You are here:Afiliados|Displaying items by tag: Chile

Displaying items by tag: Chile

Elard Koch

 

En marzo, los delegados de los países ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), debatieron estrategias para la “eliminación y prevención de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas”. El documento final, negociado por Michelle Bachelet, como cabeza de ONU Mujeres, se vio una vez más complicado por la controversia que genera el aborto en el lenguaje de los así llamados “derechos sexuales y reproductivos”.

 

Chile es uno de varios países haciendo reparos en la materia, pero hay otras razones vinculadas alleitmotiv de estas sesiones que, en mi opinión, provocan bastante molestia e incomodidad a delegados de varios países con aborto legal.

 

Cuando se considera quitar la vida de un hijo o hija en gestación, sea envenenándolo químicamente o desmembrándolo quirúrgicamente, legal o no, es lógico concluir que el aborto es por sí mismo un acto violento. Pero al mismo tiempo ¿cómo fue discutido por investigadores de distintos países en una reunión paralela a las sesiones de ONU Mujer? El aborto es otra forma de violencia contra la mujer.

 

Aunque la relación parece independiente del estatus legal del aborto, es un hecho que miles de mujeres son obligadas a abortar legalmente contra su voluntad, fenómeno conocido como “aborto por coerción”. La legalización del aborto acrecienta el problema, principalmente debido a una mayor permisividad, facilidad de acceso e incremento sustantivo de las tasas de incidencia del aborto electivo.

 

En las últimas décadas, varios estudios epidemiológicos indican que una proporción significativa de abortos inducidos legales –25% o incluso más- ocurre por coerción de la propia pareja o un familiar sobre la mujer o niña esperando un hijo. De hecho, entre los factores de riesgo más comunes para aborto y problemas de salud mental posterior, se encuentra la historia de violencia doméstica infligida por la pareja o el antecedente de abuso durante la niñez. A veces es la propia madre, el padre o ambos los que fuerzan el aborto de una hija embarazada. A esto, se agregan casos de abuso reiterado de adolescentes donde se recurre al aborto legal en caso de embarazo.

 

Estudios conducidos en Finlandia, confirman que el aborto incrementa a más del doble el riesgo de suicidio en mujeres en edad reproductiva, mientras el embarazo llevado a término lo reduce. Un reciente estudio en Chicago, mostró que el aborto incrementa el riesgo de problemas de pareja, incluyendo violencia doméstica, consumo de drogas y divorcio. Al mismo tiempo, existe una fuerte correlación entre las tasas de aborto y homicidios de mujeres.

 

En China, miles de mujeres son obligadas a abortar debido a las políticas de un solo hijo. El aborto sexo-selectivo de miles de niñas es una cruda realidad de discriminación contra la mujer en China y se reproduce culturalmente también en India.

 

En el contexto latinoamericano, la historia de aborto inducido se asocia significativamente a ideación suicida en mujeres brasileñas. En México, la violencia física contra la mujer embarazada se incrementó de 5,3 a 9,4%. Los estudios se multiplican y estos son sólo algunos ejemplos.

 

En la apertura de las sesiones organizadas por ONU Mujer, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, enfatizó que “existe una sola verdad universal, aplicable a todos los países, culturas y comunidades: la violencia contra la mujer nunca es aceptable, nunca es excusable, nunca es tolerable”.  Si éstas no son sólo palabras de buena crianza, la alarmante expansión del aborto legal como forma de violencia contra la mujer, no debería pasar inadvertida para ninguna nación respetuosa de los derechos humanos fundamentales. Omitir su discusión, no es más que favorecer una agenda hipócrita, que proclama lo siguiente: discutamos toda violencia contra las mujeres y las niñas, menos la del aborto cuando es legal.

 

Elard Koch (@ElardKoch)

Investigador en ciencias biomédicas de la Universidad de Chile y actual director del Instituto MELISA www.melisainstitute.com, Centro de Medicina Embrionaria y Salud Materna, Facultad de Medicina de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

 

Fuente: 8 abril, 2013, http://www.chileb.cl/perspectiva/aborto-y-violencia-contra-la-mujer-una-verdad-incomoda/

Tuesday, 27 December 2011 19:39

Carta escrita al Presidente de Chile

Estimado Señor Presidente:

Con mucho respeto y afecto le saludo y pido la bendición de Dios para Usted, su Familia y su Gobierno.  Necesito exponer la siguiente situación que, a mi parecer (y el de muchos) es realmente preocupante.  La Honorable Cámara de Diputados aprobó y despachó el "proyecto de ley que regula los derechos y deberes de las personas en relación con acciones vinculadas a su atención en salud" (Oficio N°9875 del 20-Dic-11).  El párrafo 6°, Artículo 16.- señala el derecho de un enfermo terminal a rechazar "cualquier tratamiento que tenga como efecto prolongar artificialmente su vida", pero esto es un claro intento de legalizar la eutanasia, pues hablamos de la terminación deliberada de la vida de un paciente en orden a prevenir posteriores sufrimientos.

Additional Info

Published in Noticias Latinoamerica
Friday, 08 April 2011 16:26

Chile

Movimiento Anónimo por la Vida
Elena Blanco 1145 
Providencia, Santiago, CHILE 
Tel.: (56-2) 204-4784
Tel./Fax: (56-2) 274-2432
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it
http://www.anonimosporlavida.cl

 

Representante de Human Life International en Chile.

La misión fundamental de M.A.V. es proteger y cuidar la vida del niño que está por nacer, ayudando con compresión, cariño y en forma afectiva a sus madres para alejar así de ellas la amenaza de ese terrible mal que es el aborto.

En la actualidad el M.A.V. cuenta con tres casas de Acogida a la Vida en Santiago, Concepción y Panguipulli. Sus actividades incluyen el desarrollo de programas educativos, sustentados en sólidos principios y valores, efectuados através de charlas apoyadas con material audio-visual; participación en los diferentes medios de comunicación: revistas, periódicos, radio, televisión, foros, etc., y manuntención de los Hogares de Acogida para madres e hijos donde reciben atención profesional, satisfacción a sus necesidades de alimentación, medicamentos y vestuario. También se les proporciona formación espiritual, y sobre todo, afecto, comprensión y apoyo. Por su amplia experiencia en la creación y el funcionamiento de Hogares de Acogida, M.A.V. imparte capacitación para la apertura de estos Hogares en otros países de Latinoamérica.



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia