FRONT ROYAL, VIRGINIA, EEUU. 10 de noviembre de 2016. “El señor Donald Trump ha ganado la presidencia de EEUU. Si bien le damos la bienvenida a esta noticia, también estamos muy conscientes de que nuestra labor, como defensores de la vida y la familia, comienza hoy de nuevo. Oremos para que el señor Trump se adhiera a sus compromisos de campaña en relación con el respeto debido a la vida humana. Oremos también para que el nuevo presidente se rodee de hombres y mujeres de profunda fe y sólida  integridad – hombres y mujeres que tengan el valor y la convicción de llevar a cabo los profundos cambios que el gobierno de EEUU necesita en este momento de la historia. Con las mayorías obtenidas, tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, por parte del Partido Republicano, cuya plataforma es provida, el señor Trump debe ser capaz de cumplir con sus promesas de campaña, especialmente en cuanto a la eliminación del financiamiento público a Planned Parenthood, la organización más abortista de EEUU y filial de la más abortista del mundo: la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF, por sus siglas en inglés).

“Se trata de una verdadera oportunidad para revocar el actual ataque contra la vida humana, el matrimonio verdadero, la familia, la libertad religiosa y las demás instituciones que permiten un auténtico florecimiento para todo el pueblo. Junto a nuestro deber de exigir responsabilidad al nuevo gobierno, renovemos nuestro compromiso con la defensa de todos estos dones de Dios en todos los niveles de la sociedad. Comencemos con comprometernos nosotros mismos y nuestras propias familias con el crecimiento en la santidad. Nuestro Dios es tan bueno. Vivamos con verdadera gratitud y generosidad respecto de los dones que Él nos ha dado y con plena convicción de que Dios es la única respuesta a los problemas de EEUU y del mundo. No tengamos miedo y pongámonos a trabajar.”


Published in Portada Noticias

El candidato vicepresidencial por el Partido Demócrata en EEUU es el Sr. Tim Kaine. La mayoría de los medios de difusión secularistas y proaborto han descrito al ex Gobernador del Estado de Virginia como un “católico devoto”. Nada más lejos de la verdad objetiva.La postura proaborto de Kaine es cada vez más extremista. Cecile Richards, presidente del gigante abortista de EEUU, Planned Parenthood, expresó su “gran entusiasmo” por la candidatura de Kaine y por el hecho de haber sido escogido por Hillary Clinton. La ex Secretaria de Estado ha sido respaldada por Planned Parenthood como su candidata presidencial favorita. Clinton y Planned Parenthood tienen la misma ideología extremadamente proaborto: aborto a petición sin restricción alguna, pagado por los contribuyentes y, posiblemente también, sin que ningún profesional de la salud tenga el derecho legal a oponerse a cooperar con este crimen. Kaine ha abrazado esta ideología de muerte sin pensarlo dos veces [1], [2].

De hecho, el candidato a la vicepresidencia ha recibido un expediente del 100% en cuanto a votar a favor del aborto por parte de Planned Parenthood y de NARAL Pro-Choice America, dos de las entidades más abortistas del país. Kaine ha apoyado la anulación de leyes provida y ha pretendido obligar a los trabajadores de la salud a participar en el aborto y a suministrar abortivos. También ha declarado su apoyo a Roe v. Wade, la sentencia del Tribunal Supremo en 1973, que dio como resultado la legalización del aborto a petición en todo EEUU durante los nueve meses del embarazo [1], [2].

En un debate en diciembre de 2011 durante la campaña por el Senado de Virginia, Kaine explicó cómo la pastilla anticonceptiva puede impedir la implantación del embrión recién concebido en el útero de su madre (provocando así un aborto temprano). Pero precisamente por eso, se opuso a la aprobación de una ley en su estado que declaraba que la vida humana comienza en la concepción, ya que dicha ley no sólo haría ilegal el aborto, sino también la anticoncepción [1], [2].
 
Hablando de anticonceptivos, Kaine ha reducido el financiamiento para los programas que solamente enseñan la abstinencia sexual en las escuelas y ha insistido en que a los estudiantes adolescentes hay que enseñarles acerca de los anticonceptivos [1], [2].
 
Kaine también ha declarado su apoyo al mal llamado “matrimonio” homosexual y a la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo. Y tuvo la insolencia de decirle al grupo a favor del homosexualismo más grande del país, que la Iglesia Católica iba a cambiar su postura en contra del “matrimonio” homosexual para que fuera conforme a él. Se le olvidó que es él, Tim Kaine, el que tiene que cambiar su postura, y no la Iglesia, ya que la doctrina (no “postura”) en contra del aborto y del “matrimonio” homosexual viene de Dios mismo y no de la Iglesia [2].
 
En resumen, Kaine repetidamente se ha opuesto a los cinco temas no negociables que la Iglesia y los Obispos de EEUU nos han enseñado a no contradecir: la defensa de la vida ante el aborto en todas sus formas, la defensa de la vida ante la eutanasia, la defensa de la vida ante la experimentación con embriones humanos, la defensa del matrimonio entre un hombre y una mujer, y la defensa de la libertad religiosa [1], [2].

Incluso, Kaine ha llegado al extremo de pedir al Papa Francisco que apoye a Planned Parenthood, en cuanto a la aprobación de un proyecto de ley en el Congreso de EEUU para combatir el zika, para que Planned Parenthood les practique el aborto a las mujeres embarazadas infectadas con este virus [1], [2].

Kaine también se ha opuesto a la aprobación de un proyecto de ley en el Congreso de EEUU, cuyo objetivo era prohibir el aborto a partir de las 20 semanas, etapa a partir de la cual la mayoría de los científicos están de acuerdo con que los bebés no nacidos pueden sentir dolor [1], [2].

También les ha pedido a los que él llama “católicos del Papa Francisco” a que voten por Hillary Clinton. Parece que se le ha olvidado que el Papa Francisco se opone totalmente al aborto, incluyendo los casos de mujeres embarazadas que están infectadas con el zika [1], [2].

Además de todo ello, Tim Kaine ha aceptado la “teología de la liberación” de corte marxista. Durante un viaje de misión a Honduras cuando era joven, Kaine se entrevistó con el Padre James Carney, SJ, quien en aquel entonces vivía en el vecino país de Nicaragua, un sacerdote que creía que la violencia era necesaria para llevar a cabo el plan de Dios para lograr el cambio socio-político en “favor” de los pobres [1].

Kaine mantiene relaciones amistosas con el sucesor del Padre Carney, el Padre Ismael Moreno, SJ. El Padre Moreno fue nombrado director de la radio “Progreso”, de inspiración socialista, por el Padre Carney antes de morir. En 2015, el Padre Moreno dijo a sus oyentes que “sigan los pasos y la memoria del Padre Carney en su lucha por una sociedad más justa y equitativa”. Luego, en 2016, este mismo sacerdote fue portavoz de Kaine en la Convención Nacional del Partido Demócrata transmitida en español por Univisión [1].

Durante su debate con el vicepresidente Mike Pence, Kaine dijo que él intenta vivir lo mejor posible según la fe católica en la que fue criado. Sin embargo, añadió, refiriéndose a la prohibición del aborto, que él no puede imponerle la doctrina de su religión al resto de la gente [3].
Ese tipo de respuesta tan absurda demuestra que el ex gobernador de Virginia no conoce la doctrina católica o que, si la conoce, está dispuesto a tergiversarla. Como no podemos ni debemos juzgar sus intenciones, optamos por la primera posibilidad.

Cuando la Iglesia se pronuncia en contra del aborto y en defensa de la vida no le está imponiendo a nadie un principio moral que es exclusivo de su doctrina o de la doctrina cristiana. La defensa de la vida ante cualquier ataque directo, incluido el aborto, es un principio de ley natural, la cual obliga moralmente a todo el mundo, y no sólo a los que profesan ser católicos. Por consiguiente, la denuncia, por parte de la Iglesia, de leyes que permiten el aborto no es de ninguna manera un intento de imponer una doctrina “sectaria”, como erróneamente alega el Senador Kaine.

Durante ese mismo debate, Kaine increpó a su contrincante Pence por su postura provida acusándole de no respetar la capacidad de las mujeres para tomar decisiones acerca de sus “derechos reproductivos” y sus embarazos [3]. Con todo respeto para el señor Kaine, eso es pura demagogia.

El ex gobernador de Virginia debería saber muy bien que en la mayoría de los casos las mujeres que abortan no sabían lo que en realidad estaban haciendo. Ni Planned Parenthood ni los principales medios seculares de difusión informan debidamente acerca de los horribles daños que el aborto legal les causa a las mujeres y de que mata a un ser humano [4]. ¿Cómo van a poder tomar una decisión libre e informada si nadie les dio a conocer la verdad acerca del aborto? Muchas de las mujeres que abortan confiesan luego que fueron abandonadas por su entorno socio-familiar en su situación de vulnerabilidad socio-económica.

En todo caso, ¿cómo puede una persona, sea hombre o mujer, decidir que otro ser humano no es una persona cuya vida debe ser respetada? ¿Cómo puede el señor Kaine, con toda la inteligencia que Dios le ha dado, y con toda la preparación académica y la experiencia pública que ha tenido, decir semejante disparate?

Es verdaderamente bochornoso que un hombre, que se supone sea una persona de gran capacitad intelectual, hable en términos de eufemismos demagógicos, como “la capacidad de las mujeres para tomar sus propias decisiones respecto de sus ‘derechos reproductivos’”. ¿Acaso no sabe que ese término no es otra cosa que parte de un lenguaje codificado para encubrir el aborto, que es la matanza directa de un ser humano inocente que no ha nacido todavía? Es verdaderamente bochornoso y más tratándose de un hombre que profesa públicamente ser un “católico devoto”.

Por favor, oremos todos por Tim Kaine.

Notas: [1]. Lisa Bourne, “Kaine’s Jesuit mission trip inspired his political and spiritual embrace of ‘liberation theology’,” October 6, 2016, LifeSiteNews.com, https://www.lifesitenews.com/news/kaines-jesuit-mission-trip-inspired-his- political-and-spiritual-embrace-of; [2].Fr. Mark Hodges, “The contrast between the two VP candidates on life and family couldn’t be more stark,” 4 de octubre de 2016 (LifeSiteNews), https://www.lifesitenews.com/news/the-contrast-between-the-two-vp-candidates- on-life-and-family-couldnt-be-mo. [3]. Vicepresidential debate, 28 de septiembre de 2016. https://www.bing.com/videos/search?q=vice+presidential+debate&view=detail&mid= 604AE1ECEA7F9E2AEBC9604AE1ECEA7F9E2AEBC9&FORM=VIRE. [4]. Katie Yoder, “Study: Networks don’t report dangers of abortion to women,” 31 de marzo de 2016, https://www.lifesitenews.com/opinion/study-networks-dont- report-dangers-of-abortion-to- women?utm_source=LifeSiteNews.com+Daily+Newsletter&utm_campaign=8dd38e9 e24- LifeSiteNews_com_US_Headlines_06_19_2013&utm_medium=email&utm_term=0 _0caba610ac-8dd38e9e24-326205922. Claire Chretien, Planned Parenthood refused to let me pull consent for using my aborted baby’s body parts: post- abortive mom,” 29 de septiembre de 2016, LifeSiteNews.com. https://www.lifesitenews.com/news/planned-parenthood-refused-my-request-to- undo-my-baby-body-parts-donation-p. Rebecca Downs, Women say Planned Parenthood forced them into abortions, 18 de julio de 2016, LifeSiteNews.com, July 18, 2016. https://www.lifesitenews.com/pulse/women-say-planned-parenthood-forced-them- into-abortions. Noticia tomada con autorización de Live Action News.


Published in Portada Noticias

Continuación de la homilía del Padre John Lankeit del 2 de octubre del 2016. El Padre Lankeit es rector de la Catedral de la Diócesis de Phoenix, Arizona (EEUU), cuyo obispo es Mons. Thomas J. Olmsted.

El tema de la homilía es la responsabilidad moral al votar en las elecciones presidenciales y congresionales del 8 de noviembre próximo en EEUU.

Cada temporada de elecciones, cuando un sacerdote habla sobre estos temas desde el púlpito, una cierta parte de la población se queja de que el sacerdote se inmiscuye en política: “¡Un sacerdote no tiene por qué hablar de política en la iglesia!” Eso es lo que dicen algunas personas.


Pero, ¿qué dice Dios al sacerdote a quien ha designado para ser el padre espiritual de las personas confiadas a su ministerio? Lo mismo que le dijo al profeta Ezequiel: "…Te he puesto como centinela para la casa de Israel, apenas oigas que sale de mi boca, tendrás que advertírselo de mi parte. Cuando diga al malo ‘¡Malo, vas a morir!’ Si no le hablas, si no haces que se preocupe por su mala conducta, el malo morirá debido a su pecado, pero a ti te pediré cuentas de su sangre. Al contrario, si le has llamado la atención al malo por su mala conducta y no se aparta de ella, si no deja su mala conducta, morirá debido a su pecado, pero tú no tendrás nada que temer (Ezequiel 33: 7-9).

Otra de las tácticas del diablo es animarnos a poner excusas por nuestra participación en las cosas realmente malas, apelando a las causas buenas que apoyamos, que de alguna manera que cancelan el grave mal que posibilitamos.

Veamos la cuestión de la pena capital, por ejemplo. Hay quienes dicen, “Estoy en contra de la pena de muerte... y si tú te opones al aborto, ¡debes también estar en contra de la pena de muerte!” Bien, veamos. ¿Cuál es la mayor objeción a la pena capital? Que las personas inocentes podrían ser erróneamente condenadas a muerte. Y hay que reconocer que las personas inocentes podrían ser ejecutadas injustamente debido a las muchas fallas de nuestro sistema judicial.


Y esta misma razón para oponerse a la pena capital es precisamente la razón por la que los católicos nunca deben apoyar de buen grado o incluso permitir el aborto con su voto. Porque, mientras que algunas personas inocentes sin lugar a dudas han sido condenadas a muerte por error a través de la pena capital, en el aborto una persona inocente es siempre condenada a muerte, y nunca por error. Siempre ha sido por decisión deliberada.



Si una persona está en contra de la pena de muerte, entonces, necesariamente debe estar en contra del aborto, porque la intención del aborto es matar a sabiendas y deliberadamente a un niño o niña inocente – siempre.


¿Qué hay de la guerra? Las personas que se oponen enérgicamente a las guerras en el Medio Oriente, por ejemplo, a menudo citan estadísticas del gran número de personas inocentes accidentalmente muertas en fuego cruzado. A esto le llaman “daño colateral” - las personas inocentes que mueren en la guerra - que es, quizás la mayor tragedia de la guerra. Pero oponerse a la muerte accidental de personas inocentes en la guerra, al tiempo que permite con su voto la matanza intencional de los seres humanos más inocentes en el planeta, bueno...esa es la hipocresía más extrema.



Si una persona se opone a la guerra a causa de las muertes accidentales, no intencionadas, de personas inocentes, debe necesariamente oponerse al aborto debido a que la muerte en el aborto no es accidental ni involuntaria, siempre es directamente intencional.

veces oímos la reivindicación demasiado engañosa de que un candidato o partido reducirá los abortos mediante la mejora de las condiciones económicas o sociales, y al mismo tiempo promueve el aborto como un derecho digno de protección.
 
Veamos los hechos: El aborto no es causado por la economía o las condiciones sociales. Los factores económicos y sociales son, sin duda, las circunstancias que afectan la decisión de una madre en algunos casos, pero no son las causas.
 
Después de todo, si eliminar el aborto fuera simplemente una cuestión de economía, o el acceso a la asistencia sanitaria, u otros factores socioeconómicos, entonces ¿por qué las madres ricas también abortan a sus bebés?

Hay muchísimos católicos que, con razón, han criticado a obispos y sacerdotes en los últimos años por no haberse expresado con más energía contra el abuso sexual de niños por parte de algunos sacerdotes. ¿Por qué, entonces, muchos de esos mismos católicos quieren silenciar a los obispos y sacerdotes que hablan enérgicamente en contra de matar a niños inocentes? ¿Por qué oponerse al abuso sexual de los niños es cuestión de justicia, pero oponerse al asesinato de los niños es cuestión de “predicar política”?

Independientemente de la resistencia, un sacerdote debe seguir el ejemplo de Pedro y Juan en los Hechos de los Apóstoles cuando se trata de predicar verdades difíciles. A aquellos que trataron de silenciar su anuncio del Evangelio estos apóstoles respondieron con valentía: “Juzguen si está bien a los ojos del Señor que les obedezcamos a ustedes antes que a Dios. Nosotros no podemos callar lo que hemos visto y oído” (Hechos 4: 19- 20).

Un sacerdote no sólo está protegido por la Primera Enmienda (al menos por ahora). También tiene la obligación de obedecer el Quinto Mandamiento de la Ley de Dios: No matarás.

Si un sacerdote no habla en favor de los más vulnerables de nuestra sociedad, y si los fieles católicos no protegen activamente a los más vulnerables en nuestra sociedad al negarse a permitir su destrucción deliberada con su voto, entonces esos católicos están consintiendo la muerte por su cobardía.
 
¿Y qué decir de San Pablo a Timoteo acerca de la cobardía en la 2ª lectura de hoy?: Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de fortaleza, de amor y de dominio propio. Por lo tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor… Al contrario, comparte los duros trabajos del Evangelio con la fuerza que viene de Dios. (2 Tim 1: 7-8)
Parte de lo que le toca a cada católico en la dificultad de practicar lo que manda el Evangelio estriba en que debemos arrepentirnos de las acciones que ofenden a Dios y son destructivas para nuestros hermanos y hermanas. Y hay que combatir las amenazas a la vida inocente que son más reales y más urgentes. ¡No se equivoquen! No hay nada que amenace la vida humana inocente más directamente, de manera consistente y urgente que la matanza deliberada de los bebés en el vientre de su madre. ¡Así de claro! [Cada año, en EEUU, ¡se cometen más de un millón de abortos!]
 
Del momento que inicié esta homilía hasta ahora, al menos 30 niños han sido ejecutados deliberadamente en el vientre de sus madres en EEUU; y eso es sólo de los abortos que se reportan.

Permítanme resumir con palabras muy difíciles: “Tenemos la seria obligación de proteger la vida humana, y especialmente las vidas de los más inocentes y vulnerables entre nosotros. Quien omita hacerlo, cuando por el contrario está en condición de protegerla, comete pecado mortal de omisión. Colocan en peligro su propio destino espiritual y se convierten en fuente de escándalo para los demás. En caso de ser católicos, no deberían recibir la Santa Comunión” (Véase: Los católicos en la plaza pública, 4ª ed., P. 25).

Ahora bien, espero que se den cuenta de que se necesita mucho valor para que un sacerdote pueda comunicar palabras tan difíciles como éstas, recordando a su feligresía que algunas acciones son tan gravemente pecaminosas que hacen que un católico no sea digno de recibir la Sagrada Comunión hasta que se haya arrepentido completamente y recurrido al Sacramento de la Confesión.

El sacerdote que se preocupa por el estado de las almas de sus feligreses más de lo que se preocupan ellos mismos, merece la estima de su pueblo por su disposición a expresar esta difícil verdad con auténtico amor, poniendo el bienestar de las almas de su pueblo ante todo, antes que su propia reputación y popularidad o su comodidad. Ese sacerdote debe recibir respeto, admiración y apoyo, en lugar de resistencia o crítica.

Así que, por favor, oren, agradezcan y alienten al padre espiritual que Dios ha designado para ustedes y que les ama lo suficiente como para decirles la verdad, porque el sacerdote que dijo esas mismas palabras es su Obispo y el mío.

El video de la homilía (en inglés) se puede ver aquí:
https://www.youtube.com/watch?v=881aDDE5qFY

El audio de la homilía (en inglés) se puede escuchar aquí:
http://simonjude.org/documents/2016/10/T001_20161003.mp3.

El texto de la homilía (en inglés) se puede leer aquí:
http://simonjude.org/documents/2016/10/Homily%20OT%2027%20-%20October%202%202016%20Year%20C.pdf

Véase también: Habacuc 1:2-3; 2:2-4; Salmo 95:1-2, 6-7, 8-9; 2 Timoteo 1:6-8, 13-14; Lucas 17:5-10.

















 


Published in Portada Noticias



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia