You are here:Artículos y Documentos por Temas |Pornografía|La pornografía: Mercancía para los gustos depravados
Saturday, 09 April 2011 16:00

La pornografía: Mercancía para los gustos depravados

AVISO: La información que presentamos a continuación es de contenido delicado y no apta para menores de edad ni para personas moralmente vulnerables a este tema.


 

Lo que dicen los que sostienen una ideología antivida

Los que sostienen una ideología antivida afirman falsamente que así como existen muchas y distintas expresiones sexuales, así también hay muchas maneras de manifestarlas de forma visual o auditiva. La gran variedad que hay de literatura erótica, dicen, meramente refleja el deseo del público de ver estos actos sexuales naturales, tanto impresos como en filmes.

Estas personas equivocadas también afirman que cualquiera que se oponga a esta variedad de literatura sexual explícita, disponible en nuestro mundo moderno, está intentando imponer su estrecha mentalidad sobre el resto de nosotros y no es otra cosa que un censor que quiere limitar la libertad de expresión.

Introducción: La línea divisoria

La sociedad ha marcado una línea divisoria entre el material erótico que considera generalmente de "buen gusto" y relativamente "inofensivo", y el que muestra actividades que la gente en general considera depravado, pervertido y que no merece la protección de la ley como libertad de expresión. Generalmente a la primera se le llama pornografía "leve"y a la segunda pornografía fuerte.

Esta informal manera de clasificar a la pornografía siempre ha tenido profundos problemas morales y legales. En la actualidad, el carácter no viable de dicha clasificación se está manifestando cada vez con mayor claridad ante la avalancha de evidencias que muestran que aun el material erótico que aparenta ser el más inocuo puede dañar profundamente a las personas y, por ende, también a la sociedad.

Los que se dedican a promover la pornografía están contribuyendo ellos mismos a exacerbar el problema al intentar hacer confusa la línea que divide la pornografía "leve" de la pornografía fuerte. Las revistas pornográficas, como Playboy y Penthouse, están mostrando un material, que antes se consideraba pornografía fuerte, como si fuese "leve".

Esta es una estrategia que podríamos llamar "gradualismo", por cuanto consiste en incrementar poco a poco el grado ofensivo del material pornográfico que se exhibe, con el objeto de evitar el rechazo, de primera instancia, de algo francamente perverso y de lograr su aceptación posterior, una vez que se ha conseguido insensibilizar al público.

Definiciones

Una definición de pornografía "leve", que el sentido común nos dicta, sería la exhibición de personas en distintas posturas eróticas, pero que no participan en ningún comportamiento explícitamente violento y/o sexual. La pornografía "leve" también es intrínseca y gravemente inmoral.

En Estados Unidos, probablemente la pornografía "leve" cause mucho más daño que la fuerte debido a que es mucho más accesible al público y también a que sutilmente trivializa conductas tan perversas como la pederastia y la violación sexual.

Según la definición de pornografía "leve" que hemos dado más arriba, la pornografía fuerte consistiría entonces en la exhibición de actos sexuales entre personas de cualquier edad, incluyendo las relaciones sexuales con animales, el fetichismo, etc.

Clases de pornografía

Existen varias maneras de clasificar las perversiones sexuales que tanto la pornografía "leve" como la fuerte promueven. La diferencia entre ambas es que mientras la pornografía "leve" se limita a insinuarlas o a sugerirlas, la pornografía fuerte las manifiesta explícitamente. He a continuación una de esas clasificaciones:

  • 1. Bestialidad (relaciones sexuales con animales).
  • 2. Cautiverio y tortura.
  • 3. Actividad homosexual e intercambio de vestido (travestismo).
  • 4. Pederastia (relación sexual entre un niño y un adulto).
  • 5. Incesto.
  • 6. Violación sexual y otros actos de violencia.
  • 7. Fetichismo.
  • 8. Necrofilia (relaciones sexuales con cadáveres).
  • 9. Satanismo y brujería
  • 10. Representaciones explícitas de relaciones sexuales heterosexuales.

Entrar en el mundo de la pornografía fuerte, aun de forma periférica, es entrar en un mundo de violencia, de locura y de lujuria sin límites, así como de una total falta de control.

Permanecer en ese mundo durante mucho tiempo es convertirse en un esclavo indefenso ante él. La adicción a la pornografía es una de las más difíciles de superar y controlar, y el impulso de adquirir y usar material pornográfico permanece durante toda la vida.

Disponibilidad general

Las diferentes clases de pornografía fuerte, mencionadas arriba, generalmente se encontraban disponibles en dieciséis librerías para "adultos", según el sondeo realizado en 1986 por la Comisión sobre Pornografía del Fiscal General de Estados Unidos. Según la Comisión, este material es estándar en todas las tiendas para "adultos" a través del país.

La Comisión estudió e hizo un listado de 5,420 títulos distintos de libros, filmes y revistas que se encontraban en estas tiendas. Debemos señalar que, prácticamente en todos los casos, el título del material pornográfico en cuestión se ajusta con bastante exactitud a su contenido. Aproximadamente la mitad de los títulos examinados por la Comisión incluían obscenidades (1).

Un pequeño porcentaje de esta pornografía trata de relaciones sexuales normales entre hombres y mujeres (lo cual no quiere decir que no sea perverso el mostrarlas). Sin embargo, la gran mayoría de los materiales mostraban también varias desviaciones sexuales según las categorías que describimos a continuación:

Bestialidad

Una forma particularmente degradante de la pornografía fuerte muestra a seres humanos y animales (usualmente perros y caballos) involucrados en distintos actos sexuales. Algunas actrices de la pornografía se especializan en esta actividad. Algunas veces obligan a niños pequeños a tener relaciones sexuales con animales.

Un tema popular en este material es el que consiste en involucrar a figuras de autoridad (como policías y monjas católicas). Inicialmente "obligan" a estos personajes ficticios a tener relaciones sexuales con distintos animales.

Hugh Hefner, fundador de la revista pornográfica Playboy, declaró en el periódico Los Angeles Times: "Sin dudarlo apruebo los actos de bestialidad. Lo que estoy diciendo es: ¿Qué diferencia hay si el hacerlo excita el deseo? La única cosa que yo veo perjudicial en la bestialidad es el hecho de que la gente iba a la cárcel por hacerlo" (2).

Esta tendencia a promover las relaciones sexuales con animales se han extendido a la "educación" sexual inmoral que hoy en día se imparte en las escuelas públicas de Estados Unidos. La Dra. Patricia Shiller, fundadora de la Asociación de Estados Unidos de Educadores, Consejeros y Terapeutas Sexuales (AASECT, por sus siglas en inglés), dice que el libro de Gary F. Kelly's Learning About Sex: The Contemporary Guide for Young Adults ("Para aprender sobre la sexualidad: La guía contemporánea para los jóvenes adultos") es una lectura "muy importante para todos los jóvenes". Esta publicación incluye la siguiente declaración: "Un porcentaje bastante significativo de gente probablemente ha tenido algún tipo de contacto sexual con un animal durante su vida, particularmente los chicos que viven en el campo. No hay nada que indique que este tipo de contactos sea dañino, excepto el evidente peligro de una higiene deficiente, de una lesión que el animal pueda causar o de la culpabilidad por parte del ser humano" (3).

Wardell Pomeroy, vinculado a Paternidad Planificada (la filial en Estados Unidos de la IPPF, la agencia más proabortista del mundo), tiene dos libros, Boys and Sex y Girls and Sex, cuyos contenidos son tan extremos que se han convertido en las publicaciones que más utilizan los que se oponen a los programas de "educación" sexual inmoral en las escuelas para denunciarlos.

En estos libros de Pomeroy se afirma que "las relaciones sexuales premaritales sí tienen valores, como entrenamiento para el matrimonio o alguna otra relación de compromiso...a manera de comparación...es como conducir un automóvil para probarlo antes de comprarlo... He tenido casos de chicos que vivían en el campo, que tenían una relación amorosa con un animal y que se sentían bien con esta conducta, hasta que fueron a la universidad, donde aprendieron por primera vez que lo que habían hecho era ‘anormal'. Fue entonces que se sintieron mal..." (4)

[Nota del Traductor: Debemos añadir que en los cuadernos que se utilizan para la "educación" sexual en las escuelas de Colombia también se hace referencia a la bestialidad y a otras perversiones sexuales. Véase ¡Alerta!: Programa de "educación" sexual en Colombia. ¿Educación sexual o mercadeo?]

La Comisión ya mencionada encontró filmes, libros y revistas que trataban el tema de la bestialidad.

Cautiverio y tortura

Esta categoría es muy popular y atrae mucho a las personas que han caído en la práctica de la homosexualidad (homosexualismo). Los que practican la homosexualidad a menudo se involucran mucho en la pornografía fuerte.

El tema principal de este tipo de perversión consiste en mostrar a una personaje que representa a alguien indefenso que está bajo el dominio y la tortura de otro personaje que representa a una figura de autoridad, ya sea legítima (como un policía) o ilegítima (como un soldado nazi o un terrorista árabe).

Puede ser que este tipo de material sobre el cautiverio simplemente muestre a una persona luchando por liberarse de distintos tipos de instrumentos de restricción. Sin embargo, muchos filmes a menudo muestran actos de tortura real, en los que se utiliza la flagelación, el marcar con un tizón y el uso de instrumentos medievales que evidentemente infligen un auténtico dolor.

Muchos practicantes del homosexualismo pertenecen a clubes organizados de sadomasoquismo. Estos clubes tienen boletines, reuniones y aun "calabozos", que se organizan con el objeto de permitir a sus miembros infligirse dolor unos a otros en privado.

Algunas estaciones de la policía en Estados Unidos calculan que cada año aproximadamente 100 personas (casi todas adolescentes) son sometidas a una agonía extrema y eventualmente mueren mientras las filman. Estas películas circulan clandestinamente y se usan para el placer sexual. Aunque muchas estaciones de la policía han confiscado este tipo de filmes, su cantidad es difícil de calcular debido a que los usuarios las ocultan con mucho cuidado y usualmente las circulan de mano en mano para mostrarlos solamente en fiestas privadas.

Por ejemplo, en un caso inusual en que se logró condenar a los culpables, dos hombres del Estado de Virginia fueron acusados, en agosto de 1989, de planear la compra o el rapto de un muchacho para utilizarlo en uno de estos filmes de tortura y cautiverio. Los acusados confesaron que su propósito era torturar al chico durante dos semanas y luego matarlo (5). Afortunadamente se logró detener este complot a tiempo, pero se podría especular acerca del número de niños que se pierden cada año y que sufren tan horrible destino.

Otros niños inocentes no han tenido la suerte del chico ya mencionado. En abril de 1985, el diario Mercury News, de San José, California, informó que un círculo de pederastas de esa ciudad habían raptado a varios chicos, luego los habían obligado a comer trozos de ratas y después los habían torturado con cuchillos y lámparas de soldar antes de matarlos. También drogaron a los niños y los obligaron a tener relaciones sexuales con adultos y a participar en ritos satánicos (6).

Este es el tipo de actividad con la que el vendedor local de pornografía está totalmente de acuerdo y también es el tipo de pornografía que la Unión de Estados Unidos para las Libertades Civiles (American Civil Liberties Union) podría defender vigorosamente con el falso pretexto de ser parte de la "libertad de expresión".

La Comisión sobre Pornografía del Fiscal General encontró filmes, libros y revistas que trataban el tema del cautiverio y la tortura.

La homosexualidad y el travestismo

Los distintos aspectos del homosexualismo constituyen temas dominantes y recurrentes en la mayor parte del material de pornografía fuerte. Travestismo, cautiverio y tortura, pederastia, incesto y violación de una persona del mismo sexo, constituyen más de la mitad de los principales temas de la pornografía fuerte. Todas estas actividades están directamente relacionadas con el homosexualismo.

La Comisión sobre Pornografía del Fiscal General encontró filmes, libros y revistas que trataban el tema del homosexualismo y el travestismo.

El incesto

Un gran porcentaje de la pornografía fuerte muestra relaciones incestuosas entre distintos familiares. El tema más popular en este perverso material es el padre que veja sexualmente a una hija, quien algunas veces es una niña pequeña. Al igual que en los otros tipos de pornografía fuerte, los temas se mezclan: el cautiverio, la violación, la prostitución forzosa de niños pequeños, etc. Este tipo de pornografía también contribuye a la degradación de la familia y a que los usuarios de la misma odien a sus padres.

La Comisión sobre Pornografía del Fiscal General encontró filmes, libros y revistas que trataban el tema del incesto.

La violación sexual y otros tipos de violencia

Algunas personas todavía creen que las distintas formas de expresión que existen en los medios de comunicación social, prensa o audiovisuales, no influyen en la conducta humana. Cualquiera que tenga un poco de experiencia en la vida o sentido común sabe que dichas formas de expresión sí influyen en el comportamiento humano.

Aunque la violación sexual y los crímenes sexuales constituyen solamente alrededor del 5% de la pornografía fuerte, para muchas personas que pueden estar mentalmente desajustadas estas perversiones son temas populares.

Esta es la única clase de pornografía fuerte que ha causado enojo a las feministas radicales. Ello se debe a que muestra actos reales de violencia contra las mujeres. A este tipo de feministas no les preocupa las otras clases de pornografía que hemos tratado.

En el artículo que trata sobre Los dañinos efectos de la pornografía, explicamos cómo aun la pornografía "leve" es un factor en muchos casos de violaciones y asesinatos.

La Comisión sobre Pornografía del Fiscal General encontró filmes, libros y revistas que trataban el tema de la violación y otros actos sexuales violentos.

Fetichismo

Algunos de los fetiches más extravagantes aparecen habitualmente en materiales de pornografía fuerte y casi siempre aparecen mezclados con otros actos sexuales perversos. Las fijaciones más populares incluyen objetos de cuero; cadáveres o animales muertos (necrofilia); mujeres embarazadas o lactantes; personas con amputaciones; enanos y otras personas con evidentes malformaciones físicas; ciertas áreas específicas del cuerpo, y mujeres exageradamente obesas.

La Comisión sobre Pornografía del Fiscal General encontró filmes, libros y revistas que trataban el tema del fetichismo.

Satanismo y brujería

Este tipo de pornografía fuerte a menudo muestra escenas de cautiverio y tortura que son extremadamente duras y ocasionalmente fatales, a manos de las supremas figuras de autoridad para los usuarios de esta perversidad: Satanás y sus sirvientes. Otros temas comunes son el vampirismo, así como distintos aspectos extremos de brujería y vudú, todos ellos enfatizan distintas prácticas sexuales perversas.

La Comisión sobre Pornografía del Fiscal General encontró filmes, libros y revistas que trataban el tema del satanismo y la brujería.

La pornografía por teléfono

En enero de 1983, la Comisión Federal para las Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) permitió a la revista pornográfica (clasificada X) High Society, abrir su primera línea telefónica pornográfica, a la cual se podía tener acceso desde cualquier parte del país.

Inmediatamente la revista comenzó a generar el increíble ingreso de $14.000 al día, del cual más del 70% iba a parar a las arcas de la compañía telefónica. Dicha compañía cerró de mala gana las líneas pornográficas cuando la avalancha de quejas comenzó a llegar. Los costos para High Society eran muy bajos, consistían principalmente del empleo de algunas pocas personas con voces "sexy" para grabar los mensajes pornográficos.

En la actualidad hay docenas de estos mal llamados "servicios" de pornografía telefónica en Estados Unidos.

Las líneas pornográficas se quedan con aproximadamente la tercera parte del ingreso anual de $450 millones de las llamadas para escuchar este tipo de perversiones. Hay dos compañías que controlan la mayor parte del negocio de la pornografía telefónica: Carlin Communications y Megaquest, que el Wall Street Journal describe como el "McDonalds de las líneas pornográficas".

Los efectos de la pornografía por teléfono

Varios padres de familia de la ciudad de Phoenix, Arizona, presentaron una demanda judicial contra la compañía Pacific Bell y los operadores de las líneas pornográficas en octubre de 1987, luego de que un niño de 12 años escuchara un mensaje pornográfico y después violara sexualmente a una niña de 4 años.

El Dr. Victor Kline, profesor de psicología de la Universidad de Utah y especialista en el impacto de la pornografía en los niños, declaró bajo juramento en el testimonio que prestó ante el tribunal que presidió el caso apenas mencionado, que "el haber escuchado la línea pornográfica contribuyó de forma directa y con relación de causa y efecto a esta violación sexual. Si este niño de 12 años no hubiese escuchado estos ‘materiales sexuales', este hecho nunca hubiese ocurrido."

En mayo de 1988, la legislatura del Estado de Maryland votó a favor de restringir el uso de las líneas pornográficas a los suscriptores privados, los cuales recibirían un código de acceso secreto. La Unión de Estados Unidos para las Libertades Civiles, con el pretexto de defender una falsa "libertad de expresión", se opuso a esta medida, la cual, después de todo, sólo limitaba una actividad perversa, en vez de prohibirla totalmente.

La pornografía telefónica y los que practican el homosexualismo

El estilo de vida de las personas que han caído en el homosexualismo se caracteriza también por lo pornográfico. De ello se deriva el apoyo que estas personas le dan a la pornografía. El grupo National Gay Rights Advocates (Defensores de los Derechos de los Homosexuales a nivel Nacional) presentó un documento favorable a las líneas telefónicas pornográficas ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos en un caso en 1988. En ese caso el Tribunal examinó un desafío legal que una compañía de líneas pornográficas presentó contra una ley del Congreso de Estados Unidos que prohibía las llamadas a este tipo de líneas de un estado a otro.

Un editorial muy revelador, que fue publicado en el periódico pro-homosexualismo The Lavender Network, declaró que "la prohibición tajante de una industria sexual telefónica podría perjudicar a los periódicos y revistas homosexuales, la mitad de los cuales derivan un ingreso sustancial de dicha industria" (7).

Un miembro de la Fundación para el SIDA de San Francisco, California, hizo el siguiente insensato comentario: "...la sexualidad por teléfono es, de hecho, un importante escape sexual para mucha gente" (8).

Benjamin Schatz, director ejecutivo del National Gay Rights Advocates AIDS Civil Rights Project (Proyecto para los Derechos Civiles y el SIDA de los Defensores de los Derechos de los Homosexuales a nivel Nacional), enfatizó en un documento favorable a las líneas telefónicas pornográficas ante el Tribunal Supremo en el caso ya mencionado, lo siguiente: "Las líneas porno pueden salvar vidas al proporcionar una alternativa a las relaciones sexuales arriesgadas. Le guste o no a la gente, tienen un importante valor social y ameritan la protección de la Constitución" (9).

Esta actitud ignora la relación de causa y efecto entre la pornografía y la violencia. En vez de ser una alternativa a las relaciones sexuales arriesgadas, las líneas pornográficas sin duda alguna causan un mayor índice de relaciones sexuales arriesgadas (10) y de violencia, como ya hemos demostrado. En realidad la única alternativa a las relaciones sexuales arriesgadas es la castidad.

Brian Clowes, Ph.D. es el Director del Instituto de Capacitación Pro vida de Human Life International y autor de la monumental obra en inglés Pro-Life Activist's Encyclopedia (Stafford, Virginia: American Life League, Inc., 1993). Este artículo es la traducción del capítulo 133 de esta enciclopedia. La enciclopedia es distribuida por la American Life League, Inc., P.O. Box 1350, Stafford, VA 22555, USA, tel.: (540) 659-4171, página web: www.all.org y por Human Life International, 4 Family Life Lane, Front Royal, VA 22630-6453, USA. Tel. (540) 635-7884. Fax: (540) 636-7363. Email:  This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it . Página web. http://www.hli.org.

Human Life International (HLI) es la organización católica más grande del mundo dedicada a la defensa de la vida humana y la familia, con más de 80 oficinas en 5 continentes. HLI realiza su labor en total fidelidad al Magisterio de la Iglesia Católica, por medio de la oración, el servicio al prójimo y la educación.

Notas: 1. Final Report of the Attorney General's Commission on Pornography. Rutledge Hill Press, 513 Third Avenue South, Nashville, Tennessee 37210, USA, 1986, 571. 2. Hugh Hefner citado en "Hefner Explains Philosophy 7-11 Promotes", National Federation for Decency Journal (abril, 1986): 16. 3. Gary F. Kelly,Learning About Sex: The Contemporary Guide for Young Adults, (Nueva York: Barron's, 1968), 61 y 136. Citado en Gene Antonio, "America's XXX-Rated Sex Education Curricula", New Dimensions Magazine(septiembre, 1990): 72-77. 4. Wardell Pomeroy, Ph.D., Boys and Sex, (Nueva York: Delacorte Press, 1981), 117, 171 y 172. 5. USA Today, 22 de agosto de 1989, 3A. 6. "Snuff Film Ring Uncovered", National Federation for Decency Journal (julio-agosto, 1985): 14. 7. "Adult Phone Lines Under Attack", The Lavender Network, abril, 1990, 50. 8. Just Out [periódico pro-homosexualismo de Portland, Estado de Oregon], abril, 1989, 4.9. The Lavender Network, mayo, 1989, 57. 10. Nota del Traductor: Con la frase "relaciones sexuales arriesgadas", el autor se está refieriendo a las peligrosas relaciones sexuales homosexuales (véase Lo que usted debe saber sobre el homosexualismo). La ya mencionada frase se utiliza también para promover el preservativo, lo cual es un engaño y una falsa seguridad (véase El SIDA y la "planificación familiar"). Esta es precisamente la postura del autor, quien ha escrito en esta misma enciclopedia (véanse los capítulos 139ss) una contundente refutación de la promoción del preservativo.

Artículos y Documentos por Temas  » Pornografía » La pornografía: Mercancía para los gustos depravados
Enlaces en Inglés:  Pro Life Movement and other Links



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia