Monday, 17 April 2017 14:08

VHI-Puerto Rico lucha contra la perversa ideología de “genero”

Rate this item
(0 votes)

Dra. Luisa Burgos, Pediatra
Presidente - Centro Guadalupe Vida y Familia, Organización afiliada a VHI en Puerto Rico

Lic. Marlene Gillette-Ibern, Abogada
Asesora Legal de VHI

Lcdo. Ramón Rosario Cortés
Secretario de Asuntos Públicos y Política Pública, La Fortaleza, Puerto Rico


Estimado señor Rosario:

A continuación, le sometemos los siguientes escritos relacionados con nuestros comentarios en torno al Proyecto del Senado Número 171 de enero 2017 de la Asamblea Legislativa de Puerto Rico. 

La primera parte es la ponencia presentada por nuestra organización ante la Comisión de Educación y Reforma Universitaria de la Cámara del Senado el miércoles 29 de marzo de 2017. La ponencia es un resumen ejecutivo de nuestros comentarios.

La segunda parte es el contenido completo de nuestros comentarios.
 

PRIMERA PARTE

Introducción

Buenas tardes.
Mi nombre es Luisa Burgos Vázquez. Soy doctora en pediatría y presidente del Centro Guadalupe Vida y Familia de Puerto Rico, organización que está afiliada a Vida Humana Internacional.

El Centro Guadalupe Vida y Familia es una organización sin fines de lucro en Puerto Rico, cuya misión es la promoción y defensa de la vida y la familia en consonancia con la doctrina católica en el país.

Con el mayor respeto, deseamos someterle nuestros comentarios en torno al Proyecto del Senado Número 171, un proyecto piloto dirigido a promover la equidad de género en las escuelas públicas de Puerto Rico.

Procederé a leer el resumen ejecutivo de nuestra ponencia completa, la cual acompaña este resumen.
 

El Estado

Los derechos y las libertades de la persona parten de su realidad humana íntegra. No es posible defender lo que serían sus derechos y deberes si no se conoce al ser humano.

El primer deber del Estado es reconocer la verdad sobre la persona humana, para que pueda servirle bien a las personas bajo su jurisdicción. El Estado no puede trabajar con una visión distorsionada de la persona humana.

Le corresponde al Estado defender el derecho de la persona a que se respete su humanidad y su dignidad, y por ende, su vida. De no hacerlo, el Estado sería cómplice en la mentira que viviría el ser humano. El Estado no estaría dándole su libertad. Más bien, se la estaría coartando. Tristemente, ello resultaría en que todos los ciudadanos del país vivirían en una sociedad basada en ideologías y no en principios.

Ciertamente la historia personal de un ser humano no termina con el nacimiento. Pero el efecto deseado de las exigencias de género significaría echar a un lado la realidad personal que tiene un comienzo concreto y definido, todo lo cual garantiza una verdadera libertad y plena expresión personal.
 


La ideología de género

En tiempos presentes, ha surgido la ideología de género.

Mediante la ideología de género se interesa lograr la de-construcción del ser humano. Para sus ideólogos, el término ‘género’ significa algo independiente de la identificación normativa con el sexo. Dado que el hombre y la mujer son diferentes, se intenta erradicar esa alegada injusticia.

La ideología de género tiene sus raíces en la filosofía del comunismo con sus acompañantes revoluciones. La base de pensamiento del comunismo es el materialismo dialéctico, el cual sostiene que toda materia está compuesta por elementos contradictorios, lo que conduce a que la materia esté en moción conflictiva continua, hasta lograr su fin último y deseado.

Es por eso que puede decirse que la ideología de género consiste en la revolución de género o la revolución del ‘yo’. Esta es la última frontera que queda por cruzar, por parte de aquellos que rechazan la dignidad humana intrínseca de la persona. Con la ideología de género se completa la destrucción de la persona humana.

La educación sexual de género para el sistema público escolar comenzó a surgir a partir de la década del 2000. Los psicólogos y pediatras no han tardado en oponerse a la exigencia de una educación sexual de género, del mismo modo en que se opusieron a la educación sexual genital que comenzó a ofrecerse en la década de los 1970.

A esos efectos, el Colegio Pediatras de EEUU expresó lo siguiente en 2016:

“El Colegio Pediatras de EEUU urge a los educadores y legisladores a rechazar todas las políticas que condicionen a los niños a aceptar como ‘normal’ una vida de suplantación química o quirúrgica de su sexo por el sexo opuesto. Son los hechos, y no la ideología, los que determinan la realidad. La sexualidad humana es un rasgo biológico objetivo. La norma del diseño humano es ser concebido como hombre o como mujer.

“La creencia de una persona de que él o ella es algo que no es constituye, en el mejor de los casos, un signo de pensamiento confuso. Cuando un niño biológicamente sano cree que es una niña, o una niña biológicamente sana cree que es un niño, existe un problema psicológico objetivo en la mente, no en el cuerpo, y debe ser tratado como tal.

“Condicionar a los niños a creer que es normal estar toda la vida sustituyendo química y quirúrgicamente su propio sexo por el opuesto constituye un abuso infantil. Respaldar la discordancia de género como algo ‘normal’ a través de la educación pública y de las políticas legales confundirá a hijos y padres, llevando a muchos niños a acudir a ‘clínicas de género’ donde les administren fármacos bloqueadores hormonales.

“Esto, a su vez, virtualmente asegura que ellos ‘elegirán recibir hormonas cruzadas cancerígenas o de un modo u otro tóxicas, y probablemente considerarán, cuando sean adultos jóvenes, la mutilación quirúrgica innecesaria de sus órganos sanos.”

Véase: http://www.religionenlibertad.com/colegio-americano-pediatras-desacredita-ideologia-genero-hace-48626.htm


Los padres de familia

Aún si se involucrase a los padres de familia en este programa piloto, ello no eliminará el daño cierto que sufrirán los menores de edad. Nada se logra con reclutar a los padres de familia para ser cómplices del Estado en un programa escolar que ocasionará un grave daño a los menores de edad.

Por lo tanto, es de absoluta necesidad de que no ofrezca la educación sexual de género en el sistema público escolar en Puerto Rico. No es necesario ofrecer esta educación sexual de género como un programa piloto. Ya los psicólogos han advertido sobre los daños que causará en el menor de edad.

El Departamento de Educación

Finalmente, cabe recordar que la Secretaria de Educación de Puerto Rico, Honorable Julia Keheler, tuvo que dejar constado por escrito de que no se implementaría un currículo de género en la educación pública, por lo que derogó las dos cartas circulares del Departamento de Educación con las que se había implementado una educación sexual de género. No obstante, de ser aprobado este proyecto de ley, ello significaría que, a pesar de las promesas hechas por la presente administración de gobierno de que no se impondrá la ideología de género, la misma sí quedaría implementada. Es como si se impidiese que la ideología de género entre por una puerta, pero se permitiese que entre por otra.

Conclusión

Les agradecemos mucho la oportunidad de poder hacerles llegar nuestros comentarios en torno a este proyecto de ley. Esperamos que les sea de ayuda.

Portada Noticias » VHI-Puerto Rico lucha contra la perversa ideología de “genero”



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia