Portada Noticias

Portada Noticias (82)


Padre Shenan J. Boquet
Presidente
Human Life International

 

El pasado 25 de octubre (2015), el Sínodo de los Obispos sobre la Familia terminó y emitió un documento titulado Relación Final. El documento contiene una problemática declaración que ha causado preocupación. Se trata del parágrafo no. 58, que dice: “La familia, aunque sigue siendo el espacio primario de la educación (cf. Gravissimum Educationis, no. 33), no puede ser el único lugar donde se enseñe acerca de la sexualidad” (el énfasis es nuestro).

 

Esta declaración debió ser rechazada y reemplazada por un texto más preciso sobre el papel y el deber de los padres de familia. El capítulo en el cual esta aseveración se encuentra parece intentar enfocarse principalmente en las necesidades de la familia y en ayudar a los padres. Sin embargo, la ambigüedad de este punto tan crucial deja la puerta abierta de par en par para la mala interpretación y la manipulación. Por ello es que me ha dejado perplejo y preocupado el apoyo que la inmensa mayoría de los obispos le dio a la Relación Final: de los 265 votos elegibles, hubo 251 afirmativos y sólo 14 negativos.

 

En todo el mundo, las familias enfrentan sistemas educativos estatales que han decidido imponer programas de “educación” sexual e ideología de “género”, que incluyen la aceptación del homosexualismo, la promiscuidad sexual, la anticoncepción y el aborto. La integridad moral de nuestros hijos es el objeto de brutales ataques por medio de estos programas. Los padres tienen el derecho y la responsabilidad moral de proteger a sus hijos de los mismos. Por ese motivo, los padres merecen y necesitan un apoyo absolutamente claro y sin ambigüedades por parte de la Iglesia en este asunto tan importante.

 

Durante su visita pastoral a Las Filipinas en enero de 2015, el Papa Francisco dijo a los padres de familia que rechazaran la “colonización ideológica” proveniente de los países ricos:

 

Se les ha dado un rol que desempeñar en cuanto a reconocer los peligros para las familias y a protegerlas de las nuevas ideologías. Hay una colonización ideológica que intenta destruir a la familia, frente a la cual tenemos que tener cuidado. Enfrentamos el reto de una redefinición del matrimonio y de la apertura a la vida. Como familias tenemos que tener mucha sabiduría y fortaleza ante esta colonización que amenaza con destruir a la familia.

 

El texto del parágrafo no. 58 parece contradecir la clara doctrina de la Iglesia, que enfatiza la autoridad de los padres en la educación de sus hijos o en la cuidadosa delegación y supervisión de dicha educación:

 

La educación sexual, derecho y deber fundamental de los padres, siempre debe ser llevada a cabo bajo su guía atenta, ya sea en casa o en los centros educativos que ellos mismos escojan y controlen. En este punto, la Iglesia reafirma la ley de la subsidiaridad, la cual la escuela está obligada a observar cuando coopera en la educación sexual, asumiendo el mismo espíritu que anima a los padres (San Juan Pablo II, Familiaris consortio, no. 37).

 

La Iglesia se encuentra bajo una enorme presión por parte de la cultura secular actual de adoptar el mismo lenguaje ideológico de dicha cultura. Pero los Padres Sinodales pudieron haber rechazado fácilmente esta presión simplemente reafirmando la doctrina perenne de la Iglesia. Podrían haber citado documentos como La carta de los derechos de la familia – la cual todavía no ha sido implantada plenamente – que aborda el tema de los deberes y el papel de los padres hacia sus hijos, y reitera la obligación de la Iglesia y el Estado de respetar y proteger a los padres de intrusiones y manipulaciones.

 

¿Qué quiere decir la Iglesia cuando proclama que los padres son los principales educadores de sus hijos? Quiere decir que los padres enseñan a sus hijos desde la infancia y la niñez, y luego durante la adolescencia, hasta que alcancen la edad adulta. Quiere decir que ellos son los primeros en autoridad, deber y capacidad para educar a sus hijos, para prepararlos para esta vida y, más importante aún, para la vida eterna.

 

Los padres no tiene solamente un “lugar privilegiado” entre otras personas o entidades en cuanto a la educación de sus hijos. La doctrina de la Iglesia es perfectamente clara cuando dice que los padres, al cooperar con Dios en la transmisión de la vida, tienen el derecho inalienable de educar a sus hijos, como lo enfatiza el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia:

 

En la labor educativa, la familia forma al hombre en la plenitud de su dignidad personal en todas sus dimensiones, incluida la dimensión social. De hecho, la familia constituye una comunidad de amor y solidaridad, que está singularmente capacitada para enseñar y transmitir valores culturales, éticos, sociales, espirituales y religiosos, que son esenciales para el desarrollo y el bienestar de sus propios miembros y de la sociedad (no. 238)

 

El derecho y deber de los padres de educar a sus hijos es esencial, ya que está vinculado a la transmisión de la vida; es original y primario respecto del papel educativo de otros, debido a la singularidad de la relación de amor entre padres e hijos; y es irremplazable e inalienable, y por tanto, incapaz de ser totalmente delegado a otros o usurpado por otros. Los padres tienen el derecho y el deber de impartir una educación religiosa y una formación moral a sus hijos, un derecho que el Estado no puede anular sino que tiene que respetar y promover. Este es un derecho primario que la familia no puede descuidar ni delegar (no. 239).

 

No debemos estar preocupados solamente ante el mundo secular, sino también ante la escandalosa desintegración de la educación católica en EEUU y Europa. La inadecuada formación catequética y el disenso contra la auténtica doctrina católica han estado socavando cada vez más a generaciones enteras de familias y jóvenes católicos. Por ello es que la declaración del parágrafo no. 58 debe ser objeto de una grave preocupación. Necesitamos que la Iglesia se pronuncie con toda claridad en estos temas tan importantes. Si la Iglesia quiere sinceramente ayudar a los padres y a las familias, así como fortalecer la belleza del matrimonio sacramental, entonces necesita realizar una transformación de raíz a favor de la auténtica doctrina en las escuelas parroquiales, las universidades, los centros de formación religiosa y los programas parroquiales de formación doctrinal y sacramental. Después de todo, es allí donde los problemas se originan y empeoran.

 

El motivo que se presentó para convocar el Sínodo Extraordinario y el Ordinario sobre la Familia fue el de la necesidad de apoyar a la familia a vivir su vocación. En vez de ello, la familia cristiana se encontró inmersa en un debate entre la doctrina auténtica y opiniones heréticas. Tristemente, la familia cristiana, que ya estaba siendo marginada y perseguida, se halló así misma siendo no solamente amenazada por las asechanzas de la “cultura” de la muerte, sino incluso preguntándose si la doctrina de la Iglesia sigue siendo segura.

 

Mientras esperamos la traducción completa de la Relación Final, agradezcamos a Dios por los líderes de la Iglesia que, a pesar de la presión y la intimidación que sufrieron durante el Sínodo, valientemente defendieron a la familia y su vocación. Debemos agradecerles y animarles a no claudicar en esta batalla tan importante. Las familias cristianas que viven fielmente su vocación en Cristo necesitan que se les anime, se les ayude y se les proteja. Después de todo, ellas son las que están en peligro. Como dijo el Cardenal Dolan, de Nueva York, durante el Sínodo, las familias fieles ahora son una minoría que necesita un apoyo especial. Tal parece que algunos en el Sínodo olvidaron esta realidad o nunca se dieron cuenta de que la misma existía.

Joseph Meaney, PhD (Bioética)
Director de Coordinación Internacional
Human Life International

 

20 de octubre de 2015

Nota del Editor: Aunque este artículo fue publicado en su original en inglés cuando todavía el Sínodo no había concluido, pensamos que las reflexiones en él contenidas siguen siendo de gran validez e importancia. Por ello hemos decidido publicar nuestra traducción al español. 

El Señor nos ha dado, a través de Su Iglesia, una gracia maravillosa en medio de la XIV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, cuyo tema es la vocación y misión de la familia en el mundo contemporáneo, con la canonización de Louis y Zélie Martin, los padres de Santa Teresita de Liseux. Es el primer matrimonio en ser canonizado juntos en la historia de la Iglesia. Los Martin representan el tipo de familia santa que la Iglesia nos invita a ser. Tuvieron muchas dificultades en su vida, especialmente la muerte prematura de cuatro de sus nueve hijos. Todos los cinco hijos sobrevivientes entraron en la vida religiosa.

El ejemplo luminoso de la familia Martin es particularmente importante para la actual sesión del Sínodo, que ha tendido a desviarse en algunos aspectos al enfocarse en aquellas personas que están en conflicto con la doctrina de la Iglesia. El Cardenal Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York, observó durante su discurso al Sínodo que hay muchas apelaciones a la inclusión. Su recordatorio a los padres sinodales fue muy saludable: “¿Puedo sugerir de la misma manera que ahora hay una nueva minoría en el mundo y aún en la Iglesia? Pienso en los que, apoyándose en la gracia de Dios, se esfuerzan por vivir la virtud y la fidelidad: Matrimonios que – dado el caso de que, por lo menos en Norteamérica, solo la mitad de nuestra gente se casa sacramentalmente – se acercan a la Iglesia para recibir este sacramento; matrimonios que, inspirados por la doctrina de la Iglesia de que el matrimonio es

para siempre, han perseverado a través de las pruebas; matrimonios que le dan la bienvenida al don de Dios de tener muchos hijos; un joven y una joven que han elegido no vivir juntos hasta el matrimonio; un hombre o una mujer con tendencias homosexuales que quiere vivir la castidad; un matrimonio que ha decidido que la esposa sacrifique una prometedora carrera profesional para quedarse en casa y criar a los hijos – estas personas maravillosas se sienten que son una minoría, ciertamente en la cultura actual, pero también, ¡a veces en la misma Iglesia! Estoy convencido de que hay muchas más como ellas de lo que creemos, pero, dada la presión actual, a veces se sienten excluidas”.

Muchos observadores y participantes del Sínodo ven una falta de enfoque en las necesidades de los fieles que nadan contra la corriente de sociedades seculares y hedonistas. Estas familias sufren la burla y el ataque de su ambiente cultural, y sienten que la Iglesia no les presta mucha atención. Cristo nos enseñó a buscar a la oveja perdida, pero para traerla de vuelta al rebaño que Él guía con tanto amor. A nadie se le debe negar la simple atención pastoral de su pastor espiritual. Las familias fieles necesitan más apoyo, no menos, en estos tiempos en los cuales reina la confusión respecto de la naturaleza de las instituciones del matrimonio y la familia. De hecho, hay una persecución contra los que dan testimonio público del Evangelio del matrimonio y la familia. Si la Iglesia no está de su parte, ¿quién lo estará?

Como se esperaba, los obispos del África Subsahariana han defendido decididamente los sacramentos del matrimonio y de la Eucaristía. Un obispo de Tanzania dirigió una apasionada oración al comienzo de la sesión matutina de la semana pasada. Dijo que la Iglesia no puede entrar en componendas con el mundo, que los actos homosexuales y otros pecados no pueden ser pasados por alto o minimizados. Fue un momento emocionante que expresó muy bien las preocupaciones y la determinación de tantos padres sinodales.

De hecho, durante el comienzo mismo de esta sesión del Sínodo, en su discurso de apertura, el Cardenal Erdo, de Budapest, resaltó la existencia de ciertos valores y verdades objetivas que no son negociables. No se puede cambiar la doctrina constante de la Iglesia respecto de la ilicitud de la recepción de los sacramentos en

una situación objetiva de pecado grave. “Con respecto a las personas divorciadas que se han vuelto a casar civilmente, es correcto tener un acompañamiento pastoral misericordioso – un acompañamiento, sin embargo, que no deje dudas acerca de la verdad de la indisolubilidad del matrimonio tal y como nos la enseñó el mismo Jesucristo. La misericordia de Dios ofrece el perdón a los pecadores, pero exige su conversión. El pecado en este caso no radica principalmente en el comportamiento que haya podido desembocar en la ruptura del primer matrimonio. En relación con ese fracaso, es posible que los cónyuges no hayan sido igualmente culpables. No se trata, por lo tanto, del fracaso del primer matrimonio, sino de la cohabitación en la segunda relación lo que impide el acceso a la Eucaristía”. El Cardenal Erdo entonces procedió a citar documentos magisteriales que reiteran la doctrina de siempre de la Iglesia de no admitir a la Santa Comunión las personas divorciadas y vueltas a casar, como la Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre la recepción de la Comunión Eucarística de parte de los fieles divorciados y vueltos a casar, de la Congregación para la Doctrina de la Fe, del 14 de septiembre de 1994; la Declaración sobre la admisibilidad a la Santa Comunión de los divorciados y vueltos a casar, del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, del 24 de junio de 2000, y la Exhortación Post-sinodal Sacramentum Caritatis, del Papa Benedicto XVI, del 22 de febrero de 2007.

Los liberales, que piensan que los divorciados y vueltos a casar inválidamente pueden comulgar legítimamente sin enmendar su vida, quedaron claramente a la defensiva. Desde entonces su mantra ha sido que estos asuntos difieren de lugar a lugar y de conciencia a conciencia y que deben ser resueltos por cada conferencia nacional de obispos o aún en las distintas diócesis. Las infames palabras del Cardenal Marx, de Múnich, presidente de la conferencia de obispos católicos de Alemania, de que la Iglesia en Alemania no es simplemente una “subsidiaria” de Roma, es el tipo de demagogia calenturienta y frustrada que estos liberales utilizan. Ahora se dan cuenta de que hay enormes sectores de la Iglesia que no van a aceptar la imposición de tales prácticas heterodoxas y por ello hablan equivocadamente de ir más allá de una comprensión “idealizada” o muy “estrecha” del matrimonio y la familia.

El Cardenal Burke, quien habló la verdad con caridad, reafirmó recientemente que la Iglesia es universal, que es precisamente la definición de “Católica”. Por

consiguiente, es inadmisible avalar la “diversidad regional” cuando se trata de verdades fundamentales. “No puedes decir, por ejemplo, que la doctrina de la Iglesia es que el matrimonio es indisoluble y luego afirmar que por razones ‘pastorales’ una persona que está en una unión irregular puede recibir los sacramentos, lo cual significa que el matrimonio no es indisoluble”. La inculturación consiste en la conformación de ciertas prácticas pastorales a la fe y a la doctrina moral de la Iglesia y no al revés.

Los obispos polacos y, en general, los de Europa Oriental, han sido particularmente notables en su celo por la doctrina auténtica de la Iglesia. Han levantado en alto el magisterio luminoso del Papa San Juan Pablo II sobre la familia como una clara alternativa a los errores del Cardenal Kasper y sus compinches. El Arzobispo Peta, de Astana, en Kazakstán, tuvo palabras fuertes durante una intervención pública en el Sínodo. Se refirió al Beato Pablo VI, quien dijo en 1972: “A través de una hendidura, el humo de Satanás ha entrado en el templo de Dios”. Estoy convencido de que estas fueron palabras proféticas de un papa santo, el autor de la Encíclica Humanae vitae. Durante el Sínodo del año pasado, “el humo de Satanás” estaba intentando entrar al aula de Pablo VI. Me refiero a la propuesta de admitir a la Santa Comunión a los divorciados vueltos a casar civilmente, a la afirmación de que la cohabitación es una unión que en sí misma puede tener ciertos “valores” y a la petición de que el homosexualismo sea considerado “normal”.

Algunos padres sinodales no han entendido correctamente la petición del Papa Francisco de tener un diálogo abierto y han empezado a proponer ideas que contradicen la Tradición bimilenaria de la Iglesia, enraizada en la Eterna Palabra de Dios. Desafortunadamente, todavía se percibe el olor de “este humo infernal” en algunos puntos del documento de trabajo para el Sínodo (Instrumentum Laboris) y también en las intervenciones de este año de algunos padres sinodales.

Para mí, la tarea principal de un Sínodo consiste en subrayar una vez más el Evangelio del matrimonio y la familia. Ello implica la afirmación de la doctrina de Nuestro Salvador. No se debe permitir la destrucción del fundamento, de la roca.

Los obispos polacos estaban tan preocupados por las manipulaciones del Sínodo por parte de la prensa, que trajeron a sus propios periodistas para que proporcionaran un reportaje preciso de los eventos. De hecho, ha habido acusaciones de reportajes distorsionados acerca de los procedimientos, aún durante las sesiones informativas de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Una noticia de gran impacto, que tuvo lugar durante la primera parte del Sínodo, fue la filtración de una carta al Papa que fue firmada por 13 cardenales. En la misiva, estos prelados de alto rango, incluyendo el Cardenal Muller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y el Cardenal Pell, a cargo de las finanzas de la Santa Sede, expresaban una profunda preocupación acerca del Instrumentum Laboris. Este texto incluye declaraciones que son ambiguas o contrarias a la doctrina de la Iglesia acerca de los derechos de los padres de familia y otros temas. Los 13 cardenales señalaron con malestar que el texto final iba a ser elaborado por un comité de redacción similar al que los Padres del Sínodo no habían establecido y que era posible que el mismo no reflejara la mentalidad de la Iglesia ni de los miembros del Sínodo.

El Cielo escucha las oraciones de los Santos Louis y Zélie Martin, y de los fieles alrededor del mundo por los Obispos del Sínodo. Sus reliquias y las de Santa Teresita se encuentran actualmente en Roma, para ser veneradas en la basílica de Santa María Mayor. Tenemos la esperanza de que se actúe en favor de las propuestas de fortalecer y realzar la preparación al matrimonio católico por parte de este Sínodo. La Iglesia debe proporcionar esfuerzos pastorales que verdaderamente se caractericen por la caridad, para ayudar a los que sufren de atracciones hacia personas del mismo sexo y a los que se encuentran en una segunda unión inválida, para que vivan la castidad en plena comunión con la Iglesia. Las familias católicas de hoy necesitan desesperadamente recibir un auténtico ánimo y apoyo. De hecho, todos están de acuerdo con que se necesita una verdadera misericordia y no una “gracia barata”. Que el Espíritu Santo nos guíe en esa dirección.

José Manuel Fernández
Responsable de Parroquias por la Vida
Spei Mater
Organización afiliada a VHI en España
www.speimater.com

 

Recientemente el Instituto de Protección Familiar (IPF) de España publicó un informe sobre la falta de protección social a la familia por parte del Estado. A continuación reproducimos un resumen comentando dicho informe y enviado a VHI por su afiliada en ese país: Spei Mater, cuya presidente es la Sra. María José Mansilla Arcos. Hemos hecho algunas ediciones a este excelente resumen.

 

La situación en España se inserta dentro del contexto de un duro invierno demográfico, es decir, de una preocupante disminución de la tasa de fertilidad. Esta disminución se debe a su vez a una fuerte disminución del número de enlaces matrimoniales, tanto civiles como religiosos, siendo las parejas que se unen cada vez más mayores. Otros factores que inciden en este declive demográfico son los horarios anti-familiares, la precariedad laboral, los salarios bajos y la fuerte incorporación de la mujer al trabajo, así como la desvalorización social del rol maternal. Por todo lo anterior, actualmente ni siquiera se cubre la tasa de reposición por fallecimientos. Es decir, la tasa de fertilidad está por debajo del promedio de 2,1 hijos por familia.

 

Por otro lado, la familia ha cubierto una misión crítica durante los años de crisis padecidos con especial intensidad en España. El país ha sufrido un desempleo superior al 20 %, con zonas por encima del 30%. Solamente la red familiar de apoyo ha impedido mayores problemas sociales. Su papel de cohesión social es de un inmenso valor.

 

En cuanto a la situación actual, basta reseñar que España está en la cola de la Unión Europea (UE) en cuanto a la Protección Social a las Familias (PSF). La cifra es clamorosa: el Estado dedica solamente un 1,3 % del Producto Interno Bruto (PIB) a ello, mientras que la media Europea es del 2,1 %. Para agravar más el problema la gran mayoría de las mismas es en especie.

 

La crisis ha sido también perjudicial para la PSF. Se ha dado la paradoja de que mientras se han incrementado las ayudas de protección social, han disminuido las dedicadas a la PSF. De forma que se ha llegado a una proporción escandalosa. De cada 19 euros que España dedica a Gastos Sociales, ¡tan solo 1 es para las familias!

 

El futuro es imprevisible. El análisis de las tendencias de la PSF invita al pesimismo. Ni siquiera se aplica un factor de revalorización anual a las ya muy débiles ayudas existentes, con lo que se provoca una erosión sostenida.

 

El problema de fondo es la falta de voluntad política de los sucesivos Gobiernos, con independencia de su ideología política. Esta postura común tiene doble raíz. Por un lado, los Gobiernos consideran que la falta de PSF debe ser considerada un problema a medio plazo (como el demográfico), y que, por lo tanto, debe ser afrontado por futuros Gobiernos. Y por el otro, el colectivo de familias numerosas no tiene capacidad de influencia en los Gobiernos y su nivel reivindicativo es bajo.

 

Podemos concluir lo siguiente. Al analizar un problema hay que priorizar sus condiciones de contorno y su tendencia. Ambas son más importantes aún que el punto actual en que se encuentra la problemática. Hemos visto que ambos factores son muy negativos en España. De ello se deduce que existen pocas esperanzas de mejora.

 

Solo vemos una luz, la derivada de la gravísima situación del gasto social creciente asociado a las pensiones. El previsible colapso de nuestro sistema público, podría dar lugar a políticas de apoyo a la natalidad y por tanto a la familia.

En el Boletín de Prensa de la Santa Sede del 16 de octubre de 2015, entre varios testimonios de laicos católicos, se reproduce la breve intervención de la Dra. AncaMaria CERNEA, médico del Centro de Diagnóstico y Tratamientos Victor-Babes y Presidente de la Asociación de Médicos Católicos de Bucarest (Rumania).

El texto original está en inglés en la página de la Santa Sede. Ofrezco la traducción de este valiente y confortante testimonio.

Santidad, Padres Sinodales, Hermanos y Hermanas,

Represento a la Asociación de Médicos Católicos de Bucarest. Pertenezco a la Iglesia católica griega de Rumania. Mi padre fue un líder político cristiano, encarcelado por los comunistas durante 17 años. Mis padres estaban comprometidos y a punto de casarse, pero su boda solo pudo realizarse 17 años más tarde de lo previsto. Mi madre esperó todos esos años a mi padre, aun cuando ni siquiera sabía si estaba todavía vivo.

Fueron heroicamente fieles a Dios y a su compromiso. Su ejemplo muestra que la gracia de Dios vence las circunstancias sociales más terribles y la pobreza material.

Nosotros, como médicos católicos que defienden la vida y la familia, podemos ver que esto es, antes que todo, una batalla espiritual. La pobreza material y el consumismo no son la primera causa de la crisis familiar. La causa principal de la revolución sexual y cultural es ideológica.

Nuestra Señora de Fátima ha dicho que los errores de Rusia se expandirían por el mundo entero. Primero se hizo de forma violenta, con el Marxismo clásico, asesinando a decenas de millones. Ahora se está haciendo principalmente a través del Marxismo cultural. Hay una continuidad que va desde Lenín a la revolución sexual, a través de Gramsci y de la escuela de Frankfurt, llegando a nuestros días en la actual ideología de “género” y de los “derechos” homosexuales.

El Marxismo clásico pretendió rediseñar la sociedad a través de la violenta expropiación de la propiedad. Ahora la revolución apunta a mayor profundidad; pretende redefinir la familia, la identidad sexual y la naturaleza humana.

Esta ideología se llama a sí misma “progresista”. Pero no es nada más que la propuesta de la antigua Serpiente, de que el hombre tome el control, reemplace a Dios, y alcance la salvación aquí, en este mundo. Es un error de naturaleza religiosa; es el Gnosticismo.

Es tarea de los pastores identificarlo y advertir al rebaño de su peligro. “Buscad primero el Reino de Dios y su Justicia, y todo lo demás se os dará como añadidura”.

La misión de la Iglesia es salvar las almas. El mal, en este mundo, viene del pecado. No de la desigualdad de ingresos económicos ni del “cambio climático”.

La solución es la Evangelización y la Conversión y no un control gubernamental creciente ni un gobierno mundial. En nuestros días hay agentes poderosos que imponen el Marxismo cultural a nuestras naciones, bajo la forma de control de la población, “salud reproductiva”, “derechos” gais, educación de “género”, y otras cosas por el estilo.

Lo que el mundo necesita actualmente no es limitación de la libertad, sino libertad real que es la liberación del pecado, la salvación. Nuestra Iglesia fue suprimida por la ocupación soviética. Pero ninguno de nuestros 12 obispos traicionó su comunión con el Santo Padre. Nuestra Iglesia sobrevivió gracias a la determinación de nuestros obispos y a su ejemplo en resistir las cárceles y el terror.

Nuestros obispos pidieron a sus fieles que no siguieran al mundo. Que no cooperaran con los comunistas.

Ahora necesitamos que Roma le diga al mundo: “Arrepentíos de vuestros pecados y volved a Dios, porque el Reino de los Cielos está cerca”.

No sólo nosotros, los laicos católicos, sino también muchos cristianos ortodoxos están rezando ansiosamente por este Sínodo. Porque, como dicen ellos, si la Iglesia Católica deja entrar al espíritu del mundo, la resistencia será muy difícil para todos los demás cristianos.

[01738-EN.01] [Original text: English]

Traducción: P. Miguel Ángel Fuentes, Instituto del Verbo Encarnado (IVE)

Fuente: Portal “Familiaris consortio, 16 de octubre, http://familiarisconsortio.ive.org/una-medica-da-catedra-de-fe-a-los-padressinodales

María Inés Franck
Octubre de 2015
www.observatoriointernacional.com

En lo que va del 2015 América Latina ha protagonizado varios episodios en la defensa de la vida y la familia.

Una constante ha sido la inadmisible presión e injerencia interna de organismos y organizaciones internacionales. Esta vez han apuntado a los Estados más pequeños y menos poderosos, pero que se han revelado fuertes y comprometidos no sólo con los valores de la vida y la familia, sino también con los principios republicanos y soberanos.

Paraguay y el caso de la Niña Mainumby. Uno de los casos más resonados de 2015 ocurrió en el Paraguay, donde una niña de once años violada presumiblemente por su padrastro (luego se comprobó este dato) decidió libremente llevar a término el embarazo que resultó de ese delito. Las organizaciones internacionales – con Amnesty International a la cabeza – dieron la alarma y no dudaron en llegar hasta la misma Corte Interamericana de Derechos Humanos a fin de impedir que la decisión de la niña fuera ejecutada. La Corte Interamericana incluso emitió una medida cautelar para que la niña se decidiera a abortar.

Todo fue en vano: tanto la niña como su madre, luego de denunciar penalmente al violador, sostuvieron con firmeza su decisión de proteger esa vida inocente. Y el mismo Estado paraguayo respondió con claridad a la CIDH sosteniendo su opción soberana por defender la vida humana desde el primer momento.

Uno diría que, frente a la decisión tomada con tanta claridad por todos los interesados, incluso los organismos pro-aborto, partidarios férreos de la autonomía de la voluntad personal, se harían a un lado y respetarían este derecho. No es así, lo cual demuestra la falsedad del ideal de libertad sostenida por estas organizaciones:  con motivo de este mismo caso, hace pocos días el relator de la ONU sobre el derecho a la salud volvió a pedir al Paraguay que despenalice el aborto en los casos de violación y abuso sexual, con especial atención a los embarazos en niñas de 10 a 14 años de edad.

Costa Rica y su heroica defensa del embrión humano. Otro país donde la presión internacional se ha dejado sentir con fuerza últimamente es Costa Rica. Luego de la sentencia "Artavia Murillo" de la Corte Interamericana contra Costa Rica, las presiones para que este país regule la fecundación artificial se volvieron prácticamente insoportables. El Congreso costarricense, órgano democrático para la sanción de las leyes, era reacio a legislar sobre este tema. Frente a esto, el Ejecutivo de ese país sancionó hace pocos días un decreto, del cual dimos cuenta en una gacetilla [1]. Los ciudadanos costarricenses, sin embargo, no aprobaron esta medida de su Presidente, e impulsaron un recurso de amparo por inconstitucionalidad [2]. Este recurso fue acogido por la Sala IV del Tribunal Constitucional, suspendiendo la ejecución del Decreto presidencial hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo, para lo cual no hay un plazo límite. Ante esta medida, la mismísima Corte Interamericana de Derechos Humanos está exigiendo perentoriamente, con tiempo hasta el 15 de octubre, que Costa Rica explique por qué la Sala IV hizo lo que hizo (en cumplimiento de sus competencias constitucionales).

Éstos son sólo un par de ejemplos de la prepotencia que cobran los organismos internacionales cuando se trata de presionar a países con poco peso global. Esta prepotencia se dirige sobre todo a imponer a todo trance la cultura de la muerte y a anular la capacidad soberana de esos Estados. Una muestra más de la hipocresía con que ciertos principios políticos y morales son declamados en los foros internacionales.

Para conocer las principales cuestiones que están siendo debatidas hoy en nuestros países, pueden consultar nuestro mapa interactivo [3] y nuestro folleto [4] sobre el tema.

El boletín del Observatorio Internacional de Políticas Públicas y Familia es un servicio gratuito que difunde información y análisis y que se puede reproducir o difundir sin previa autorización, con mención de la fuente y de los autores. Para suscribirse al boletín y a otros servicios escribir a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla .

Notas:
[1]. http://observatoriointernacional.com/?p=2177.
[2]. http://observatoriointernacional.com/?p=2199.
[3].http://www.clandoyle.com.ar/franck/mapa.html?mkt_hm=1&utm_source=email_mar keting&utm_admin=893&utm_medium=email&utm_campaign=El_y_la_de.
[4].http://observatoriointernacional.com/wpcontent/uploads/2015/10/Principales-novedades-2015.pdf kt_hm=2&utm_source=email_marketing&utm_admin=893&utm_medium =email&utm_campaign=El_y_la_de.

Para obtener más información sobre éste y otros temas relacionados con la defensa de la vida humana y la familia, diríjase a Vida Humana Internacional, 45 SW 71 Avenue, Miami, FL 33144, USA. Tel.: (305) 260-0525.
Página: www.vidahumana.org. Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
Steve Mosher Presidente 
Population Research Institute (PRI) 
www.pop.org (en inglés)
www.lapop.org (en español)

Luego de ver el video donde una alta funcionaria de una franquicia de “clínicas” de aborto vende partes de bebés abortados, uno tiene la obligación de hacerse algunas preguntas. ¿A qué clase de sociedad nos lleva una ley según la cual no eres persona (sino una cosa) hasta que naces? ¿Cuáles son las consecuencias de considerar que a un niño o niña por nacer se le pueda descartar y matar por conveniencia? ¿Cómo es el mundo donde se ha legalizado el aborto? Ciertamente no es uno mejor, ni uno más libre ni más bello. La perorata de la “defensa de los derechos de la mujer” o de “evitar que un niño venga a sufrir a este mundo” resulta odiosamente hipócrita luego de ver el video que esta semana ha conmocionado a EEUU.

El video en cuestión muestra a Deborah Nucatola, Directora Senior del servicio médico de Planned Parenthood (PP), explicando los detalles de la venta de partes de bebés abortados. Un investigador encubierto la filmó mientras tenían un “almuerzo de trabajo”. Con una frialdad impresionante, la ejecutiva de PP iba explicando a su potencial “cliente” cómo su organización comercializaba hígados, pulmones, corazones, incluso cerebros mientras comía su ensalada y tomaba una copa de vino. Nucatola no se guardó ningún detalle de cómo se alteraba el procedimiento del aborto según el órgano que se solicitaba comprar. Entre otras cosas explicó que se ayudaban del monitoreo por ultrasonido para obtener partes intactas y admitió el uso de abortos por nacimiento parcial, método que desde 2007 fue declarado ilegal en EEUU [1].

El video es parte de una investigación realizada por The Center For Medical Progress, quienes ya llevan 3 años recogiendo evidencias de PP, la franquicia con el mayor número de “clínicas” de aborto en EEUU. En un video complementario se muestra a Cecile Richards, presidente y CEO de PP, alabando el trabajo de Nucatola de facilitar las cosas al supuesto comprador de órganos de fetos. Esto evidencia que el tráfico de partes humanas era conocido a todo nivel institucional.

La difusión del video ha pegado tan fuerte que PP convocó a sus expertos en crisis y abogados para responder a través de su página web. La prisa los obligó a dar 5 respuestas poco pensadas como comentaremos a continuación:

1. Respuesta de PP. La ejecutiva de PP no estaba vendiendo partes de bebés abortados, solo cobraban algunos reembolsos por costos en programas de donaciones de “tejido fetal”. Comentario del PRI. Nucatola dijo claramente que el precio variaba entre 30 y 100 por “espécimen” (feto), dependiendo de qué parte se solicitaba para la compra. Especificó que la diferencia de precio era por la demanda de cada órgano. “Mucha gente quiere el hígado”, dijo.

2. Respuesta de PP: PP ayuda a sus “pacientes” a donar tejido fetal y los dirigen a centros de investigación que luchan contra el Alzheimer y el Parkinson. Comentario del PRI: El mismo que al de la respuesta anterior de PP.

3. Respuesta de PP. La gente de Live Action (organización provida), que dirige esta campaña, tiene un largo historial de denuncias falsas. Comentario del PP: Esto es una descalificación deliberada para distraer la atención del público del escándalo de haber sorprendido a PP in fraganti.

4. Respuesta de PP. Los políticos republicanos tomarán ventaja de esto para afectar los programas de salud de la mujer. Comentario del PRI. Esto es una victimización y un intento de autocalificarse como “defensores” de la “salud” de la mujer, cuando en realidad son comerciantes de abortos.

5. Respuesta de PP. El video está totalmente editado. Comentario del PRI. Este pretexto es el más recomendado por los abogados, cuando tienen un cliente que ha sido filmado con las manos en la masa.

Por supuesto que la versión completa del video de 2 horas o la edición de 8 minutos, ambas difundidas en por los medios, dejan en ridículo estas explicaciones de PP. Cualquier persona de buena voluntad no necesitará ni dos minutos para darse cuenta de la verdad, viendo a Nucatola almorzando y alardeando de tener una franquicia de “clínicas” capaces de proveer lo que cualquier comprador de órganos desee, con catálogo de compras por internet y “servicio delivery premiun” incluidos.

Por supuesto ahora hay un fuerte pedido de muchas asociaciones de la sociedad civil y políticos pidiendo una investigación a fondo. Pues de ser ciertas estas denuncias de venta de partes de bebés abortados, exigen que el gobierno les retire todo financiamiento. Actualmente PP recibe del gobierno de EEUU más de 500 millones de dólares al año provenientes de los impuestos que pagan todos los ciudadanos. Esto es 1.5 millones de dólares diarios.

Esta denuncia a PP se suma a otras, como el encubrimiento de violaciones a menores de edad, pues PP cometía los abortos a estas menores y no denuncian a los violadores. También ayudaban y encubrían a traficantes de mujeres que eran prostituidas, cometían abortos por selección de sexo, cometían infanticidios y aceptaban dinero para cometer abortos en afroamericanas. Incluso le han detectado presentación de doble facturación para defraudar al estado y disminuir su pago de impuestos.

El presidente Barack Obama ha defendido públicamente a PP desde la campaña electoral de su primer gobierno. Hoy que ya no tiene el control del Senado ni de la Cámara de Representantes se espera que todas estas denuncias prosperen.

Hay cuestiones que los promotores del aborto intentarán mantener fuera de los ojos de la opinión pública a toda costa. Sin embargo, no se puede engañar a todos ni todo el tiempo.

Enlace al video de 2 horas: https://www.youtube.com/watch?v=H4UjIM9B9KQ.



Enlace al video de 8 minutos: https://www.youtube.com/watch?v=jjxwVuozMnU.




Nota: [1]. Este procedimiento fue utilizado en fetos entre 4 y 6 meses de embarazo y es igual a una cesárea, pero se mata al niño antes de que salga completamente del cuerpo de la madre.

Fuente: http://www.lapop.org/boletines/571-boletin-299-si-alguien-hace-negociocon-venta-de-partes-de-bebes-abortados-algo-debe-andar-demasiado-mal.

Steve Mosher es el Presidente del Instituto de Investigación en Población (Population Research Institute), una organización sin fines de lucro dedicada a desmontar la falacia de la “sobrepoblación en el mundo”. El Instituto también se dedica a terminar con los abusos contra los derechos humanos cometidos en nombre de la “planificación familiar” y acabar con los contraproducentes paradigmas sociales y económicos derivados de la falacia de la “sobrepoblación”.

Visite: www.lapop.org. Para suscribirse a este prestigioso boletín, diríjase a Carlos Polo Samaniego, Director de la Oficina en América Latina, Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla . Tel. (511) 4365835.

Nada de lo que publica el Instituto debe ser interpretado como un intento de ayudar u obstaculizar la aprobación de un proyecto de ley en el Congreso de EEUU o en ningún otro parlamento de país alguno en el mundo. El objetivo de las informaciones del Instituto es informativo.

Copyright © 2015 Population Research Institute - Boletín para América Latina. Todos los derechos reservados.


 

Stephen Phelan Director de Comunicaciones Misioneras Human Life International
www.hli.org
14 de julio de 2015


Human Life International (HLI) se complace en dar a conocer que el Padre Francesco Giordano, sacerdote diocesano y profesor en Roma, Italia, es el nuevo Director de la Oficina en Roma de HLI. El Padre Francesco es el sucesor de Monseñor Ignacio Barreiro, quien representó a HLI en Roma durante 16 años antes de mudarse a las oficinas centrales de HLI, en Virginia, EEUU, debido a razones de salud.
 

“El Padre Francesco surgió como un excelente candidato para continuar la labor tan esencial de Monseñor Barreiro y de HLI en Roma,” dijo el Padre Shenan J. Boquet, presidente de HLI.” El Padre Francesco es un sacerdote joven y fiel, en cuyo corazón tiene un gran amor por la defensa de la vida y la familia, así como excelentes credenciales académicas. Le damos la más cordial bienvenida a la familia de HLI. Y como ha sido recomendado encarecidamente por el propio Mons. Barreiro, tenemos la plena confianza de que el Padre Francesco podrá continuar aumentando el impacto de HLI en Roma en funcionarios eclesiásticos, así como en sacerdotes y seminarista en el mundo académico.”
 

El Padre Francesco fue ordenado sacerdote en 2009 y anteriormente fue uno de muchos seminaristas que usaban habitualmente la biblioteca de bioética de la Oficina de HLI en Roma. Allí conoció personalmente a Mons. Barreiro en 2006. El Padre Francesco tiene la intención de promover esta característica de la Oficina en Roma: “La idea de tener una biblioteca en la Oficina es clave, porque de esta manera trabajamos directamente con estudiantes laicos, religiosos/as y sacerdotes de todo el mundo que estudian importantes temas de bioética.”
 

Vida Humana Internacional – Derechos Reservados – 14 de julio de 2015 – www.vidahumana.org 2 Vida Humana Internacional Sección hispana de Human Life International El Padre Francesco recibió su Licenciatura (BA) de la Universidad de Vanderbilt en Tennessee, EEUU; su Maestría de la Universidad de Chicago y su Doctorado de la Universidad de la Santa Cruz en Roma.
 

“La preparación educativa y teológica del Padre Giordano será muy útil en la ayuda que prestará a los que cursan estudios de posgrado en Roma,” dijo Mons. Barreiro. “Una de las principales actividades de la Oficina de Roma es trabajar con sacerdotes y seminaristas, para animarlos a fortalecer su formación sobre los temas relacionados con la defensa de la vida y la familia y de esa manera ser sólidos defensores de la constante doctrina de la Iglesia sobre estos temas.”
 

“Me veo a mí mismo intentando continuar ese rol de la mejor manera posible, ya que yo mismo me beneficié mucho de la dirección que me dio Mons. Barreiro durante mis estudios para la Licencia (STL) y el Doctorado (STD) en Roma. Como profesor en diferentes universidades pontificias en Roma, trabajo con seminaristas de todo el mundo y por tanto veo esta labor como un beneficio adicional,” dijo el Padre Francesco.
 

El nuevo Director de la Oficina de HLI en Roma es el mayor de tres hermanos que nacieron en diferentes países del mundo. Por ese motivo ha tenido una perspectiva internacional y un gran amor por la Iglesia desde muy joven, lo cual hizo que su decisión de hacerse sacerdote fuera algo muy natural. El Padre Francesco también considera que el amor por la liturgia tradicional y el buen ejemplo de muchos sacerdotes y obispos fueron claves en su discernimiento de su vocación sacerdotal, así como las amistades que desarrolló en América que encendieron la chispa de su interés por la defensa de la vida y la familia.
 

La Oficina de HLI en Roma es parte clave de la misión de HLI de defender la vida y la familia desde el corazón mismo de la Iglesia. Para ello se basa en la doctrina social y moral de la Iglesia, además de utilizar argumentos que se fundan en los datos científicos. Con esta perspectiva, la Oficina de HLI en Roma coordina con otras organizaciones provida y a favor de la familia y crea redes de comunicación con funcionarios de la curia y otros colegas en Roma.

Comunicado de prensa

International Human Rights Group
 

Reclaman que se respete el Derecho Interamericano y la soberanía de los Países Miembros.

Washington, DC 15 de junio de 2015 -- Representantes de organizaciones de la sociedad civil provenientes de más de dieciocho países del Hemisferio Occidental advirtieron que el nuevo Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, busca politizar dicho organismo multilateral con el fin de adelantar una agenda ideológica radical que no tiene fundamento en el Derecho Interamericano ni en los documentos fundacionales de la OEA.
 

Usando el lema, “más derechos para más personas”,  Almagro aprovecho su encuentro con grupos de la sociedad civil que participan en la 45 Asamblea General de la OEA que se lleva  a cabo en esta ciudad, para reafirmar públicamente que desea utilizar su mandato para imponer, entre otras cosas, el aborto, el matrimonio de personas del mismo sexo y la legalización de la mariguana en la región.
 

“Ningún convenio o tratado del sistema Interamericano consagra estos supuestos derechos de los que habla el señor Almagro”, señaló Gualberto García-Jones, Portavoz de la Red Interamericana de Derechos Humanos, amplia coalición de grupos que trabajan en la defensa del derecho a la vida desde su inicio en la fecundación, la mujer y la familia, provenientes de diversos países de las Américas.
 

“Empujar esta agenda, es un atentado en contra del estado de Derecho Interamericano y contra la soberanía de los países. Almagro tiene la máxima responsabilidad ética, moral y jurídica de respetar íntegramente los pilares que sustentan el surgimiento de la OEA.
 

“Al parecer Almagro quiere usar a la OEA como un grupo de cabildeo, lo que claramente no es.  La OEA es una organización multilateral que se fundamenta en convenios firmados por los Estados Miembros; por lo cual debe limitar su trabajo a los mandatos específicos establecidos en estos documentos”, sentencio García-Jones.
 

“Exigimos al Secretario General entrante que desista de su intención de politizar e ideologizar la OEA”, declaro Mario Rojas Director de Coordinación para el Mundo Hispano de Vida Humana Internacional. “La gran mayoría de la población de nuestros países rechaza esta agenda radical.

“El tratar de imponer cosas como el aborto y el ‘matrimonio’ entre personas del mismo sexo a nuestros pueblos de manera anti-democrática es una burda forma de imperialismo cultural que no vamos a tolerar”, añadió Rojas.
 

Recordaron que la OEA se creó como un foro político con un diálogo multilateral, por lo que pidieron no convertir a esta organización en “un Club de Gobernantes”, sino fortalecer el sistema interamericano y sobre todo el respeto a la autodeterminación y la soberanía de los pueblos.

“El presente y el futuro de la OEA no puede trazarse sin la participación de la sociedad”, sostuvieron.
 

Representantes de organizaciones de México, Brasil, Argentina, Colombia, Paraguay, Uruguay, Jamaica, Estados Unidos, Guatemala, Puerto Rico, Perú, Ecuador, El Salvador, Chile, Panamá, Nicaragua, Bolivia, Trinidad y Tobago, entre otros, que participan en los eventos paralelos de la sociedad civil, lamentaron la desorganización y el descuido en la logística que privó en las mesas de trabajo los temas de Seguridad, Democracia, Desarrollo y Derechos Humanos.
 

Es inconcebible que un organismo de esta naturaleza ofrezca un trato poco digno a la sociedad civil, lo cual habla del estilo que quiere imponer Almagro desde el primer día.
 

La Carta de la Organización de los Estados Americanos establece que “el orden internacional constituido por el respeto a la personalidad, soberanía e independencia de los Estados y por el fiel cumplimiento de las obligaciones emanadas de los tratados y de otras fuentes del derecho internacional”  permanece vigente y así se deben conducir los estados miembros, el consejo general  y la sociedad civil, establecieron.

<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 Siguiente > Fin >>
Página 6 de 7



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia