La Asociación de Medicina de Estados Unidos confiesa que hay vínculos entre la píldora anticonceptiva y el cáncer de mama

Por el Padre Matthew Habiger, OSB, PhD

La prestigiosa revista de medicina Journal of the American Medical Association (JAMA) informó recientemente sobre algo que Human Life International ha sabido y enseñado durante muchos años, a saber, que la píldora anticonceptiva aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama en ciertos grupos de mujeres. Este informe de JAMA confirma una vez más el hecho de que la píldora anticonceptiva es peligrosa para la salud femenina –¡además de ser mortal para los bebés no nacidos!

 

Después de todo, la píldora es un químico que altera el funcionamiento natural del cuerpo de la mujer. Es un fármaco que de hecho impide que el cuerpo femenino haga lo que ha sido creado para hacer. Y en muchos casos actúa de forma abortiva; la píldora anticonceptiva destruye la vida de pequeñitos seres humanos no nacidos, al impedir que el óvulo fecundado se implante en la pared uterina. ¿Nos sorprende entonces que tenga graves riesgos para la salud y que ahora la “principal” comunidad médica, como la llaman, tenga que confesar que la píldora anticonceptiva puede aumentar el riesgo de contraer cáncer de mama?

Esta confesión implica que es probable que el alarmante índice de cáncer de mama en años recientes, entre las mujeres de 50 ó más años de edad, esté relacionado con el uso temprano y muy difundido que tuvo la píldora anticonceptiva en los años 60 y 70. Esta implicación suscita la pregunta de si los fabricantes de la píldora anticonceptiva son responsables de decenas de miles de casos de cáncer de mama.

Según el artículo titulado “El riesgo de cáncer de mama con el uso de anticonceptivos orales en mujeres con un historial familiar de este cáncer”, los investigadores estudiaron 6,150 mujeres para ver si el uso de la píldora anticonceptiva les había aumentado el riesgo de cáncer de mama. Los investigadores concluyeron que “estos resultados sugieren que las mujeres que han usado las primeras fórmulas de los anticonceptivos orales y que también tienen un familiar de primer grado con cáncer de mama pueden tener un riesgo particular de contraer cáncer de mama”.

Los investigadores actuaron con cautela al señalar que los elevados niveles de riesgo eran más pronunciados en las mujeres que usaron la píldora anticonceptiva que fue fabricada antes de 1975. Esta píldora tenía dosis más altas de estrógeno y progestina (hormonas) que la píldora actual. Ello es un asunto que los medios de comunicación han explotado en su patético intento de minimizar los riesgos de la píldora anticonceptiva actual. Pero este esfuerzo por suavizar la verdad constituye una grave injusticia contra las mujeres que han sido explotadas por la “cultura” de la muerte. De hecho, los mismos investigadores señalaron que se necesitan más estudios acerca de los riesgos de cáncer relacionados con la píldora hoy. Esa una forma “elegante” de decir “no sabemos cuánto riesgo implica el uso de la píldora”.

Y como si estos descubrimientos no fuesen lo suficientemente alarmantes, el estudio también arrojó que “los resultados que hemos visto en las familias de más alto riesgo sugieren que las mujeres que tienen una elevada predisposición genética pueden tener un riesgo muy alto de contraer el cáncer de mama si usan los anticonceptivos orales”. Más aún, un editorial de la JAMA dijo que no estaba claro si el riesgo de cáncer de mama estaba vinculado solamente a las píldoras fabricadas antes de 1975. Y es que las mujeres que participaron en el estudio y cuya edad promedio era de 43 años pueden ser muy jóvenes todavía para desarrollar el cáncer de mama.

De manera que, por ahora, la evidencia es clara: si hay un historial de cáncer de mama en la familia, el riesgo para una mujer de contraer este cáncer aumenta, si usó la píldora anticonceptiva antes de 1975, y puede aún tener un riesgo más elevado si todavía está tomando la píldora. La píldora anticonceptiva aumenta ese riesgo. No sólo puede matar al niño en el vientre de su madre, sino que también puede matar a la mujer que la usa.

¿A cuántos niños no nacidos habrá matado la píldora anticonceptiva y los demás anticonceptivos abortivos (el dispositivo intrauterino, el Norplant, la Depo-Provera, la RU-486)? ¿A un millón, a 10 millones, a 100 millones? Se trata de un holocausto silente y escondido. Es por ello que Human Life International no cesará en su empeño por destruir la “cultura” de la muerte por medio de la persuasión, la información, el servicio y la oración.

Fuente: Padre Matthew Habiger, “AMA Journal Study Shows the Pill Raises Risk of Breast Cancer,” Human Life International Special Report 191 (noviembre del 2000): 1-2.

Nota: El Padre Matthew Habiger, OSB, PhD fue presidente de Human Life International (HLI). HLI fue fundada en 1981 y es la organización católica más grande del mundo dedicada a la defensa de la vida humana y la familia : Human Life International (HLI), 4 Family Life Lane, Front Royal, Virginia 22630-6453 USA. Tels. 1 (800) 549-5433, (540) 635-7884. Fax: (540) 636-7363. Email: hli@hli.org Página web. http://www.hli.org.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *