You are here:Afiliados|Displaying items by tag: Argentina

Displaying items by tag: Argentina

Dr. Oscar Botta
Presidente
Fundación Acción por la Vida y la Familia
Organización afiliada a VHI en Argentina

La afirmación de que la vida del ser humano comienza en la concepción o fecundación no es una hipótesis de un teórico, ni de un teólogo, sino una constatación experimental, afirma Jérôme Lejeune padre de la genética moderna y quien descubrió la alteración cromosómica que genera el Síndrome de Down entre otros [1]. Desde el punto de vista científico el embrión es un ser humano. El Dr. Jérôme Lejeune decía: "En cuanto los 23 cromosomas del espermatozoide se encuentran con los 23 cromosomas del óvulo, toda la información necesaria y suficiente está allí, reunida en el ADN (Ácido Desoxirribo Nucleico) para determinar todas las cualidades de un nuevo ser humano. No se trata de una opinión, de un postulado moral o de una idea filosófica, sino de una verdad experimental".

El cigoto, fruto de la fusión de dos células germinales es un individuo distinto del padre y de la madre, con una carga genética del 50% de cada uno de los progenitores, que a su vez traen la expresión de toda la herencia familiar yes por eso que se pueden expresar genes de los abuelos, bisabuelos etc. El ADN ahí constituido forma nuestra identidad genética que es invariable a través de todas las etapas de la vida para una misma persona y está presente en todas las células de su organismo (embrión, feto, niño, joven, adulto y adulto mayor). Por ese ADN podemos identificar a alguien, descubrir su filiación, conocer  su compatibilidad para trasplante de órganos, etc.

Existen declaraciones de eminentes científicos sobre el inicio de la vida humana, a saber:

- El Dr. Micheline M. Mathews-Roth, de la escuela de medicina de Harvard, dio su testimonio confirmatorio, reforzado con referencias de más de 20 libros de texto de embriología y medicina, de que la vida humana comienza en la concepción.

- El Dr. Hymie Gordon, Chairman del Departamento de Genética de la Clínica Mayo en E.U., agregó: "Basado en todos los criterios de la biología molecular, la vida está presente en el momento de la concepción".

- El testimonio del Dr. Mc. Carthy de Mere, médico y abogado, de la Universidad de Tennessee, fue el siguiente: "El momento exacto de los comienzos de la personalidad y del cuerpo humano, es el momento de la concepción".

- El Dr. Alfred Bongiovanni, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pennsylvania, concluye: " Yo no estoy más preparado para decir que esa temprana etapa (de la fecundación) representa un incompleto ser humano, que para afirmar que el niño antes de los dramáticos efectos de la pubertad, no es un ser humano".

- Ángelo Luigi Vescovi, Profesor de Biología Celular (se profesa agnóstico) y co-director del Instituto de Investigación de Células Estaminales del Hospital San Rafael de Milán   «El embrión es un ser humano. Esto es innegable. Cualquier intento de hacer comenzar la vida humana en un momento posterior es arbitrario y no sostenido por argumentación científica».

- El Dr. Landrum Shettles, llamado por muchos "padre de la fertilización in vitro" comenta: "La concepción confiere vida y esa vida es de un solo tipo: humana". Y durante el juicio de Roe vs. Wade dijo "Negar la verdad sobre cuando comienza la vida humana, no da las bases para legalizar el aborto".

- La Real Academia Española de Medicina nos dice: "Prescindiendo de toda razón moral, solo desde el punto de vista de la Biología, el huevo fecundado es una vida independiente... ... cualquier práctica abortiva, por temprana que sea, debe ser considerada como un homicidio".

- Uno de los fundadores y directivos de la National Abortion Rigths Action League (NARAL), grupo que promovió la defensa y legalización del aborto en EEUU ha hecho unas declaraciones a la prensa norteamericana en las que reconoce su error. Bernard Nathason, profesor de la Facultad de Medicina de la Cornell University de Nueva York seguía diciendo: Dramáticamente tengo que reconocer ahora que el feto no es un trozo de carne: es un paciente. Este médico norteamericano, que trabajó en uno de los   mejores hospitales de Manhattan y practicó más de 75.000 abortos con su propio equipo dijo: "Nos hemos equivocado y es necesario rectificar y decírselo al público: el aborto supone una negación del derecho a la vida humana".

Siete de los más respetados libros de texto de medicina, publicados entre 1978 y 1995, definen el comienzo del embarazo como la concepción, y a ésta como la fertilización del óvulo por el espermatozoide:

- Butterworth's Medical Dictionary, 2ª Edición, 1978.

- Gould Medical Dictionary, 4a Edición, 1979.

- Stedman's Medical Dictionary, 26a Edición, 1995.

- Harrup's Dictionary of Medicine and Health, 1a Edición, 1988.

- Mellon's Illustrated Medical Dictionary, 3a Edición, 1993.

- Oxford Concise Medical Dictionary, 4a Edición, 1994.

- Pearce's Medical and Nursing Dictionary and Encyclopedia, 15a Edición, 1983.

Nota:

[1]. Lejeune, Jérome. Genética, Ética y Manipulaciones.

Published in 14 DE MARZO DE 2014
Jueves, 27 de Febrero de 2014 00:53

¿CUÁNDO COMIENZA LA VIDA DEL SER HUMANO? (I).

Dr. Oscar Botta
Presidente
Fundación Acción por la Vida y la Familia
Organización afiliada a VHI en Argentina

La vida humana comienza con la unión del espermatozoide y el óvulo, mecanismo que se da en todos los seres sexuados.

Antes de fusionarse los gametos transcurre un tiempo de diferenciación y maduración de las células sexuales en el interior del aparato genital correspondiente, proceso que en el hombre se denomina espermatogénesis, por el cual se forman cantidades de células sexuales. En la mujer es rítmico y limitado y se llama ovogénesis, de modo que a lo largo de su vida maduran alrededor de 400 óvulos [1].

Son depositados en la vagina humana entre 300 y 500 millones de espermatozoides, embebidos en un medio líquido segregado por las glándulas accesorias, que permite mantener su motilidad característica, dada por la cola del espermatozoide.

Los espermatozoides han de salvar una serie de barreras mecánicas y químicas antes de alcanzar la trompa uterina, de modo que solamente los suficientemente dotados la alcanzarán: entre 300 y 500. El pH vaginal es ácido y el líquido seminal es amortiguador de tal acidez. Por otra parte los líquidos seminales estimulan la contracción de la vagina, lo que ayuda al ascenso de los espermatozoides.

Antes de llegar al útero los espermatozoides deberán nadar contra corriente en su transcurso por las paredes uterinas. En las trompas, los movimientos natatorios de los espermatozoides, unido a las contracciones anulares tubáricas y a los movimientos de los cilios de las paredes de la trompa - que provocan contracorriente - hacen que los espermatozoides sigan avanzando. De esos espermatozoides que alcanzan la trompa, solo uno penetrará en el óvulo y de esa forma de dos elementos celulares al borde de la muerte (el espermatozoide y el óvulo) va a surgir una nueva vida.

El contacto  del espermatozoide con lo que se denomina zona pelúcida del óvulo dura unos 15 minutos, estableciéndose una unión que es específica, ya que este envoltorio del óvulo presenta receptores exclusivos para los espermatozoides de su especie. Además, por parte del espermatozoide existen proteínas de unión así mismo específicas, que se unen a los receptores ovulares correspondientes. Entra todo el espermatozoide en el óvulo y en su interior se mueve muy lentamente; aumentan las dimensiones de su núcleo (que está en la cabeza) por el paso de sustancias químicas ovulares en su interior. Los dos pronúcleos se van acercando hacia el centro para fusionarse las cromatinas de ambos, con lo que la carga genética nuclear ahora es la suma de la aportada por el padre y la aportada por la madre. Los elementos cromosómicos de ambos gametos se unifican y se ordenan en un engranaje conjunto [2]. El momento de la fusión de los dos pronúcleos es el acontecimiento culminante de la fecundación.

La célula resultante de la fecundación es ya distinta del óvulo y del espermatozoide, en su interior se da una gran producción de energía, es un proceso biológico de gran intensidad que demuestra la manifestación de la vitalidad del nuevo embrión. Desde el momento de la fecundación tenemos un ser vivo, independiente de las circunstancias en que la concepción de ese ser se haya producido y de la presencia o ausencia de anomalías físicas o psíquicas. Su carga genética, sus propiedades inmunológicas, proteicas, etc. que se manifiestan desde el comienzo, lo caracterizan como de una especie concreta y con una individualidad irrepetible.Es un individuo de la especie humana.

Desde el comienzo de  la vida, es decir, desde el momento de la penetración del espermatozoide dentro del óvulo, ya no hay ningún salto cualitativo entre unas etapas y otras del desarrollo, es un proceso continuo donde se pasa suavemente de un estadio a otro y se desarrolla un nuevo ser que es único e irrepetible. Aun cuando esa unión de espermatozoide y óvulo no se realice en la trompa uterina, como es el caso de la "Fecundación en el Vidrio", tendremos un ser humano cuya vida comenzó en el momento de la fecundación o concepción y que en una secuencia sin solución de continuidad llegará hasta la vejez y la muerte. La misma fecundación extracorpórea, con todo lo grave que es desde el punto de vista moral, demuestra que el ser humano comienza a existir en la fecundación.

La investigación científica sobre la naturaleza del embrión humano ya desde el momento de la concepción o fecundación, revela la existencia de un "sistema combinado" nuevo, irreducible a la suma de los dos subsistemas que fecundándose, lo han originado (el óvulo y el espermatozoide) y en el cual está inscripta toda la información que permite el desarrollo programado del nuevo ser hasta su completa forma final a través de un proceso continuo, coordinado y gradual [3]. El nuevo organismo así producido actúa precisamente como una unidad.

Este nuevo ser envía importantes señales al organismo materno que dan lugar al diálogo materno-embrionario y contribuyen a la exacta sincronización del sistema embrionario y maternal. Acausa de ese diálogo, el organismo materno se concentra en el embarazo. Una de esas señales que, incluso pocas horas después de la fecundación, es eliminada, impide que el  embrión sea expulsado en el momento de su implantación o anidamiento como si fuera un cuerpo extraño [4]. El nuevo ser entonces empieza a manifestarse tan pronto como queda concebido.

En el próximo artículo abordaremos el tema de las pruebas científicas que demuestran categóricamente que la vida del ser humano comienza en la concepción o fecundación.

Notas

[1]. Velayos, J.L. y Santamaría, L. El Comienzo de la Vida Humana. Cuadernos de Bioética. N° 20, 1°.  Santiago de Compostela. España. 1995.

[2]. Rager, Gunter. Institute d'Anatomie et Embriology. Friburgo. Suiza. 1998.

[3]. Universitá del Sacro Cuore. Roma. Identitá e Statuto dell'Embrione Umano. Medicina e Morale.1989.

[4]. Se trata del Early Pregnancy Factor (EPF) que produce la tolerancia inmunológica.

Hace un año y seis meses, la organización provida Vientre de Cristal (www.vientredecristal.com) presentaba en su sección historias para valorar,  la de Luz María, hija de Fátima, una madre violada en Misiones, cuya familia decidió retirar el pedido inicial de aborto y optar por la vida.

Hoy queremos traerla a la memoria para que conozcan a la pequeña que pudo no haber estado con nosotros.

Cuando Fátima, de apenas 14 años supo que sería madre, uno de los primeros argumentos que escuchó para acelerar la intervención abortiva fue el disparate de que hasta los tres meses (12 semanas) lo que se encuentra en el vientre “no es un ser humano”.

De allí en más la constante presión de organismos “defensores de derechos humanos” se aunaron para convencerla de que la “mejor solución” sería acabar con la vida de la pequeña; entre ellos: Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Asociación por los derechos civiles (ADC), Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Crisálida Tucumán, Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM-Argentina), Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), Fundación para Estudios e Investigación de la Mujer (FEIM), Multisectorial de Mujeres Santa Fe, Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (CONSAVIG), Red Nacional de Adolescentes y Jóvenes para la Salud Sexual y Reproductiva (REDNAC), Foro por los Derechos Reproductivos y Sexuales (CONDERS).

Aún con todo ello, Fátima y su entorno también escucharon la voz de la Red Federal de Familias a través de Julieta Lardies (delegada provincial en Misiones), quien junto a un gran equipo de trabajo, no dudaron en acercarse al Hospital Madariaga de Posadas. Allí lograron un primer acercamiento que sería decisivo para el futuro de Luz María, ya que pudieron explicar los riesgos del aborto, mostrar imágenes de ultrasónicos y ecografías al tiempo de gestación que se llevaba,  e incluso ofrecer la posibilidad de que si no se deseaba criar al bebé podrían adoptarlo ellos.

Según las propias palabras de Julieta  “Fue duro irnos del hospital (…) tuve una sensación de impotencia muy grande al saber que ese bebé continuaba al borde del bisturí. (…) sentía como si lo estuviésemos dejando abandonado a su suerte. Es difícil de explicar”.

Finalmente, después de unos días, el caso tomó otro rumbo: se retiró el pedido de aborto, los médicos del hospital también explicaron los riesgos a los que se expondría Fátima con la práctica abortiva y toda la familia junto a diferentes grupos provida (además de la Red colaboran Cáritas y Grávida), comenzaron una constante tarea de apoyo.

Pasaron los meses y hoy Luz María colma de felicidad a su hogar. Madre, abuelos, hermanos, sobrinos, tías, disfrutan esta sonrisa que logró transformar la atrocidad de una violación.

Importante: la familia de Fátima posee ingresos mínimos ya que actualmente su padre, abuelo de Luz María, está imposibilitado para trabajar por una lesión en la columna. Toda ayuda material es importante para ellos. Si pueden colaborar no duden en escribir al mail  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla o llamar al número (03755) 15301400.

Datos: gentileza Revista Famila y Vida.  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla

BUENOS AIRES, 08 Ago. 12 / 04:32 am (ACI/EWTN Noticias).- El Arzobispo de La Plata ( Argentina ), Mons . Héctor Aguer, llamó a los médicos a protestar contra la política abortista que se está imponiendo en el país a través de protocolos de abortos no punibles, como el aprobado recientemente por el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.

 

“La presentación pública del malhadado protocolo no suscitó mayores reacciones. Pero los médicos tendrían que protestar personal y colegialmente, porque en aquella medida hay una presión indebida del Estado que va contra la naturaleza de la medicina misma y por tanto contra los derechos y deberes de los médicos de servir a la vida”, señaló durante el programa Claves para un Mundo Mejor.
En su alocución del sábado, el Prelado reiteró que el protocolo publicado por el ministerio provincial es “inmoral, ilegítimo, ilegal e inconstitucional”; además de ir contra la conciencia de los médicos amparados por el famoso juramento hipocrático y las declaraciones de la Academia Nacional de Medicina de 1994 y 2010, que protegen la vida humana desde la concepción.
El texto de 1994, indicó, señala que “terminar deliberadamente con una vida humana incipiente es inaceptable. Representa un acto en contra de la vida pues la única misión de cualquier médico es proteger y promover la vida humana, nunca destruirla. Toda legislación que autoriza el aborto es una negación de estos derechos y por lo tanto de la medicina misma”.
“De esta definición se sigue que en la resolución del Ministerio de Salud de la Provincia hay una contradicción con la esencia y la lógica de la medicina”, añadió Mons. Aguer.
El Arzobispo señaló que “si el Estado bonaerense se obliga legalmente a favorecer el aborto y a realizarlo en sus hospitales está obligando a los médicos a ejecutar esa práctica”.
Mons. Aguer dijo que si bien el Protocolo para la Atención Integral de Abortos no Punibles admite la objeción de conciencia, “los médicos tendrían que manifestar la objeción de conciencia al publicarse este protocolo, al conocerse este protocolo o bien cuando entran a prestar su servicio en una unidad hospitalaria”.
Dijo que entonces se compondrá una lista de los médicos objetores que “se convertirá fácilmente en una lista negra. ¿Podrá, por ejemplo, un objetor de conciencia llegar a ser director de un centro médico? Ofrezco una sugerencia razonable: ¿por qué no se hace más bien una lista de médicos dispuestos a practicar abortos?”.
“¿Quién nos asegura que estos médicos que respetan la vida desde la concepción no van a ser discriminados? Porque si este protocolo se ha aprobado en el ámbito de un área de política de género todos sabemos hacia dónde empuja la ideología de género y con qué prepotencia avasalladora intenta imponerse”, señaló.

 

 

Opinión unánime de juristas: El fallo de la corte no tiene efectos jurídicos generales.

Dr. Eduardo A. Maggiora: "El fallo no es obligatorio para los jueces inferiores (primera instancia y Cámaras) por lo que estos pueden fallar en contra del criterio de la Corte, por lo que los jueces que defienden la vida, podrán seguir haciéndolo".

Dr. Jorge Scala: "Todos los fallos son para los casos concretos. Los únicos fallos erga omnes son los de los amparos fundados en el art. 43 de la C.N., que no es este caso".

Dra. Nereida Brumat: "Según el plexo jurídico de la Nación Argentina, la Jurisprudencia de la Corte no es vinculante ni obligatoria. La Corte no legisla".

Dra. Gabriela Quadri: "¿Cuál es el valor del fallo de la Corte? Lo importante para tener en cuenta es que en nuestro sistema judicial el fallo de la Corte Suprema es aplicable exclusivamente al caso concreto que resuelve y no es extensivo a otros supuestos. El fallo no es obligatorio para quienes no son partes de ese juicio. Tampoco es de aplicación obligatoria para los jueces inferiores."

Reiteramos lo dicho más temprano. Tengámoslo todos claro y avisémosle a todos: el fallo de ayer de la corte no legalizó el aborto en caso alguno, porque la corte no legisla, no legaliza, no tiene facultades para ello. El aborto es tan ilegal y tan inconstitucional y criminal como lo ha sido hasta ayer. nada ha variado al respecto. El fallo de ayer de la corte no tiene efectos jurídicos generales, sólo tiene efectos para aquel caso concreto ya acaecido en Chubut hace meses (caso concreto en el que además lamentablemente ya se realizó el crimen de aquel pobre bebé). En definitiva: el fallo de ayer de la corte no es obligatorio para cualquier otro caso presente, pasado o futuro a lo largo y a lo ancho de la toda la nación, e inclusive tampoco es obligatorio para dentro de Chubut. El fallo de la corte de ayer no es "erga omnes".

Nota de VHI: Lo que afirman los juristas es muy cierto. Por otro lado, hay que tener en cuenta que un fallo de esta naturaleza, emitido por el más alto tribunal de un país, tiene un lamentable efecto en la mentalidad colectiva en cuanto a propiciar una “cultura” de muerte. Todos debemos orar para que esta abominable declaración de la Corte Suprema de Justicia de Argentina no trascienda más allá de sí misma. Es esperanzador ver cómo, no sólo estos valientes juristas, sino también muchos obispos, personas y grupos provida en Argentina han manifestado enérgicamente su más absoluto repudio a este descabellado fallo abortista.

 

Fuente: CENTRO DE BIOÉTICA RIOPLATENSE,  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla , 15 de marzo de 2012.

Viernes, 08 de Abril de 2011 16:14

Argentina

Acción por la Vida y la Familia
Dr. Oscar Botta, Presidente y Fundador
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla

Representante de Human Life International en la Argentina.

Acción por la Vida y la Familia es una institución sin ánimo de lucro, que ha surgido para organizar, convocar y promover el trabajo a nivel nacional en favor de la vida y la familia. Su propósito es la promoción de la vida humana desde el momento de la concepción hasta la muerte natural; la promoción y defensa de la familia fundada en el matrimonio indisoluble de un varón y una mujer que tienen el derecho y el deber de transmitir la vida a sus hijos y de educarlos de acuerdo a sus principios; alertar e informar sobre el efecto gravísimo de la anticoncepción y sus efectos abortivos en todas sus formas y sus consecuencias mortales para el matrimonio, la familia y la sociedad. Estos propósitos están ordenados de acuerdo a los preceptos morales definidos por la santa Iglesia Católica Apostólica y Romana.

Provee servicios de difusión de todo tipo de material informativo para tomar conocimiento y actuar en consecuencia; charlas formativas e informativas, conferencias y mesas redondas, sobre todos los temas vinculados a la defensa de la vida y la familia; investigaciones biológicas y demográficas que favorezcan a la mujer, al niño por nacer y a la familia para las políticas familiares y sociales de estado.

Otras organizaciones afiliadas a Human Life International en la Argentina

Asociación Pro Familia
Humberto 1° 656 - CP1103 
Buenos Aires, Argentina
Tel./Fax: (54-11) 4362-1197
& (54-11) 4361-3044
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
http://www.profamilia.org.ar

Pro Familia es una entidad no confesional que ya lleva 27 años dedicada a la defensa de la familia y la vida y que rige su accionar en la promoción de los valores humanos que distinguen al hombre de los demás seres creados. Defiende la vida desde la concepción hasta la muerte natural y la familia como célula fundamental de la sociedad. Los servicios que provee son: Distribución y actualización de folletos, libros y videos; Hogar Nazareth de acogida a mujeres embarazadas y sus hijos; y el Centro de Ayuda a la Mujer.



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia