¿Embarazada y con Problemas?

Testimonio de la madre de un bebé anencefálico

A una joven soltera de 23 años  llamada Myah, quien tenía 19 semanas de gestación , los médicos le dijeron que su bebita por nacer tenía anencefalia (ausencia de una gran parte del cerebro) y le aconsejaron el aborto. La joven desoyó a los médicos que le aconsejaban abortar y optó por la vida. Este es su testimonio:

“Hoy, mientras escribo esto, Faith tiene 10 semanas de edad (+1 día) y está muy bien. Es totalmente consciente y responde como cualquier bebé ‘normal’. Es muy sensible al tacto (especialmente cuando algo está frío) y no hay duda de que puede oír. Sonríe, hace ruiditos cuando está contenta, llora y es una niña luchadora. Sabe lo que le gusta y lo que no le gusta y te lo hace saber. Tiene su pequeña personalidad propia que nos encanta. Nos ha asombrado su desarrollo. Desde que nació podía levantar la cabeza y, cuando se sentó, cuando sólo tenía 5 días, nos dejó boquiabiertos”, relató entonces la joven madre.
Debido a que la niña “claramente estaba consciente y le iba muy bien”, le hicieron un examen que confirmó la anencefalia. “No saben (los médicos) cómo explicar que Faith esté viva y respirando, y mucho menos que además actúe de forma consciente. Hay cosas que los médicos no pueden explicar”, añadió Myah.
La joven madre expresó su deseo de que a través de la vida de Faith “puedan ver la gracia de Dios.”

 

Finalmente la pequeña falleció a los 93 días de nacida. “Los mejores 93 días de mi vida los pasé con mi hija. Faith se fue hoy al cielo. Pasamos toda la mañana y parte de la tarde abrazadas en mi cama. Le dije que la quería muchas veces. La tenía en mis brazos cuando murió. Fue alrededor de la 4:40 de la tarde. Acababa de cambiarle el pañal y decidí cogerla y envolverla en una manta. Sonrió muy dulcemente y siguió haciéndolo durante varios segundos… me pareció que estaba muy graciosa”.
“Esperé a que volviera a respirar, pero no lo hizo. Me miró, abriendo sus preciosos ojos, y me di cuenta de lo que estaba pasando. Le dije que se fuera con Jesús. Le dije que la quería y que todo estaba bien, que nos encontraríamos en el cielo. La abracé y lloré sobre ella. Toqué su pecho y ya no había latidos del corazón. Pero seguía estando guapísima. E incluso ahora, sigue estándolo… la tengo en brazos y parece feliz y en paz. Dios es bueno”, culminó Myah.
Así como el caso de la pequeña Faith, Hazteoir.org (donde fue publicada esta historia verdadera   http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=37807&utm_source=email&utm_medium=email&utm_campaign=email ), señaló que también están los testimonios de la pequeña Marcela de Jesús en Brasil, el de Grayson James Walker en Estados Unidos, el de Dirlene Ferreira en Argentina, y “el impresionante caso de la adolescente Miss D, en Irlanda”.

Embarazada » Testimonio de la madre de un bebé anencefálico

Pregunta ahora. Estamos para ayudarte..

Imágenes de un bebé en el útero materno

Violada pero dio a luz a su bebé

Mira el corazón de tu bebé no nacido

Madre soltera que escogió la vida

Síndrome de Down. El amor de unos padres

El arrepentimiento de una madre