujer, a su imagen y semejanza, ordenándoles que fuesen fecundos (Gn 1, 28). Esta imagen humana remite a Dios como la Familia Trinitaria. Este misterio escondido durante siglos comienza a desvelarse en la encarnación, cuando Dios Padre juntamente con el Espíritu Santo (en hebreo: "Rúaj" Santa) determinan la encarnación del Hijo en el seno virginal de Virgen María, desposada con José, quien por disposición divina será el padre adoptante de Jesús. De esta manera se constituye la Sagrada Familia de Nazaret como el primer icono sacramental de la Familia Divina.

Lamentablemente las corrientes culturales predominantes, exageradamente erotizadas, publicitan el sexo simplemente como un momento de placer, fuente de lucro y de inmoralidad. Muchas personas tienen relaciones sexuales como un pasatiempo o diversión o simplemente como una unión pasajera o temporal, desconociendo la santidad del matrimonio y su importancia crucial para el correcto desarrollo de las personas y de los pueblos. Por todo ello la Iglesia Católica se ha constituido en la gran defensora del matrimonio y de la familia, imagen viva de la Trinidad.

Dr. Oscar Botta
Médico Especialista en Salud Pública
Ex-Secretario de Salud Pública de San Miguel
Presidente
Fundación Acción por la Vida y la Familia
Organización afiliada a VHI en Argentina
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
 

Veamos ahora por qué el Levornogestrel (LNG) es un abortivo y no un anticonceptivo.

Si un procedimiento es capaz de impedir la fecundación, debe hablarse de un efecto anticonceptivo, en cambio si su efectividad se debe a su acción posterior a la fecundación, donde ya se ha formado un nuevo ser humano, estamos ante un efecto abortivo.

Para que el LNG actúe como anticonceptivo es necesario que inhiba la ovulación o que impida el  ascenso de los espermatozoides hasta el tercio externo de la Trompa de Falopio.

Es aceptado que el LNG  bloquea la ovulación si se ingiere 3 ó más días antes de la ovulación, pero si se ingiere en etapas posteriores no será capaz de impedir la ovulación, por lo tanto el efecto es post-conceptivo o sea abortivo.

Independientemente  de cual sea el mecanismo del LNG, su efecto abortivo es indiscutible por la su particular estructura química, de la cual derivan sus propiedades farmacológicas y por otro lado la dosificación y régimen que se administra.

Ahora bien, a qué se debe que el LNG tenga estos efectos. La píldora del día después o para la anticoncepción de emergencia (AE), a ciencia cierta, y sin eufemismos médicos o farmacológicos, es utilizado como abortivo de emergencia (porque esa es su finalidad)  es un compuesto sintético derivado de la 19-nortestoterona, molécula que a su vez, deriva de la hormona masculina testosterona.

Usado como abortivo de emergencia se administra en una dosis de 0,75mg que se repite 12 horas después para dar un total de 1,5mg, dosis 50 veces mayor a la usada en un contraceptivo oral en base al LNG. Esto produce un efecto brusco, "un golpe", de la concentración del LNG en la sangre, seguida por un descenso más gradual [9].

Efecto Abortivo. El LNG impide con gran eficacia el desarrollo del embrión humano (femenino o masculino) entre el momento de la fecundación y el momento de la implantación. Este efecto abortivo se produce por uno o más de los siguientes mecanismos:

1) Alteración en el transporte del embrión en las trompas o en el útero, retardando el proceso o acelerándolo, de tal modo que no sea capaz de implantarse en el momento de máxima receptividad o momento de la "ventana de implantación" del endometrio, con lo cual la anidación no ocurre.

2) Efectos sobre la receptividad del endometrio que impedirían la implantación.

3) Función secretora del endometrio. Ya en dosis bastante menores a las usadas como "abortivo de emergencia", es capaz de inducir una intensa y prolongada alcalinización del líquido uterino, (elevación del pH) la cual revela una marcada alteración en la función secretora del endometrio, la cual sin duda debe acentuarse con las dosis más altas administradas para el efecto "abortivo de emergencia", o sea 1,5mg versus 0,4mg de LNG [10].

También es impresionante el hallazgo de Young y cols. quienes vieron que el LNGhace desaparecer del líquido uterino la proteína endometrial asociada a la progesterona, PAEP, conocida como glicoledina A, PP-14, etc. que es la más abundante en este líquido uterino y se considera muy importante para la protección inmunitaria y por lo tanto para el desarrollo del embrión antes de su implantación.

Este efecto es de tal magnitud que demuestra que el LNG tiene otros efectos aparte de los progestínicos, ya que una droga similar a la progesterona, de forma inusual, no puede creerse que tenga efectos tan opuestos como este.

Estudios de Kesserü, de Young y de Wu, coinciden en demostrar que la droga LNG produce intensas y prolongadas alteraciones en la función secretora del endometrio y fundamentalmente en el pH endometrial.

Se ha visto que la preparación inmediata y localizada del endometrio para la implantación es efectuada por el embrión mismo, especialmente por la secreción de gonadotrofina coriónica y de alrededor de 20 factores que produce el embrión antes de implantarse [11].

Esta intensa actividad de síntesis y secreción de proteínas lleva a una alta demanda de energía. Ello se refleja en un marcado aumento del consumo de glucosa por parte del embrión humano antes de la implantación, el que se triplica en solo tres días.

Es muy importante considerar que el pH intracelular del embrión humano antes de implantarse es de 7,12 [12]. En el líquido uterino alcalinizado por el LNG el pH puede llegar hasta 9,1 ó más, esto es 100 veces más alcalino que el interior de las células del embrión.

Notas:

[9]. B-M. Landgren, E. Johannison, A.R. Aedo, A.Kumar. Shi Yong-en. The effect of levonorgesterel administered in large doses at different stages of the cycle on ovarian function and endometrial morphology. Contraception. 39:275 (1989).

[10]. E.Kesserü, F.Garmendia, N Westphal, J.Parada. The hormonal and peripheral effects of  d-norgestrel in post-coital contraception. Contraception 10:411 (1974) Inicialmente de denominaba norgestrel.

[11]. C.L. Stewart, E.B.Cullinan. Preimplantation development of mammalian embryo and its regulation by growth factors. Dev. Genet.     21:91 (1997).

[12]. K.P.Phillips, M-C. Léveillé, P. Claman, J.M.Baltz. Intracellular pH regulation in human preimplantation embryos. Human Reproduction.15.896. (2.000).

Dr. Oscar Botta
Médico Especialista en Salud Pública
Ex -Secretario de Salud Pública de San Miguel
Presidente
Fundación Acción por la Vida y la Familia
Organización afiliada a VHI en Argentina
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
 

No se puede confundir un embrión con un puñado de células. Ese proceso que comienza con la fecundación tiene características únicas:

Se auto gestiona: no necesita más información genética, sino sólo una cascada de activaciones para que cada una de las características que están en su ADN se manifiesten.

Se auto alimenta los primeros días y luego recibe solo nutrientes de la madre a través de la placenta.

Comienza a dirigir hormonalmente su propio proceso de gestación a partir del 7mo día.

Queda establecido su sexo biológico y su grupo sanguíneo (que puede ser diferente al de la madre).

La implantación sólo permite que el embrión en estadio de unas cuantas células pueda seguir su desarrollo y no existe un salto cualitativo de naturaleza.

Después, el embrión tiene las siguientes etapas significativas de su desarrollo:

A las 2da semana el embrión es un disco trilaminar, del cual de cada capa se irán organizando todos los órganos del cuerpo.

Entre las 5ta y 7ma semana si es varón y 6ta y 9na semana si es mujer, irán migrando las células que darán origen a las gónadas (testículo en el varón y ovario en las nenas).

Su corazón comienza a latir entre los 20 y 25 días.

La base del sistema nervioso se establece alrededor de los 20 días (se cierra el polo cefálico y más tarde el caudal), a los 42 días el esqueleto está completo y hay reflejos, y a los 45 días se pueden registrar los impulsos eléctricos de su cerebro, así como sensores en la piel que le permiten registrar el dolor.

A las 8 semanas se le puede hacer un electrocardiograma y detectar los latidos de su corazón.

Se forman las extremidades, la cara, el oído, la nariz y los ojos.

Aumenta el tamaño de la cabeza, del hígado y el corazón. Si se le pone un objeto en la mano, lo agarra y sostiene.

Se mueve en el líquido amniótico como si fuera un nadador innato.

Hay actividad eléctrica en el cerebro.

El feto puede hacer mueca (sonríe, siente cosquilla), pesa 14 gramos.

Solo le falta aumentar su tamaño y madurar. Puede dormir y despertar.

A las 9 o 10 semanas entreabre los ojos, traga, mueve la lengua, y si se le toca la palma de la mano, hará un puño.

A las 10 semanas ya posee huellas digitales, el cerebro y todos los órganos del cuerpo ya están presentes. Durante esa etapa, si hacemos cosquillas en la nariz del bebé, éste moverá la cabeza hacia atrás para alejarse del estímulo.

Entre las 11 y 12 semanas se chupa vigorosamente el pulgar y aspira el fluido amniótico.

A las 12 semanas, etapa durante la cual se llevan a cabo la mayoría de los abortos, su cuerpo está completamente formado, sus órganos ya están funcionando y puede sentir dolor. Se pueden ver con claridad sus genitales.

En el 3er mes duplica su talla (la cabeza equivale a un tercio) aparece el pelo y las uñas. Todos sus órganos están funcionando, puede reconocer ruidos.

Se perfilan sus rasgos faciales.

A las 16 semanas, con sólo 16.5 cm de largo, el niño puede usar las manos para agarrar, puede nadar y hasta puede girar.

A las 18 semanas el niño es activo y energético, flexiona los músculos, da puñetazos y patea, ahora la madre siente sus movimientos. Mientras va creciendo dentro de la madre, el niño se desarrolla separadamente de ella, con su provisión y tipo de sangre individual y distinta de la de la madre.

Al llegar el quinto mes ya ha transcurrido la mitad del embarazo. El feto mide aproximadamente 30 centímetros de largo. La madre ya siente sus movimientos. El feto puede reaccionar dando un salto, a los ruidos altos o alarmantes. El primer sentido que se desarrolla es el de la audición.

Durante el sexto mes comienzan a funcionar las glándulas sebáceas y sudoríparas. La delicada piel del niño o niña en desarrollo, está protegida del fluido amniótico que le rodea mediante un ungüento especial llamado vernix caseoso.

Durante el séptimo mes el niño o la niña ya utiliza cuatro sentidos: el de la vista, el del oído, el del gusto y el del tacto. También puede reconocer la voz de su madre.

Adolfo J. Castañeda, MA, STL
Director de Educación e Investigación para el Mundo Hispano
Vida Humana Internacional

 

Felipe Vizcarrondo, MD, MA (Bioética)
Colaborador y Asesor

 

¿Está interesado en defender la vida humana con eficacia, pero siente que no tiene los conocimientos necesarios para hacerlo? ¿Ha buscado información en la Internet y la ha encontrado, pero siente que es demasiada y que el sintetizarla y organizarla le llevaría mucho tiempo y esfuerzo? Pues, ¡deje de buscar! En este curso la encontrará. 

Con gran alegría les anunciamos que, Dios mediante, los días del 16 al 18 del próximo mes de agosto (2013) tendrá lugar, en la ciudad de Dallas, Texas, el Congreso Hispano de las Américas de Respeto a la Vida y Evangelización.

 

Oficialmente, los anfitriones de este magno evento son las diócesis colindantes de Dallas y Ft. Worth y el que invita es Mons. Kevin J. Farrell, Obispo de Dallas. Pero en realidad, los patrocinadores son todos los obispos católicos de EEUU. La Conferencia de Obispos Católicos de EEUU (USCCB, por sus siglas en inglés), en un gesto pastoral sin precedentes, han lanzado toda su ayuda a este congreso. De hecho, la USCCB conformó un equipo asesor para éste y los demás congresos de este tipo que se seguirán cada dos años, con el favor de Dios. Ese equipo asesora al Secretariado para las Actividades Provida, no sólo para este congreso, sino para los que seguirán en el futuro. El equipo está conformado por líderes provida hispanos en EEUU. La organización concreta del evento ha recaído sobre la gran líder provida hispana de Dallas y del Norte de Texas, Aurora Tinajero y su equipo de asistentes.

Ing. Mario Rojas, MBA
Director de Coordinación para el Mundo Hispano
Vida Humana Internacional

 

La noticia de la partida de Magaly no fue una sorpresa para muchos de nosotros, que sabíamos que ella vivía con el tiempo prestado por gracia del Señor debido a su cáncer terminal. Pero siempre deja una huella profunda en todos aquellos que tuvimos la suerte de haberla conocido.

 

Después de mi efectivo retorno a la Iglesia Católica en 1998 (en Medjugorje), me di cuenta que todo católico comprometido con su fe necesariamente debería defender la vida y la familia. 

Adolfo J. Castañeda, MA, STL
Director de Educación e Investigación para el Mundo Hispano
Vida Humana Internacional

 

A tres semanas de que Magaly se haya ido a la Casa del Padre [1], es válido realizar una breve reflexión sobre el legado que esta indomable defensora de la vida humana nos ha dejado.

 

Reitero las palabras que en su honor publiqué como parte del comunicado de prensa de Human Life International y Vida Humana Internacional (VHI) que se encuentra en nuestra página de Internet [2]:

La Asociación Evangelium Vitae, organización que está afiliada a Vida Humana Internacional (VHI) en España, invita a todos a participar en la Jornada de Evangelium Vitae “Creyendo Tenemos Vida”, que se llevará a cabo en Roma, los días 15 y 16 de junio de 2013. “¡Anuncia… Acoge… Celebra… Testimonia el Evangelio de la Vida!” (Beato Juan Pablo II. Oración por la Vida. Evangelium Vitae, no. 105.) 

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Pág. 1 de 99



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia