Continuamos con el artículo de Arnald K. Nichols, director de HLI America (HLI EEUU) sobre este tema. Véase (en inglés): www.hli.america.org. La parte I está en: http://www.vidahumana.org/publicaciones-hli-vhi/boletines/item/1700-el-falso-estudio-cient%C3%ADfico-que-sirvi%C3%B3-de-base-al-mandato-de-obama-i.

 

Esta falta de objetividad fue confirmada por el Dr. Anthony Lo Sasso, el único miembro del comité que disintió del informe del IOM [siglas en inglés del “Instituto de Medicina”, cuyo comité emitió el “estudio”]. En una entrevista reciente, el Dr. Lo Sasso confirmó que “los estándares de evidencia que fueron usados por el comité” no llegaron a cumplir con todos los requisitos de un análisis verdaderamente amplio y objetivo de los datos, lo cual “hizo que el comité arrojara las conclusiones que quiso”. En su disenso, Lo Sasso expresó:

 

El Gobierno de EEUU  acepta la ideología abortista de Planned Parenthood (Paternidad Planificada, traducción libre).

 

Arland K. Nichols

 

El mandato del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) se basa en una investigación insuficiente y revela la profunda parcialidad del comité encargado de la misma a favor de la anticoncepción.

 

Eric Schafer

 

La promulgación de la Encíclica Humanae vitae (HV) en 1968 fue un momento crucial para la ética católica en el mundo moderno. A medida que la cultura cambiaba su visión de la sexualidad y que la anticoncepción estaba cada vez más disponible, hubo algunos que pensaron que la Iglesia cambiaría su postura sobre este tema. Sin embargo, el Papa Pablo VI fue claro al decir que la doctrina de la Iglesia acerca de este asunto no cambiaría y no podía cambiar. La anticoncepción nunca es un medio moralmente aceptable de impedir el embarazo.

 

Debido a la urgencia del tema, hemos decido reproducir en español el artículo que sobre este asunto ha publicado el abogado Richard M. Doerflinger en el sitio de Internet de la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU (www.usccb.org). El Sr. Doerflinger es Director Asociado del Secretariado para las Actividades Provida de dicha Conferencia. Esta misma versión en español se encuentra en: http://www.usccb.org/about/pro-life-activities/life-issues-forum/foro-asuntos-de-vida-11-07-28.cfm. La versión original en inglés se encuentra en: http://www.usccb.org/about/pro-life-activities/life-issues-forum/life-issues-forum-11-07-28.cfm. Para conocer más acerca de este importante asunto y actuar en conformidad con la propia conciencia, viste: http://www.usccb.org/about/pro-life-activities/ y haga “click” en los enlaces indicados allí. También puede expresarle su opinión a la Secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), Katheleen Sebelius, llamando al (202) 690-7000 o enviando un correo electrónico a: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it . El HHS es el responsable de esta directriz del gobierno del Presidente Obama que intenta imponerles a las aseguradoras de salud la cobertura de los anticonceptivos (incluyendo los que son abortivos) y la esterilización, aparte de que todos estos métodos son intrínseca y gravemente inmorales. Recuerde: ¡Mañana es el último día!

Los altos costos del control de la natalidad “gratuito”

 

Estimada familia de HLI:

 

¡Que la gracia y la paz de Nuestro Señor Jesús estén con todos ustedes!

 

Comienzo la reflexión de esta semana hablando de paz porque estoy preocupado acerca de un grave problema que nuestra amada nación enfrenta, tal como lo subrayó la Conferencia de Obispos Católicos de EEUU por medio de un comunicado de prensa emitido el reciente 31 de agosto.

 

1. Los anticonceptivos hormonales tienen graves efectos colaterales. Aunque los principales medios de comunicación y los grupos feministas anti vida presentan los anticonceptivos hormonales como una bendición para las mujeres, pasan por alto los graves efectos colaterales acerca de los cuales han informado las principales publicaciones científicas. El consumo habitual de potentes esteroides, que es lo que son los anticonceptivos hormonales desde la píldora hasta la inyectable Depo-Provera, tiene poderosos efectos en el organismo humano. No debería sorprender que estos anticonceptivos causen una larga lista de efectos colaterales, desde leves, como dolores de cabeza, hasta graves, como depresión severa y aún la muerte. De hecho, los anticonceptivos hormonales, como la píldora, han sido clasificados como carcinógenos por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) [1]. (Es significativo saber que la OMS no se destaca precisamente por ser provida, ¡sino todo lo contrario!) Todo lo que se dice a continuación sobre la píldora aplica también a otros anticonceptivos hormonales femeninos.

 

El Presidente Interino de HLI, Monseñor Ignacio Barreiro Carámbula, emitió el 1 de agosto del 2011 una declaración en relación con el anuncio, por parte del Gobierno de Barack Obama, de que las compañías de seguro médico deben cubrir el suministro de anticonceptivos y la práctica de la esterilización libre de costos, como lo ha recomendado el Instituto de la Medicina (IOM, por sus siglas en inglés):

 

“La decisión que ha tomado el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) del Presidente Obama, es un ataque contra la propia vida humana desde el momento de la concepción. Al decidir que la anticoncepción y la esterilización constituyen ‘medicina preventiva’, el Gobierno de Obama está de hecho colocándole al embarazo la etiqueta de ‘enfermedad’ o ‘desorden’.

 

Publicación de obispos de EEUU insta a los sacerdotes a predicar contra la anticoncepción, la esterilización y la fertilización in vitro

 

John-Henry Westen

 

WASHINGTON, DC, 15 de marzo, 2011 (Notifam.net) – En el último número de Life Issues Forum, una publicación semanal del Secretariado para las actividades Pro-Vida de la Conferencia Episcopal Católica de EEUU, se insta a los sacerdotes a “fomentar la comprensión de las enseñanzas de la Iglesia sobre la vida y la castidad” a través de “homilías y por medio de inserciones y anuncios en un boletín, citando buenos artículos sobre estas enseñanzas”. Susan E. Wills, directora asistente para Educación y Extensión del Secretariado de las Actividades Pro-Vida de la Conferencia Episcopal, es la autora de la publicación. En ella, Wills llama la atención sobre tres áreas donde hay una “profunda oscuridad de la conciencia”, inclusive entre los católicos.

 

Monday, 15 July 2013 20:21

La mentalidad anticonceptiva

Brian Clowes, PhD
Director de Investigación y Capacitación de HLI

 

La mentalidad anticonceptiva con frecuencia dirige e informa los aspectos morales de la vida de una persona. Como todas las ideologías, se trata de una manera estéril de pensar que desestima la evidencia cuando ésta entra en conflicto con la propia mentalidad. De esa manera conduce a conclusiones erróneas y comportamientos destructivos. No les presta atención a las consecuencias a largo plazo a medida que intenta resolver necesidades y situaciones a corto plazo. Eventualmente se convierte en algo habitual y es muy difícil de superar, porque es definida por una estructura de presunciones implícitas (y usualmente sin fundamento), de que “todo el mundo sabe que son verdad”.

 

Patrick B. Craine

 

Los partidarios del aborto promueven con frecuencia la anticoncepción, afirmando que a medida que aumenta el uso de anticonceptivos disminuye el número de embarazos “no deseados” y, en consecuencia, los abortos. Pero un nuevo estudio en España ha encontrado exactamente lo contrario, al sugerir que en realidad la anticoncepción aumenta las tasas de aborto.

 

Los autores, que publicaron sus hallazgos en enero de 2011 en la revista Contraception, realizaron evaluaciones cada dos años, desde 1997 a 2007, de alrededor de 2.000 mujeres españolas, de 15 a 49 años. Descubrieron que en este período el número de las mujeres que utilizaron métodos Anticonceptivos aumentó del 49,1% al 79,9%. Pero señalaron que en el mismo período de tiempo la tasa de aborto en el país aumentó a más del doble, de un 5,52 por cada 1.000 mujeres a 11,49.

 

Kathleen Gilbert

 

WASHINGTON, Distrito de Columbia – 8 de diciembre 2010 (Notifam) –  ¿Cuán a menudo en EEUU se prescribe el carcinógeno del grupo uno – aquel reconocido como una causa “definitiva” de cáncer – a pacientes que están saludables? La respuesta es: tan a menudo como recetan la píldora hormonal de control de la natalidad.

 

Este dato poco conocido sobre la píldora fue presentado por la doctora Angela Lanfranchi, una cirujana oncóloga del seno y cofundadora del Instituto de Prevención del Cáncer de Seno, quien compartió su pericia sobre este fármaco en el congreso titulado “50 Años de la Píldora,” el cual se llevó a cabo el pasado viernes en Washington, Distrito de Columbia, EEUU”.

 

Corte Suprema de México: “Distribuyan la píldora del día siguiente o vayan a prisión”

Matthew Cullinan Hoffman
Corresponsal para América Latina
LifeSiteNews.com

 

CIUDAD MÉXICO, 31 de mayo, 2010 (LifeSiteNews.com) – La Corte Suprema de México ha emitido una sentencia por medio de la cual ha ordenado que la “píldora del día siguiente” (PDS) sea distribuida por todos los hospitales del país, públicos y privados. Los magistrados del más alto tribunal de la nación han advertido que los funcionarios que se nieguen a cumplir con esta norma pueden ser retirados de sus cargos, encausados y encarcelados.

 

Por Chris Kahlenborn, M.D.
Traducción del inglés por el Dr. Oscar Botta
Director del Instituto de Investigación Biológica para la Defensa de la Vida Humana “Gianna Beretta Molla.”
Universidad Católica de La Plata
Marzo de 2007

 

La píldora para el control de la natalidad está siendo usada corrientemente por más de 10.000.000 de mujeres en EEUU. (1) Un número de investigadores y médicos han afirmado que la píldora para el control de la natalidad (en inglés BCP, Birth Control Pill – también llamado anticonceptivo oral) es de hecho un abortivo.

 

Un abortivo causa un aborto temprano, específicamente la muerte del cigoto, embrión o feto después que haya ocurrido la concepción. Otros no creen que los anticonceptivos sean abortivos como aparece en una publicación autorizada por algunos médicos en 1998: “¿Los contraceptivos hormonales, son todos abortivos?” (2)

 

Dr. Oscar Botta
Médico Especialista en Salud Pública
Centro para la Defensa de la Vida y la Familia
Universidad Católica de La Plata
2009

 

Introito

 

Cuando se habla de “Sexo Seguro” desde los niveles centrales de los gobiernos de todas partes del mundo - salvo excepciones como Filipinas y Uganda hace unos años - sobre prevención de enfermedades de transmisión sexual, se habla y se transmite a la población general una seguridad total en lo que concierne al uso del preservativo para evitar el contagio del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) que conduce inevitablemente al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Lamentablemente no se puede hablar verdaderamente de una total protección del preservativo para evitar enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

 

El uso de anticonceptivos es ya virtualmente universal entre mujeres en edad reproductiva [1]. El 89% de las mujeres sexualmente activas en edad reproductiva y que pueden quedar embarazadas, usan métodos anticonceptivos, y el 98% los han usado alguna vez en su vida [2]. Entre las adolescentes sexualmente activas que no quieren quedar embarazadas, todas, excepto el 7%, están usando métodos anticonceptivos [3].

 

Con el uso típico, los anticonceptivos frecuentemente fallan en impedir el embarazo. Durante los doce primeros meses del uso de anticonceptivos, el 16,4% de las adolescentes quedan embarazadas. Si la adolescente está cohabitando con su novio, el índice de fallo de los anticonceptivos se eleva al 47%. Entre las parejas que cohabitan y tienen bajos ingresos, el índice de fallo es del 48% para las píldoras anticonceptivas y del 71% para los condones [4]. El 48% de las mujeres que tenían la intención de no quedar embarazadas lo estuvieron [5], y el 54% de las mujeres que acuden al aborto estaban usando métodos anticonceptivos en el momento que quedaron embarazadas [6]. El experto en anticoncepción James Trussell de la Universidad de Princeton dice: “La píldora es un método anticuado porque no funciona suficientemente bien. Es muy difícil para las mujeres tomar una píldora cada día” 7. El embarazo es tan probable incluso con un ligero retraso, que las líneas de actuación del gobierno avisan a las mujeres de usar métodos anticonceptivos de emergencia si han tenido relaciones sexuales no protegidas” [8]. (Nota de VHI: Obsérvese en esta cita, cómo el autor citado utiliza un lenguaje muy negativo respecto de la procreación al usar los términos “emergencia” y “relaciones sexuales no protegidas” en relación al embarazo. Por supuesto, este lenguaje utilizado es responsabilidad del autor y no de los que lo citan. Por lo demás, el uso de la mal llamada “anticoncepción de emergencia” por cualquier motivo es siempre gravemente inmoral.)

 

Debido a la vigencia que sigue teniendo este tema, nos ha parecido importante reproducir el testimonio que, en calidad de experta, envió la Dra. Karen L. Brauer M. S. R. Ph. sobre la píldora “del día después” a un tribunal de México hace algunos años:

 

Debemos caer en la cuenta de que la píldora “del día después” (PDD) no es un fármaco que libera a las mujeres de estar encadenadas a su aparato reproductor, sino que es una píldora que hace que las mujeres estén más disponibles a muchas clases de abusos, ya que proporciona los medios para encubrir estos abusos.

 

La información de los fabricantes que se encuentra en el paquete de las píldoras combinadas “del día siguiente” y las píldoras “del día siguiente” de sólo progestinas admite que estos fármacos pueden funcionar poniéndole fin a una vida humana. Sin embargo, los que promueven el uso de estas píldoras continúan mintiendo a las mujeres acerca de esta realidad. Por favor, lean las referencias que aparecen al final de este artículo, las cuales declaran que uno de los mecanismos de estas píldoras es impedir la implantación de un embrión humano [1], [2], [3], [4].

 



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia