Martes, 05 de Abril de 2011 23:05

¿Cuándo comienza la vida?

Determinar el comienzo de la vida humana es un tema polémico. Para algunos es cuando el niño recién concebido se implanta en el útero de su madre. Otros creen que es cuando comienza a latir el corazón. Otros opinan que es cuando se corta el cordón umbilical. Y todavía otros creen que es cuando hay un sistema nervioso maduro y existe pleno uso de la razón. Pero la ciencia ha demostrado que la vida humana comienza mucho antes de las teorías apenas mencionadas.

 

Como en todos los animales superiores, el ser humano tiene una reproducción sexuada. Depende de dos células: el espermatozoide (del hombre) y el ovocito (de la mujer), cada una de las cuales por separado es altamente especializada, pero no es un ser humano. Sin embargo, cuando estas dos células se unen en la concepción, llevando cada una su mensaje genético dentro de 23 cromosomas, entonces comienza la vida de un nuevo ser humano con sus 46 cromosomas.

 

Desde ese instante ese nuevo ser humano ya tiene su sexo, que lo determina el espermatozoide, ya que todos los espermatozoides pueden ser X (que determina el sexo femenino) o Y (que determina el sexo masculino); mientras que los ovocitos sólo tienen el mensaje X. Si se une un espermatozoide con mensaje X con un ovocito, dará lugar a una niña con su mensaje XX. Si se une un espermatozoide con mensaje Y con un ovocito, comienza la vida de un niño con su mensaje XY.

 

También en ese momento de la concepción está determinado el color de los ojos y de la piel, así como otras características físicas, incluso hasta la posibilidad de algunas de las enfermedades que este nuevo ser humano pueda sufrir en el futuro.

 

Veamos qué camino recorren los gametos -- el espermatozoide y el ovocito-- antes de su encuentro.

 

Cada mujer tienen aproximadamente 400 ciclos en su vida reproductiva. En cada ciclo llega a la madurez un ovocito, que al salir del folículo por acción de la hormona luteinizante es captado por las fimbrias de la trompa de Falopio y se encuentra con el espermatozoide en la unión de los dos tercios internos d ela trompa con el tercio exterior de la misma. El ovocito sólo vive un promedio de 12 horas si no es fecundado por el espermatozoide.

 

En cada polución el hombre deposita un promedio de 300 millones de espermatozoides. Pero estos tienen que vencer muchos obstáculos para encontrarse con el óvulo. Al ser depositados en la vagina, los espermatozoides encuentran un medio ácido que es hostil para ellos, aunque están en el líquido seminal que amortigua la acidés. Posteriormente tienen que atravesar el tapón cervical mucoso, que puede ser más o menos denso dependiendo del momento del ciclo femenino. Llegan al útero de 4 a 5 millones de los aproximadamente 300 millones de espermatozoides que fueron depositados. En el útero, encuentran un medio alcalino, pero tienen que nadar contra corriente. A la trompa de Falopio llegan de 300 a 500 espermatozoides, pero sólo uno es nesario para la concepción.

 

El espermatozoide está en contacto con la envoltura del ovocito, llamada zona pelúcida, durante 15 minutos y demora 7.5 horas en atravesarla. El espermatozoide entra en el ovocito moviéndose lentamente hasta que se encuentran los dos pronúcleos, el del espermatolzoide y el del ovocito. En este momento comienza una nueva vida humana: el cigoto, que es distinta del padre y de la madre, con una carga genética que tiene el 50 porciento de cada uno de los progenitories. A partir de ese momento, el nuevo ser humano ya tiene sexo y grupo sanguíneo, y aunque permanecerá dentro de su madre alrededor de 9 meses, dicho sexo y grupo sanguíneo pueden ser diferentes al de ella.

 

En las primeras horas de vida puede haber una división y producirse la gemelación. Ello prueba que en el ser humano puede ocurrir temprano lo que en otras especies ocurre tardíamente. De hecho, durante los cuatro primeros dias de vida las células de este nuevo ser humano son tutipotenciales, o sea, que de ellas se puede derivar todo un nuevo ser. Durante los primeros seis días, vivirá dentro de la oolema como un huevo de gallina está en su cascarón. Durante estos seis días, no hay diálogo hormonal con la madre y recibirá una nutrición muy rudimentaria de la trompa. Luego, al cabo de esos seis días, el nuevo ser humano, en etapa de blastocisto, se implanta en el útero de su madre

 

Existe el criterio erróneo de que por tener la posibilidad de la gemelación, estar las primeras células encerradas en la oolema, ser células tutipotenciales y faltar el diálogo hormonal con la madre en estos primeros estadios; que entonces no hay un embrión sino un pre embrión. Los que sostienen esta opinión consideran que aún no hay vida humana y que por tanto pueden usarse los dispositivos intrauterinos (DIU o IUD) o las hormonas que producen microabortos, como algunas de las mal llamadas píldoras anticonceptivas; la anticoncepción de emergencia o píldoras del dia siguiente; y la experimentación con embriones.

 

Pero una vez que el ovocito es fecundado y comienza la vida del cigoto ha comenzado una nueva vida humana y todo lo que atente contra ella, sea un microaborto, un aborto, una enfermedad o un accidente, termina con la vida de una persona.

 

La Dra. Concepción Morales es coordinadora de Pro-Vida Cuba y ejerce su especialidad de ginecología y obstetricia en el Hospital "Hijas de Galicia", en La Habana.

Desarrollo » Comienzo de la Vida Humana según la ciencia » ¿Cuándo comienza la vida?



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia