You are here:Artículos y Documentos por Temas |Esterilización|La postura de HLI sobre la esterilización
Error
  • JUser::_load: Unable to load user with id: 66
  • JUser::_load: Unable to load user with id: 63
Friday, 08 April 2011 21:13

La postura de HLI sobre la esterilización

La esterilización directa destruye el perfecto plan creador de Dios para nuestras vidas Por el Padre Paul Marx y el Padre Denis St. Marie


 

Después de veinte años de haber viajado a través del mundo e instruido sobre los beneficios de la planificación natural de la familia y sobre los efectos del aborto, la esterilización y la anticoncepción; hemos llegado a la conclusión de que la esterilización directa presenta un riesgo muy grande en la Iglesia e inclusive en el mundo entero.

La esterilización verdaderamente corta la relación de la persona con Dios. Mediante la esterilización, la persona rechaza el valioso don de la vida y su trasmisión. El modo más especial en que la persona comparte el aspecto creador de Dios ha sido rechazado, muchas veces irrevocablemente.

Hay tres tipos de esterilidad. Algunas personas nacen estériles y constituyen alrededor del 20% de los matrimonios a través del mundo. Otros matrimonios desafortunados quedaron estériles debido a los efectos secundarios de fármacos o por otras causas. Estos matrimonios no han hecho nada malo, pero de todos modos sufren más de lo que podemos imaginarnos. Sentimos compasión por ellos.

El tercer grupo de personas estériles consiste en aquellas que voluntariamente han escogido algún procedimiento para quedar estériles. Su esterilidad podría ser temporal o permanente. Quizás el esposo o la esposa se hizo estéril mediante la cirugía, un fármaco, la radiación o mediante algún otro método. En este artículo nos referiremos a este tercer grupo.

La esterilización directa es gravemente inmoral

La mayoría de estas mujeres y estos hombres fueron mal aconsejados por su médico, quien les dijo que debían esterilizarse porque otro embarazo podría poner en riesgo la salud de la mujer e inclusive su vida.

Después de haberle explicado la situación a su párroco, éste quizás le dijo al matrimonio que él no comprendía estas cosas, pero que si un buen médico les dijo que era necesario, entonces debían de seguir sus conciencias. En estos casos ellos probablemente no cometieron pecado y no necesitan ir a la confesión, por no saber (con ignorancia no culpable) que la esterilización es un mal moral grave. Sin embargo, esto raramente ocurre. La mayoría de los matrimonios que escogen la esterilización escogen voluntariamente algo que es un mal moral grave.

No hay nada fundamentalmente malo en seguir el consejo del médico de evitar otro embarazo, cuando la salud de la madre o del padre corre un grave riesgo. Es el matrimonio el que debe decidir cuándo concebirá un hijo y cuántos hijos tendrá, cuando tiene motivos graves para espaciar los nacimientos de sus hijos. Pero el método que use el matrimonio debe estar en conformidad con el orden moral objetivo, y la esterilización, la anticoncepción, el aborto y cualquier uso antinatural del acto conyugal no lo están; mientras que los métodos naturales sí lo están.

 

La esterilización directa es el único procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo sólo para destruir el buen funcionamiento de un órgano sano. Esto no constituye una buena práctica médica ni es moral. El fin nunca justifica los medios, por lo tanto, se trata de una inmoralidad. Véase también:
La enseñanza de la Iglesia sobre la esterilización

 

Efectos físicos de la esterilización

Toda operación quirúgica implica algún riesgo, y la esterilización está incluida entre éstas. Probablemente es menos peligrosa para los hombres que para las mujeres, pero el hombre que se hace esterilizar también sufre dañinos efectos secundarios.

Puesto que a través del mundo las mujeres son esterilizadas cinco veces más frecuentemente que los hombres, consideremos brevemente algunos de los efectos secundarios en las mujeres que documentan las investigaciones médicas.

La mujer que se esteriliza tiene un riesgo siete veces mayor de tener un embarazo ectópico (fuera del útero) que la que no lo hizo. Como el óvulo fecundado (la nueva vida humana) es mucho más grande, no puede bajar por la trompa de Falopio y por lo tanto tiene lugar un peligroso embarazo ectópico.

Otro efecto de la esterilización en las mujeres jóvenes, que es más común pero menos conocido, es el adelanto de la pre-menopausia. Esto depende de la destrucción que ha sufrido la trompa de Falopio, lo cual reduce el flujo de sangre a los ovarios, los cuales comienzan a funcionar menos eficientemente, reduciendo la producción de estrógeno y de progesterona, las hormonas femeninas.

Cuando la mujer esterilizada tiene alrededor de veinte o treinta años, el riesgo de tener menstruaciones difíciles cuando llegue a los cuarenta o antes es común. Según van pasando los años podría tener sangramientos dolorosos, irregulares o abundantes.

Esto último a menudo lleva al cuarto efecto más común: la histerectomía, mediante la cual le extirpan el útero, con o sin los ovarios. Según el Dr. Patricio Mena, profesor universitario en Chile, las mujeres que han sido esterilizadas tienen veinte veces más probabilidades de que le practiquen una histerectomía que las que no lo han sido.

Un ginecólogo muy competente, quien tuvo una extensa práctica privada en el área de San Diego, California, nos dijo que había 64 cirujanos ginecológicos trabajando en ese lugar en aquella época. Puesto que mientras más cirugías practicaban más dinero ganaban, esterilizaron a muchas mujeres. Meses después de su operación, algunas de ellas volvían quejándose de sangramientos irregulares. El médico entonces llevaba a cabo un curetaje. A pesar de que inicialmente mejoraban, muchas de ellas volvían con el mismo problema y el cirujano les hacía otro curetaje. Cuando la mujer volvía por tercera vez, el médico le decía (falsamente) que después de todo, ya ella tenía alrededor de treinta años y por tanto "necesitaba" que le practicaran una histerectomía. Nos comentó nuestro amigo médico: "El médico cobraba cuatro cheques por algo que no debía de haber hecho para empezar."

Los hombres también quedan afectados debido a la esterilización. Aunque quizás en menor grado que las mujeres, tarde o temprano sufrirán de algunos efectos psicológicos y físicos. Aunque las repercusiones físicas y emocionales en lo que concierne a los hombres parecen ocurrir menos a menudo que en las mujeres, hay indicaciones de que la esterilización masculina aumenta la posibilidad de tener problemas circulatorios, debido a los espermatozoides que han sido bloqueados. Esto podría llevar a un ataque al corazón o a un derrame cerebral, aunque, según parece, estos efectos surgen años después.

Las consecuencias psicológicas o fisiológicas de la esterilización masculina todavía están sujetas a teorías especulativas. Durante una reunión de la Paternidad Planificada (organización que promueve la anticoncepción, la esterilización y el aborto), un conferencista admitió con franqueza que nadie sabe lo que le sucede al esperma que no llega a salir. Mencionó algo de que la vasectomía causa problemas con los glóbulos blancos en la sangre.

Efectos psicológicos

Aunque se pueden demostrar fácilmente con estadísticas los efectos físicos de la esterilización, los peores efectos probablemente son los psicológicos. Nadie se escapa de los efectos psicológicos. Tarde o temprano, en mayor o menor grado, la persona que se ha esterilizado sufrirá algún efecto de este tipo. Hay un viejo refrán que dice: "Dios siempre perdona, el hombre a veces, pero la naturaleza nunca". Cuando el médico destruye el buen funcionamiento de un órgano sano, la naturaleza simplemente no perdona. Puesto que guarda celosamente su fertilidad, la naturaleza se venga.

Hace algunos años, una doctora experta en la planificación natural de la familia en el sur de Francia, me preguntó por qué los hombres cuyas esposas se habían esterilizado a menudo embarazaban a mujeres fértiles, como si ya a sus esposas no las consideraran sexualmente atractivas o interesantes. Esta doctora dijo que había visto estos casos, pero que no había ninguna explicación clara. Aparentemente tenemos que atribuirle este fenómeno a las delicadas respuestas psicológicas de la sexualidad humana dañada.

Grave daño espiritual

Pero ahora nos referiremos al más grave efecto de la esterilización, sobre el cual probablemente usted no ha oído hablar o no ha pensado. Creemos que el peor efecto de la esterilización directa es de índole espiritual.

Muchas personas llegarán al cielo para estar con Dios, quien es amor y vida, al haberse casado para el amor y para la vida. Estos son los propósitos del sacramento del matrimonio. Las relaciones sexuales son parte integral del matrimonio; la "sustancia" del sacramento. Al igual que el matrimonio, son para el amor y la vida. La actividad sexual sólo en ocasiones poco frecuentes procrean una vida humana; más frecuentemente son para fortalecer o nutrir el amor del matrimonio.

El amor, por su propia naturaleza, tiene que ser fructífero. Por supuesto, hay muchas maneras en que el amor puede ser fructífero, sin llegar a procrear hijos. La vida religiosa es un ejemplo de ello. Dios es amor y es vida. No se puede separar o dividir el amor de la vida, del mismo modo que no se puede dividir a Dios. Las relaciones sexuales motivadas por el amor y la solicitud en el matrimonio siempre son buenas, lícitas y santificantes - siempre y cuando el acto conyugal permanezca abierto a la vida.

Muchas personas llegarán al cielo porque se casaron para el amor y para la vida, y criaron hijos para lo mismo. Muchas personas esterilizadas - especialmente aquellos que equivocadamente y sin saber (con ignorancia no culpable) que estaba mal fueron sometidos al "procedimiento" de la esterilización, llegarán también al cielo porque han manifestado mucho amor.

El campo que es estéril es el que no produce nada, o al menos produce algo de muy poco valor. Una mente estéril tampoco vale mucho, puesto que no produce algo de mucho valor. ¿Y qué decir de un matrimonio que es estéril a propósito y a sabiendas de que está mal? Por un acto de la voluntad, el matrimonio ha hecho estéril su matrimonio. Su vida sexual, la cual debía ser un modo de santificarse, se ha hecho estéril también. Ese matrimonio de cierto podrá producir algún bien, pero ese bien ha quedado reducido sin ningún propósito.

Cuando hay motivos graves para hacerlo, los nacimientos pueden ser regulados moralmente a través de la muy eficaz planificación natural de la familia.

Dios escribe derecho

Dios encuentra la manera de escribir derecho con líneas torcidas. Muchas de esas personas cuando llegan a tener cuarenta años, época de su vida que no es tan díficil como la anterior; tienen más tiempo para tomar más en serio el trabajo personal de la santificación. Se involucran cada vez más en la vida de la parroquia y en sus movimientos apostólicos. Puesto que ya no tienen niños pequeños, tienen tiempo para dedicarse a la caridad. Pero dentro de ellos sienten cierta falta de satisfacción. Saben que hay algo que no está completo. Si usted menciona la esterilización, a menudo comienzan a llorar. El modo normal en el cual se santifica un matrimonio se ha dañado. El matrimonio esterilizado siente que falta algo en su matrimonio y en su vida sexual y así es. ¿Cómo se corrige este problema? No creemos que esto se pueda hacer. ¿Cómo puede ser aliviado? Ese es el reto.

La mayoría de las personas probablemente nunca han escuchado un sermón sobre la esterilización. Quizás tuvieron la suerte de haber escuchado a los sacerdotes hablar en contra de los anticonceptivos y condenar públicamente el aborto de vez en cuando. Pero el tema de la esterilización rara vez surge, ni siquiera desde los púlpitos de la Iglesia Católica, a pesar de que la esterilización se ha convertido en el método más común de control de la natalidad en el mundo.

La verdad

Quizás muchas personas católicas casadas no se practican abortos. Pero uno de cada cinco matrimonios fértiles en el mundo, se practica la esterilización. El 23% toma la píldora, el 21% usa preservativos y el 20% está esterilizado. En EE.UU. esos porcentajes están aumentando constantemente.

Todo el mundo eventualmente deja de usar anticonceptivos. La víctima del aborto que sobrevive puede arrepentirse y reconciliarse. Teóricamente, también lo pueden hacer las personas que se esterilizaron. Pero, ¿cómo se arrepiente verdaderamente o cambia de pensar la persona que se esteriliza? En la práctica, la esterilización es para siempre.

Un sorprendente informe proveniente de South Bend, Estado de Indiana, arrojó que casi el 67% de los matrimonios que han estado casados durante quince años y han usado anticonceptivos por más de diez años durante su matrimonio, estaban esterilizados. La anticoncepción lleva al aborto, pero más frecuentemente lleva a la esterilización.

Ser "provida" significa estar abierto a la vida; significa tener unas relaciones conyugales que permanezcan abiertas a la posibilidad de transmitir la vida, sin recurrir al aborto, la esterilización o los anticonceptivos. Un matrimonio santo jamás excluye a Dios el Creador.

El Padre Paul Marx O.S.B. Ph.D. es el fundador de Human Life International. Ha dado charlas en muchos países y ha escrito abundantemente acerca de los males de la esterilización, la anticoncepción y el aborto.

El Padre Denis St. Marie es un sacerdote de la Parroquia de Santa Rita, en Solon, Estado de Ohio. Durante los últimos 20 años ha estado dando charlas sobre estos males a grupos de feligreses, sacerdotes y seminaristas.

Artículos y Documentos por Temas  » Esterilización » La postura de HLI sobre la esterilización
Enlaces en Inglés:  Pro Life Movement and other Links



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia

Consecuencias del aborto

Enseñanzas de la Iglesia

  • Esterilización con ácido, la Quinacrina
    La campaña de esterilización con Quinacrina sigue adelante a pesar de los riesgos Por David Morrison El método más reciente que favorecen ciertos promotores muy conocidos del control demográfico mundial es un procedimiento para esterilizar mujeres que quema las trompas…
  • El programa de esterilización del Perú ataca a los más pobres
    Pocos se dieron cuenta de la caja de Pandora que el congreso peruano abriría, cuando legalizó la esterilización como método de "planificación familiar" en 1995. La esterilización practicada en condiciones insalubres y de forma forzosa en los más pobres, ha…
  • Testimonios sobre la esterilización
    Después de haber recibido varias llamadas de parejas que buscaban información referente a revertir esterilizaciones, yo he aprendido más sobre el dolor que estaban experimentando. Nosotros tenemos un gran regalo de Dios en el perdón que Él nos ofrece a…
  • La esterilización forzosa o coactiva en el mundo actual
    Introducción El ser humano no tiene autoridad para disponer de su cuerpo a su antojo. El ser humano no se ha creado a sí mismo, y por eso no puede considerarse dueño absoluto de sí.
  • Peligros de la esterilización
    1. Peligros para la mujer La esterilización directa es siempre arriesgada para la salud de la mujer y no siempre es eficaz. El Dr. Peterson, uno de los principales investigadores del análisis de la eficacia de la esterilización a largo…
  • Definición y tipos de esterilización
    Introducción El ser humano no tiene autoridad para disponer de su cuerpo a su antojo. El ser humano no se ha creado a sí mismo, y por eso no puede considerarse dueño absoluto de sí.
  • La postura de HLI sobre la esterilización
    La esterilización directa destruye el perfecto plan creador de Dios para nuestras vidas Por el Padre Paul Marx y el Padre Denis St. Marie