Descanse en paz, Magaly Llaguno, Gran Defensora de la Vida


ENTRAR AQUI

HLI

HUMAN LIFE INTERNATIONAL REDESSVIDA

ARQUIDIÓCESIS DE GUADALAJARA

COMITÉ NACIONAL PROVIDA

(REGIÓN OCCIDENTE)

III ENCUENTRO Latinoamericano para

SACERDOTES  Y SEMINARISTAS  POR LA VIDA

“YO HE VENIDO PARA QUE TENGAN VIDA Y LA TENGAN EN ABUNDANCIA” (Juan 10:10)


08, 09, 10 de OCTUBRE 2014  Instalaciones UNIVA, Guadalajara, Jal.


Descargar Programa
Descargar Programa Laicos



Formulario de Inscripción



LOS ÁNGELES, 23 Jun. 14 / 07:46 pm (ACI).- El Arzobispo de Los Ángeles (Estados Unidos), Mons. José Gómez, alentó a los fieles a participar en la Quincena por la Libertad (Fortnight for Freedom) ante las “crecientes amenazas” que existen sobre la libertad individual y de la Iglesia y que ponen en peligro el derecho de los católicos a reflejar su fe en la sociedad.

En su reciente columna publicada en ACI Prensa, el Prelado recordó la decisión de los obispos de EEUU de mantener el Comité “ad hoc” para la Libertad Religiosa por tres años más.

“El hecho de que necesitemos este Comité –explicó-, apunta a una realidad incómoda: que el compromiso original de nuestro país con la libertad religiosa ya no es algo seguro. Para llamar la atención sobre las crecientes amenazas a nuestra libertad individual y a la libertad de la Iglesia, los obispos” están invitando a los católicos a participar de la tercera “Quincena por la Libertad”, que culminará el 4 de julio.

En su columna, Mons. Gómez citó el libro del Arzobispo de Milán (Italia), Cardenal Angelo Scola, titulado “No nos olvidemos de Dios: libertad de credos, de culturas y política”, que “explica por qué la libertad de religión es un asunto crucial de los derechos humanos de nuestro tiempo”, desde las persecuciones en África, Medio Oriente y Asia, hasta los conflictos entre creyentes y autoridades seculares en América y Europa.

En ese sentido, el Arzobispo de Los Ángeles señaló que la religión significa “más que la oración y el culto en la cultura y la sociedad estadounidenses”. “Los documentos fundacionales de Estados Unidos reflejan una visión del mundo esencialmente religiosa: que Dios es nuestro Creador y que Él guía el curso de los acontecimientos humanos”, recordó.

Así, “la Declaración de Independencia establece que el fin del gobierno es defender los derechos dados por Dios a toda persona humana. La libertad religiosa es la ‘primera libertad’ en la Declaración de Derechos de la Constitución”, porque los fundadores “sabían que una sociedad libre depende de poder contar con instituciones religiosas sólidas” y personas formadas en la moral y en las virtudes que emanan de la fe religiosa.

Sin embargo, muchas personas y líderes políticos y culturales creen que como sociedad “hemos ‘ultrapasado’ lo que nuestros fundadores creían” y por tanto la visión religiosa del mundo que tenían los fundadores del país “ya no es pertinente en nuestra época ‘post-moderna’”.

“Si nos olvidamos de que Dios es nuestro Creador, y si nos olvidamos de que los derechos humanos nos son dados por Dios y no concedidos por el gobierno, entonces perdemos la razón de la lucha contra la injusticia y por la promoción de la dignidad humana”, advirtió.

Mons. Gómez recordó que los católicos y creyentes de otras religiones tuvieron un papel importante en el “progreso en la justicia social”, como la abolición de la esclavitud, el voto de las mujeres, los derechos civiles de los afroamericanos y de los trabajadores agrícolas, la lucha contra la pobreza y la defensa de los no nacidos.

Por ello, afirmó, es importante que católicos y otros creyentes “tomen un papel de liderazgo (…) en los debates y conversaciones que están definiendo la dirección y la cultura de nuestro país”.

“Tenemos que recordar que nuestra fe en Jesucristo debe necesariamente tener consecuencias. No sólo en nuestras propias vidas y en nuestros propios hogares, sino también en la sociedad en la que vivimos. Como católicos, tenemos un punto de vista que nuestra sociedad necesita escuchar: una hermosa visión de la dignidad humana y de la sociedad humana que estamos llamados a compartir con nuestros prójimos”.

Por ello, tras reiterar la invitación a participar en la “Quincena por la Libertad”, Mons. Gómez pidió orar por los líderes y para que María Inmaculada, “patrona de este gran país”, ayude a crecer en la comprensión de la importancia de la religión en la sociedad.

Nota de VHI: Una de las libertades religiosas y de conciencia que está más amenazada en EEUU y que tiene relación directa con el respeto debido a la vida humana, es la de las instituciones de salud y ayuda social de la Iglesia Católica. El mandato abortista de Obama, que forma parte de su ley de “salud” (conocida como “ObamaCare”), pretende obligar a estas instituciones a incluir anticonceptivos (incluyendo los que son abortivos), fármacos abortivos y la esterilización en los planes de salud de sus empleados. El Tribunal Supremo decidirá sobre esta cuestión a finales de este mes de junio. Una razón más para orar y ayunar por el respeto a la libertad religiosa y de conciencia, derecho que está consagrado en la Primera Enmienda a la Constitución de este país.

Las columnas de Mons. Gómez pueden leerse en http://www.aciprensa.com/josegomez/

Fuente: http://www.aciprensa.com/noticias/quincena-por-la-libertad-existen-crecientes-amenazas-a-la-libertad-religiosa-en-eeuu-58224/#.U6rwK7E2Nm4.

Margarita García
Revista Misión y en Religión en Libertad
http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=36081

12 de junio de 2014

Cuando Ana María se quedó embarazada, todo su entorno le pidió que abortara. El niño venía con problemas y ella también los tenía. “Me quedé tan sola que entré desesperada en una iglesia, porque al día siguiente tenía la cita para abortar. Y qué ‘casualidad’ que justo ese día el sacerdote hizo una bendición por las madres gestantes; entonces sentí que mi hijo, de apenas dos meses, se movía y que Dios me iba a ayudar”. Y así fue: Juan nació sano.

Hoy Ana María dedica parte de su tiempo al acompañamiento de embarazadas. Es uno de los "ángeles" que Spei Mater (www.speimater.com) pone a disposición de las madres en apuros que acuden a las parroquias buscando ayuda. Spei Mater (“Madre de la Esperanza”, en latín) es la red de pastoral provida y ayuda a las madres en apuros en las parroquias españolas. [Spei Mater está afiliada a VHI.]

Pero, así como muchas mujeres deciden seguir adelante con la gestación, otras optan por el no. Entonces entra en acción otro de los pilares de la asociación: el Proyecto Raquel, cuyo objetivo es curar las secuelas de un aborto.

Proyecto Raquel: después del aborto. Todo empieza con una llamada al teléfono del Proyecto Raquel, al 618 300 383. Responde Mayte Acero, quien garantiza una confidencialidad casi sacerdotal.  Llaman mujeres que están a punto de abortar, amigas que han aconsejado a otras y hombres que no pueden vivir con la pérdida de un hijo que, o bien ellos forzaron a abortar, o bien no nació porque les dejaron fuera de la decisión (en los últimos meses, las llamadas de hombres han pasado de representar un 10 a un 25% de los de casos que atiende Spei Mater).

Una vez hecha la llamada, hay que derivar a esa persona a un consejero y “debe hacerse muy rápido para que sienta que ha encontrado por fin un brazo al que agarrarse”, señala Mayte Acero.  A partir de ese momento comienza, en el Centro de Orientación Familiar (COF) que le corresponda, el proceso de sanación del síndrome post aborto (SPA).

Josefina Sisniega, coordinadora del Proyecto Raquel, hace hincapié en que las heridas que deja un aborto son, sobre todo, espirituales. “Muchas mujeres creen que sus hijos no las van a perdonar, y ante este sentimiento crean un mecanismo de defensa, pero, con el tiempo, la herida supura. Aquí vienen jóvenes y señoras de hasta 80 años; mujeres que se han sometido a uno, dos, tres, incluso cuatro abortos, por eso, el tiempo de cura del SPA varía de unas a otras”, apunta Sisniega. Con todo, la media del proceso sanador dura unas 15 semanas.

Para sanarse, se pone nombre al bebé. Pasar de “eso que ocurrió” a personalizar a un bebé con un sexo y un nombre es el primer paso para la sanación.

“Se enfrentan a la verdad –afirma Mansilla–, y se dan cuenta de que mentía quien les dijo que ‘no pasaba nada’. Por eso, sienten mucha ira. Además, se sienten víctimas de una sociedad que las incitó a abortar. Pero, una vez sanadas, desaparecen sus problemas depresivos, de alimentación y sueños”, concluye.

“En este proceso –añade Sisniega– entran en acción no solo consejeros, sino también la red Proyecto Raquel que incluye psicólogos y sacerdotes, estos últimos encargados de que la persona sienta el perdón de Dios y se perdone a sí misma. Afirma Mayte Acero que en este proceso “tranquiliza a muchas mujeres saber que su hijo está ubicado, aunque sea en un Cielo en el que no creen; saben que está ahí y en la fase de duelo se celebra una misa fúnebre”.

No estás sola: el ángel y el facilitador. Nochebuena de 2013. Una mujer violada por un compañero de trabajo del que queda embarazada tiene cita en un abortorio.

Una amiga de la chica se pone en contacto con la asociación y rápidamente el equipo de Spei Mater localiza a una rescatadora para que la ayude a replantearse su decisión. Finalmente, la joven decidió seguir adelante con la gestación.

Acudir al “rescate” es el primer paso que dar en Proyecto Ángel, el otro pilar de Spei Mater. Su objetivo es acompañar a mujeres que han decidido no abortar o tienen un embarazo difícil. De hecho, la mayoría de las chicas llegan con la decisión de continuar, pero su entorno no las entiende o tienen dificultades económicas o de salud para las que necesitan ayuda.

Ahí aparecen el facilitador y el ángel. El primero ayuda a la madre a resolver problemas económicos, de vivienda o empleo; y el ángel (siempre es una mujer) acompaña a la madre como lo haría una amiga o hermana.

“Su función pasa por acompañarla al médico o de compras, pero lo más importante es que la escuche", cuenta la coordinadora de Proyecto Ángel, Gloria Díaz Piattoni. "Muchas de estas mujeres no tienen ni el apoyo de sus familias; al contrario, no es la primera adolescente valiente que nos llega huyendo de unos padres que la quieren obligar a abortar”.

Durante este tiempo que viven juntas, el ángel tiene la misión además de acompañarla espiritualmente o proponerle por primera vez la fe, pues, como asegura Gloria Díaz, “el embarazo es un momento muy bueno para el encuentro con Dios”.

Efettá: apoyo parroquial. La labor que lleva a cabo Spei Mater no sería posible sin la pastoral provida de las parroquias. Este es el objetivo de Efettá: crear grupos en las parroquias que recen por la vida, se formen y capaciten para acoger a mujeres embarazadas con necesidades o personas que han sufrido el SPA y necesitan sentirse integradas en una parroquia, porque, además de la sanación y el anuncio de la fe, Acero asegura que es muy importante la vivencia en comunidad, para que, si vuelven los demonios del pasado, sean capaces de decirles que no.

Así funciona una parroquia con Spei Mater. Con 40 años y tres hijos, –la pequeña de 14 años– Liliam Sinche tenía descartado la posibilidad de un nuevo embarazo.  No solo por la edad, sino por las circunstancias económicas: su marido estaba desempleado y ella, embarazada, corría el riesgo de perder su puesto de cocinera en un restaurante.

Sin embargo, “en cuanto supe que esperaba un bebé, corrí derechita a la iglesia; allí lloré y lloré... y sentí una gran calma. Este niño iba a salir adelante como fuera”.

Y, efectivamente, no perdió el trabajo. Pero Liliam reconoce que ningún compañero la apoyó, es más, “me encerraba en el baño a llorar y a algunos solo les faltaba ponerme el pie para que me cayera”.

Sin embargo, contaba con el respaldo de la parroquia de San Ramón Nonato, en Madrid, a la que llegó buscando consuelo. Allí Liliam conoció el Proyecto Ángel y, con él, a otras madres en su situación; a Susana, responsable del Proyecto Ángel, quien se encarga de facilitar a las mamás – también después de dar a luz–, ayuda económica, pañales, alimentos o ropita para el bebé.

"Lo más valioso del Proyecto Ángel es tener a alguien que te escuche", confiesa Magaly Imaicela, otra de las mamás del Proyecto.  En mi caso, yo ya había sufrido mucho con mi primer hijo y, además, mi pareja había estado detenido... él no quería que siguiera adelante con el bebé”. Fue entonces cuando, superada por la situación, empezó a asistir diariamente a San Ramón.

“Me sentí muy sola, yo no quería abortar, pero mi novio me insistía. Hasta que un día ya pedí la cita en la ‘clínica’. Según estaba yendo a la ‘clínica’, me llamó mi pareja para decirme que no lo hiciera. Días después me contó que había soñado con nuestra hija diciéndole “¡Papá, déjame vivir!”.

Si quieres que tu parroquia trabaje por la vida o eres una madre en apuros en España, contacta con

Spei Mater a través del 91 364 09 40 o de www.speimater.com.

Brian Clowes, PhD
Director de Capacitación Provida
Human Life International

Introducción

El debate sobre el “matrimonio” homosexual es radicalmente diferente a las discusiones en torno al aborto, la pornografía y la eutanasia. Para comenzar, los argumentos relacionados con el “matrimonio” entre personas del mismo sexo no están bien definidos. Ello significa que la mayoría de las personas no sabe cómo investigar el tema y acepta sin discusión las consignas a favor del homosexualismo que los medios seculares de difusión repiten sin cansancio.

Otra razón por la cual el debate acerca del “matrimonio” homosexual no despierta tanta pasión como otros temas, es porque el “matrimonio” entre dos hombres o dos mujeres no parece tener, a primera vista, ninguna víctima – como sí las tienen claramente el aborto, la pornografía y la eutanasia.

El problema que tienen los defensores del matrimonio es que las consecuencias negativas de las uniones homosexuales no serán evidentes sino hasta dentro de varios años o aún décadas. Entre estas consecuencias se encuentran la corrosión de derechos fundamentales – como la libertad de expresión y la libertad de asociación –, el perjuicio para los niños, la ulterior degradación de la familia y la disminución de la expectativa de vida de las mismas personas que practican el homosexualismo. Eventualmente, el “matrimonio” homosexual se convertirá en parte integral del escenario social y legal y será muy difícil contrarrestarlo.

Además, muchas personas se han convencido, a causa de la constante propaganda, de que si se oponen al “matrimonio” homosexual, entonces son unos intolerantes y odiosos. Estas personas llegan a pensar en su interior: “¿Por qué debemos interponernos entre dos personas que simplemente quieren ser felices? ¿No es cierto lo que dicen los carteles de protesta producidos en masa de que ‘El amor – de cualquier tipo – es simplemente amor’?”

Los intolerantes son personas que poseen prejuicios imposibles de sacudir pero que no tienen ningún fundamento válido. Ello significa que las personas que se oponen al “matrimonio” homosexual y que no son capaces de explicar por qué, son, por definición, intolerantes. Por consiguiente, sacudámonos nuestra intolerancia, no por medio de una aceptación ciega de todo lo que digan los napoleones del homosexualismo, quienes quieren hacernos tragar su ideología, sino por medio de la adquisición de la información correcta de por qué el sustituto del verdadero matrimonio, que pretende ser el “matrimonio” entre dos hombres o dos mujeres, es en verdad una idea muy mala.

Continuará.

Padre Shenan Boquet
Presidente
Human Life International

En base a los hallazgos de una encuesta reciente de Gallup publicada el 30 de mayo, podemos afirmar que los estadounidenses están aceptando más que antes una serie de actividades intrínsecamente malas. Encabezando la lista de Gallup de 19 temas, estaba la anticoncepción, aceptada por el 90% de los encuestados, seguida por el divorcio (69%) y las relaciones sexuales prematrimoniales (66%). Otros temas que formaron parte de los 10 primeros fueron la investigación en células madres embrionarias (aceptada por el 65%), las uniones entre personas del mismo sexo (58%), la eutanasia (52%) y el aborto (42%).

Estas cifras no debieran sorprendernos. Después de todo, durante las últimas décadas, los estadounidenses han estado rechazando la moral judeo-cristiana en favor del relativismo secular. Durante la así llamada “revolución sexual” de finales de los años 60, la gente separó la sexualidad de la persona – cuerpo y alma – y el cuerpo humano llegó a ser considerado un instrumento que uno podía manipular a su antojo y aun explotar por placer.

Desde luego, el fenómeno data más de algunas décadas. Como pasa a menudo, lo que parece ser una súbita explosión es en realidad el lógico resultado de cientos de años de creciente confusión acerca de quiénes somos como personas.

René Descartes (1596-1650) fue un matemático y filósofo francés, a quien muchos acreditan el lanzamiento de lo que luego se conoció, un tanto irónicamente, como la “Época de la Ilustración”. Entre las “contribuciones” filosóficas que Descartes hizo al pensamiento occidental, estuvo el colocar a la mente y al cuerpo en mutuo antagonismo. Ello eventualmente condujo a la idea de que el cuerpo humano podía ser considerado simplemente como un objeto que la persona podía manipular según sus deseos. Dicho simplemente, usted es su mente y usted tiene un cuerpo. Ello contradice la doctrina tradicional cristiana de que somos al mismo tiempo cuerpo y alma. En esto, Descartes siguió a Francis Bacon (1561-1626), quien creía que la meta del conocimiento humano debería ser el tener éxito en lograr el dominio, no la administración, de la naturaleza.

Es muy significativo que hoy esta teoría no le parezca controversial a mucha gente. Es más difícil aún darse cuenta de cuán radical ha sido este cambio de pensamiento. Pero, permítaseme expresarlo de esta manera: en vez de empezar con la idea de que podemos captar la realidad a través de nuestros sentidos y luego analizarla o interpretarla con nuestro intelecto; ahora tenemos la idea de que comenzamos con nuestro intelecto (o nuestra mente), como base del conocimiento, y luego, de manera subjetiva, interpretamos la realidad.

Todavía se están escribiendo libros acerca de lo que en filosofía se ha llegado a conocer como el dualismo cuerpo-mente. Esta visión dualista ha sido rechazada por la Iglesia. Sin embargo, esta visión ha sido asumida por la mayoría de las personas hoy en día. Y ello ha ocurrido, a pesar de que la mayoría de la gente no se da cuenta de cómo ese erróneo concepto le da forma aún a las suposiciones más fundamentales acerca de la realidad y de las personas.

Bien, ya es suficiente con la filosofía. Observemos ahora cómo todo esto afecta nuestra vida hoy en relación con nuestro cuerpo y nuestras relaciones interpersonales, cuyos resultados nos están lazando gritos desde la encuesta de Gallup.

La mentalidad anticonceptiva, que la Iglesia Católica ha sabido identificar de manera tan certera, es un ejemplo perfecto de lo que ocurre cuando aceptamos este dualismo entre el alma y el cuerpo. Observemos cómo los promotores de la anticoncepción prometen un control libre de consecuencias sobre nuestra vida, si simplemente controlamos nuestra fertilidad con fármacos y artefactos. Obtendremos, dicen ellos, todo el placer posible y ninguna de las inconveniencias de la fertilidad. La idea que estos propagandistas nos transmiten es “yo no soy mi cuerpo, no exactamente”, sino que “mi cuerpo es un objeto que puedo manipular por cualquier motivo que quiera”. De manera que “las relaciones sexuales son simplemente para mi placer, quizás también para el de alguien más; no se trata necesariamente de darme a mismo a mi cónyuge, a quien amo, con la posibilidad de traer al mundo una nueva vida como resultado de esa mutua auto-donación”.

 

Como consecuencia de esta visión dualista, las relaciones sexuales se convierten en una función corporal desprovista de sentido y razón. Se rechaza la verdad de que soy una unidad sustancial, no accidental, de cuerpo y alma. Y con ese rechazo, producto del desconocimiento, se sigue un desconocimiento de igual medida acerca de la naturaleza de la sexualidad humana, como una unidad de nuestros dones humanos fundamentales de la fecundidad y de la unión entre los esposos.

Es por ello que el mundo se enojó tanto con la Encíclica Humanae vitae, la cual hizo su aparición en medio de la revolución sexual. En este documento sobre la transmisión de la vida humana, del Papa Pablo VI, quien pronto será beatificado, la Iglesia reafirma con toda claridad la inseparable conexión entre los significados unitivo y procreador del acto conyugal. El usar la anticoncepción y el aceptar la mentalidad que ella trae consigo es actuar de manera contraria al propósito que Dios ha inscrito en el amor conyugal entre un hombre y una mujer. Esta contrariedad distorsiona también otras relaciones humanas, exactamente como lo predijo el Santo Padre (véase el número 17 de la Encíclica).

Muchos están convencidos de que la labor de Pablo VI en la Humanae vitae tuvo la profunda influencia del pensamiento del hombre que se convertiría en San Juan Pablo II. En su obra “Amor y responsabilidad”, el entonces Arzobispo de Cracovia, Karol Wojtyla, expuso las razones de por qué una correcta e integrada visión de la persona humana como una unidad sustancial de cuerpo y alma es necesaria para comprendernos a nosotros mismos, a los demás y todos entre sí, especialmente en relación con nuestra sexualidad: “En el orden del amor, un hombre puede permanecer fiel a la verdad de la persona humana solamente en la medida en que es fiel a la verdad de la naturaleza. Si le hace violencia a la naturaleza, también le hará violencia a la persona al convertirla en un objeto de su placer en vez de su amor”.

El ir contra nuestra verdadera naturaleza es fracturar nuestro sentido natural de responsabilidad hacia el otro. ¿Hay alguien que no se dé cuenta de que esto está pasando hoy en día?

Evidentemente, las ideas gravemente equivocadas tienen consecuencias graves. El Padre Paul Marx, el fundador de HLI, afirmó esta doctrina de la Iglesia en su autobiografía, la cual se fundó en su extensa experiencia fruto de sus viajes por todo el mundo: “Después de haber visitado y trabajado en 91 países, no he encontrado nación alguna en la cual la anticoncepción no haya llevado al aborto, a un aumento de la fornicación entre los jóvenes, al divorcio y a todos esos otros males que vemos hoy y que constituyen el desorden sexual actual.”

Y de verdad que es un enorme desorden, ¿no es cierto? La encuesta de Gallup debe servir como un llamado a despertar. Si tomamos en serio la necesidad de fortalecer la familia, la promoción del bienestar de los niños y el revertir el creciente número de matrimonios rotos en nuestra nación, el fin del aborto, el respeto de la dignidad de los ancianos y los enfermos, y la promoción de la pureza y la castidad, entonces seamos honestos acerca de dónde ha comenzado la desintegración moral: ésta ha comenzado con la anticoncepción.

Mireya Geilin
Directora
Ministerio “Ciudadanos Fieles”
Parroquia de St. Agatha
Miami, EEUU
 


EEUU se está convirtiendo en un lugar donde “todo se vale” y lo más triste de ello es que a la mayoría de los estadounidenses le parece bien o no le importa.


Debemos admitir que nuestra nación está siendo fundamentalmente transformada a la velocidad del sonido ante nuestras propias narices. De hecho, las nuevas cifras de la encuestadora Gallup confirman que desde 2001 en EEUU, ha habido un cambio colosal en cuanto a los valores morales [1].


Durante los últimos 13 años, nos hemos convertido de manera dramática en una nación diferente a la que era. Muchas cosas que antes eran consideradas malas, ahora son aceptadas como “buenas”; y al revés, muchas cosas que antes se veían como buenas, ahora son consideradas “políticamente incorrectas” o “inaceptables” [2].


Nuestra cultura está siendo, textualmente, volteada de cabeza. Los “valores” acerca de los cuales los líderes de nuestra nación están hablando hoy son muy diferentes a los valores con los cuales crecimos.


Los resultados de la Encuesta Anual de Valores y Convicciones de Gallup pueden sorprender a algunos, cuando se considera dónde estábamos en 2001 en comparación a donde estamos ahora. Veamos los siguientes datos:


-  Aceptación de las relaciones sexuales fuera del matrimonio: 2001: 53%; 2014: 66%.

-  Aceptación del divorcio: 2001: 59%; 2014: 69%.

-  Aceptación de tener hijos fuera del matrimonio: 2001: 45%; 2014: 58% [3].

-  Aceptación de las relaciones homosexuales o lésbicas: 2001: 40%; 2014: 58%.

-  Aceptación de las investigaciones con células madres embrionarias: 2001: 52%; 2014: 65% [4].

-  Aceptación de la pornografía: 2001: 30%; 2014: 33%.

-  Aceptación del suicidio: 2001: 13%; 2014: 19%.


Como nación, nos estamos moviendo rápidamente en una dirección ideológica de corte socialista y secularista. En este sentido, la diferencia de valores entre los partidos es más grande que nunca. Ello significa que, como nación, estamos más divididos que antes.


Hay más datos acerca de los cuales reflexionar. Debemos tomarnos el tiempo para hacerlo y para personalizar esos resultados. ¿Dónde se encuentran usted y sus seres queridos en cuanto a estos temas? ¿Les importa a usted y a sus seres queridos cuáles son las posturas de los candidatos políticos?


La izquierda de esta nación hará de los asuntos sociales su principal tema político en las elecciones generales de medio término de este año 2014 [5]. Ello se debe a que estos candidatos secularistas o de tendencias socialistas no quieren que se aborden temas como la deuda nacional, el desempleo, la economía en general y la seguridad nacional – todos esos asuntos están pasando por una crisis.


El católico comprometido debe asumir con toda gravedad su responsabilidad política ante Dios y reflexionar seriamente sobre estos datos a la luz de la doctrina moral y social de la Iglesia, para así formarse un criterio recto a la hora de votar en noviembre.


Notas:

[1]. Véase: http://www.gallup.com/poll/162689/record-high-say-gay-lesbian-relations-morally.aspx.

[2]. Al respecto, es bueno traer a colación lo que dijo el Profeta Isaías en Isaías 5:20.

[3]. Por supuesto, el aborto es totalmente inaceptable en este y en todos los demás casos. Pero ello no justifica la actitud irresponsable de involucrarse en relaciones sexuales, que eventualmente resultarán en un hijo, el cual tiene derecho a venir al mundo en un contexto de estabilidad matrimonial.

[4]. Estas investigaciones conllevan inevitablemente la muerte de un incontable número de embriones humanos.

[5]. En EEUU, se les llama “elecciones generales de medio término” a las elecciones que toman lugar a mitad del período presidencial de cuatro años, en las cuales se disputan ciertos escaños en el Congreso y en ciertas gobernaciones estatales, entre oficialistas y retadores. La mayoría de estas disputas electorales toman lugar en noviembre.



El Centro de Promoción Familiar y Reconocimiento de la Fertilidad (CEPROFARENA), organización que está afiliada a VHI en el Perú, ofrece el Curso Taller para la Formación de Instructores del Método de la Ovulación BillingsTM (MOB).

Aprobado por la WOOMB International.
 

Dirigido a matrimonios, agentes de la pastoral familiar, profesionales de la salud, y todas aquellas personas interesadas en conocer, promover, utilizar y enseñar el Método de la Ovulación BillingsTM.

VHI tiene disponibles a la venta unas bellísimas camisetas provida totalmente nuevas. Estas camisetas tiene en la parte delantera un hermoso mensaje que dice: "Toma mi mano y no mi vida". Este poderoso mensaje viene acompañado de una igualmente bella imagen de la manita de un bebé depositada en la mano de su madre. En la parte de atrás, la camiseta tiene la cita del Salmo 139:13: "Pues tú Señor, me tejiste en el seno de mi madre".

 

Puede ver las imágenes de ambos lados de esta camiseta en los siguientes enlaces:

 

Parte delantera de la camiseta provida de VHI:  https://www.mediafire.com/?pfamp0blm5xl9m6

 

Parte trasera de la camiseta provida de VHI: https://www.mediafire.com/?1xg1f3ea6ha816m

 

¡Al usar estas camisetas usted estará salvando vidas y almas simplemente caminando por la calle, por centros comerciales o en su propia casa! No espere para mañana, adquiera este bellísimo instrumento provida HOY, por solamente $10.

 

Las camisetas vienen en tres tallas: grande, mediana y pequeña.

 

Para adquirirlas llámenos HOY al (305) 260-025 en Miami, EEUU.

 

Vea también nuestro catálogo impreso en folleto en este enlace: https://www.mediafire.com/?ppyclim1cunmryj.

 

Puede adquirir cualquiera de nuestros excelentes materiales provida en línea (http://vidahumana.org/catalogo-en-linea/catalogo-en-espanol) o llamando a nuestras oficinas al (305) 260-0525 (305) 260-0525(305) 260-0 en Miami, EEUU. También se puede comunicar por email:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla .

 

Al adquirir cualquiera de nuestros materiales educativos, usted no solamente se enriquece a usted mismo y se capacita para defender la vida con mayor eficacia, sino que también contribuye a la difusión de la labor provida de VHI en todo el mundo hispano: América Latina, España y los hispanos en EEUU.

 

¡Muchas gracias!

Padre Frank Pavone
Presidente
Priests for Life (Sacerdotes por la Vida)
www.priestsforlife.org


La Iglesia Católica es muy clara al enseñar a los católicos que los principales ataques directos contra la vida humana inocente son el aborto y la eutanasia. No importa qué postura tenga un candidato político respecto de cualquier otro tema - la economía, la atención de la salud, la guerra contra el terrorismo, la pena capital o la inmigración - si ese candidato promueve el aborto o la eutanasia, ¡se descalifica automáticamente en cuanto a asumir un cargo público! ¡Punto!


Pero, ¿cuántos católicos saben esto?

Kirsten Andersen


Washington, D.C., 3 de junio de 2014 (LifeSiteNews.com) - Una encuesta de Gallup que fue publicada el 30 de mayo muestra que grandes mayorías de estadounidenses en la actualidad están de acuerdo con que las relaciones homosexuales, la anticoncepción, el divorcio y la fornicación son "moralmente aceptables". Según el Padre Shenan Boquet, Presidente de HLI, ello resalta la necesidad de que se predique con energía acerca de los temas morales.


"La aceptación de estos males es el resultado directo del hecho de que la gente no se está involucrando en el debate público, para rebatir las ideas equivocadas de aquellos que nos quieren obligar a aceptar estos problemas", dijo el Padre Boquet a LifeSiteNews.com. "Por ello es tan importante que los líderes de fe hablen abiertamente y busquen nuevas formas de ayudar al público a entender las enseñanzas morales acerca de estos temas".

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Pág. 1 de 100



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia