Control demográfico: El control de la población y el aborto

Por Adolfo J. Castañeda

Introducción

En las últimas décadas, países poderosos y agencias internacionales han invertido millones de dólares en grandes campañas para el control de la población, especialmente en los países en desarrollo. En este capítulo queremos examinar este fenómeno, al cual podemos llamar imperialismo demográfico.

 

¿Existe la “superpoblación”?

Es cierto que la población mundial ha aumentado durante este siglo. Inclusive, se duplicó de 1950 a 1991 y en 1993 alcanzó la cifra de 5,6 mil millones de habitantes1. Pero este aumento demográfico no se debe a un aumento de la tasa de nacimientos, sino a un aumento sin precedentes de la esperanza promedio de vida, fruto de mejores políticas y condiciones sanitarias y alimenticias2.

En realidad, al contrario de lo que alegan los alarmistas, la tasa de crecimiento de la población mundial está disminuyendo dramáticamente. Además de esto, no sólo no hay una “superpoblación”, sino que en realidad lo que hay es una implosión demográfica. Los siguientes datos lo demuestran:

1. El Buró del Censo de los Estados Unidos (US Census Bureau) informó recientemente que en 1996 la población mundial aumentó en sólo 79,6 millones de personas. Esta cifra es 7 millones menos que los 86 millones y pico de aumento demográfico de 1994, cantidad que se considera ahora el punto culminante del crecimiento de la población mundial. La cifra de los 79,6 millones es también aproximadamente 20 millones menos que los 100 millones que los alarmistas del crecimiento demográfico están anunciando continuamente3.

2. Además, la tasa de crecimiento demográfico mundial ha disminuido, después de alcanzar su máximo entre 1965 y 19704. En 1994 dicha tasa fue de 1,5%, la más baja en los últimos 50 años y ha continuado disminuyendo después de 19955.

3. Mientras la población de Asia, África y América Latina continuará cereciendo todavía durante algunas décadas más, el resto del mundo sufrirá pronto una caída demográfica en picada. La población mundial alcanzará su ápice de 7 mil millones en el 2030, y luego comenzará un largo descenso hacia el ocaso demográfico de la humanidad. Esto es esencialmente lo que ha predicho la División de Población de las Naciones Unidas (ONU) en su informe del 13 de noviembre de 19966.

4. La razón inmediata de esta disminución, confirmada por las cifras más recientes de la División de Población de la ONU, es la disminución en el tamaño de las familias. Según el Buró del Censo de los Estados Unidos, el total de la tasa de fertilidad (el número de hijos por mujer nacidos durante su vida fértil), ha disminuido hasta alcanzar la cifra de 2,9, la más baja de la historia, cuando apenas hace poco más de 10 años, en 1985, era de 4,27.

5. Actualmente hay 79 países, que constituyen el 40% de la población mundial, cuyas tasas de fertilidad se encuentran por debajo del nivel de reemplazo (2,2). Las naciones desarrolladas son las que se encuentran en la peor situación. De hecho, hay 15 de ellas en las que cada año se llenan más ataúdes que cunas. Todas las demás seguirán el mismo camino. Los esfuerzos de los gobiernos por detener este desastre demográfico, de tremendas consecuencias socioeconómicas, han sido inútiles. En Alemania y Japón, por ejemplo, a pesar de los abundantes incentivos financieros que se les ofrecen a las mujeres dispuestas a tener más hijos, las salas de maternidad permanecen vacías8.

6. Pero esta carestía de nacimientos se ha extendido ahora más allá del mundo desarrollado. En estos momentos hay 27 países en desarrollo donde las mujeres tienen un promedio de menos de 2,2 hijos. Hay que tener en cuenta que las inferiores condiciones sanitarias y económicas de estos países, hacen que su nivel de reemplazo tenga que ser en realidad más alto que el de 2,2.9

7. Además, la tasa anual de crecimiento demográfico de los continentes en desarrollo está descendiendo también: la de Asia bajó de 2,3% en 1970 a 1,9% en 1990, la de América Latina de 2,9% en 1970 a 2,1% en 1990, y aunque la de África ha aumentado un 0,3%, las numerosas guerras, las catástrofes naturales, y la epidemia del SIDA hacen que esa cifra no sea confiable10.

8. Por si esto fuera poco, la densidad poblacional (habitantes por km2) de los países y continentes en desarrollo es baja. La de América Latina y la de África es mucho más baja que la de Europa Occidental (cuyos países están desarrollados), como lo demuestra la siguiente tabla:11

Continente

Densidad

África

80

América Latina

55

Asia

422

Europa

213

Norteamérica

55

Oceanía

55


9. Por último, la población mundial no ocupa más del 1% de la superficie firme del planeta, el equivalente a vivir cómodamente (según el típico hogar estadounidense) en el Estado de Texas, dejando al resto del mundo completamente vacío12.

¿Por qué esta implosión demográfica?

Esta implosión demográfica se debe a un fuerte movimiento en pro del control demográfico:

1. En 1952 se fundó en Bombay la Federación Internacional de Planificación de la Familia (IPPF)13, la organización que más promueve la anticoncepción, la esterilización y el aborto en todo el mundo14.

2. Ese mismo año fue fundado en Nueva York el Consejo de Población por John D. Rockefeller III, quien, junto con la IPPF, convencieron a la ONU de que debían involucrase en el control de la población mundial15.

3. Desde 1965, el gobierno de los Estados Unidos se ha involucrado en el control de la población, contribuyendo económicamente más que todos los demás países juntos y ha ejercido presión sobre otros países y agencias internacionales para que respalden estos programas16.

4. El gobierno de los Estados Unidos ha otorgado más de 2 mil millones de dólares en fondos para el control demográfico a varios países y a organizaciones como el Fondo de Población de la ONU (FNUAP o UNFPA) a través de su Agencia para el Desarrollo Internacional (AID)17.

5. Además, el gobierno de los Estados Unidos ha otorgado millones de dólares en fondos al Banco Mundial; a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a organismos de la ONU; como el Fondo para la Infancia (UNICEF); la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO); que luego han sido utilizados para el control de la población18.

6. En enero de 1993, el Presidente Clinton derogó la Política de Ciudad México de 1984, que prohibía que se le otorgaran fondos del gobierno de los Estados Unidos (o sea, dinero de los contribuyentes) a agencias que promovían el aborto en otros países19.

7. En el otoño de ese mismo año, el Presidente Clinton firmó órdenes de $40 millones al FNUAP y de $75 millones a la IPPF, a través de la AID, para el control demográfico20. EL FNUAP le otorga fondos al gobierno chino, el cual tiene un horrible programa demográfico de un solo hijo por familia y de abortos y esterilizaciones forzosas21. Hoy la China tiene una peligrosa tasa de nacimientos de sólo 1,822.

8. El 25 de febrero de 1997, el Senado de los Estados Unidos aprobó, a petición del Presidente Clinton, el adelantar para el 1ro marzo de ese año, la suma de $385 millones para el control demográfico, que había sido fijada para el 1ro de julio de 1997. Los fondos irán a parar a manos de organizaciones como la IPPF y el FNUAP, que promueven en otros países el aborto y la “planificación familiar” (anticonceptivos, abortivos y esterilización)23.

9. Es importante señalar que el uso de la coacción en los programas de “planificación familiar” no se limita a la China. En México, los médicos de los hospitales del gobierno, reciben órdenes de colocarle el dispositivo intrauterino (que a veces actúa como abortivo) a las mujeres que tiene dos (a veces uno) o más hijos. Esto se lleva a cabo a menudo inmediatamente después del parto, sin el previo consentimiento o conocimiento de la mujer24.

10. MEXFAM, la asociación miembro de la IPPF en México, distribuye el material de difusión, llamado “educación sexual”, que informa sobre la “planificación familiar”, y que luego los médicos de los hospitales del gobierno utilizan para llevar a cabo las campañas de control demográfico25.

11. En el Perú, se les ofrecen a las mujeres indígenas 50 libras de comida por someterse a la ligadura de trompas. El potencial para la coacción directa en estos casos está siempre presente, dado el hecho de que a los médicos peruanos se les exige que practiquen seis esterilizaciones certificadas al mes, so pena de perder el empleo26.

12. Otros países poderosos, como Japón, Canadá, y los de la Unión Europea, también han estado promoviendo el control de la población y del aborto a nivel mundial, sobre todo a través de las conferencias de la ONU27.

13. En años recientes, los organismos de la ONU ya mencionados, la IPPF y el Population Council han formado una especie de asociación para promover la “planificación familiar” y el aborto a nivel mundial28. La principal estrategia para este fin es la “maternidad sin riegos”29 (eufemismo que incluye las tácticas antinatalistas que hemos descrito en los capítulos anteriores).

¿Se están agotando los recursos?

Se alega que la “superpoblación” va a agotar los recursos energéticos y alimenticios del planeta. Por falta de espacio señalamos sólo algunos de los muchos datos científicos que destruyen ese infundado pesimismo:

 

  • 1. Se utiliza menos de la mitad de la tierra arable del mundo. Si no fuera por las guerras, la injusticia, etc., los propios países en desarrollo serían capaces de alimentar a 18 mil millones de personas, más del triple de la población mundial actual30.

 

  • 2. A pesar de las guerras y de las malas políticas gubernamentales, la producción alimenticia mundial ha aumentado un 25% por persona en años recientes31.

 

  • 3. El acceso a los recursos industriales se está haciendo menos difícil32.

 

  • 4. En 1987, el área forestal del mundo de 4 mil millones de hectáreas (más del 30% del área de la tierra firme), era igual que en 195033.

¿Existe una correlación entre población y probreza?

La tabla anterior demuestra que no existe una correlación entre el crecimiento demográfico y el nivel de pobreza. La siguiente tabla de productos nacionales en bruto (PNB) y sus correspondientes densidades poblacionales (habitantes por milla cuadrada) de países asiáticos, echa por tierra tal correlación aun en el caso del continente de densidad poblacional menos baja:

34

País (1985)

Densidad

PNB

Taiwan

1.393

$2.663

Korea

1.121

2.150

India

606

270

China

280

310

Japón

840

1.300

 

En 1992, el eminente economista Julian Simon expresó: “El hecho actual más importante de la economía de la demografía es la falta de correlación observable entre la tasa de crecimiento demográfico de un país y la tasa de su desarrollo económico”35.

¿Por qué el control demográfico?

En 1974, el Departamento de Estado de los Estados Unidos preparó el Informe Kissinger, un documento secreto, desclasificado en 1980, que afirma que el crecimiento demográfico de los “países menos desarrollados” (PMD) pone en peligro la economía y la seguridad nacional de los Estados Unidos36. El documento propone como “solución” los programas de control demográfico en dichos países. Las siguientes citas muestran estas intenciones:

 

  • 1. “La economía de los Estados Unidos exigirá grandes cantidades de minerales del extranjero, especialmente de los PMD. Esto hace que Estados Unidos tenga un gran interés en la estabilidad política, social y económica de los países suministrantes. Donde quiera que una disminución de las presiones demográficas,…, pueda aumentar las posibilidades de dicha estabilidad, la política demográfica se hace relevante para los suministros de recursos y para los intereses económicos de los Estados Unidos“(pág. 43).

 

  • 2. “Existe también el peligro de que algunos líderes de los PMD vean las presiones de los países desarrollados a favor de la planificación familiar [anticonceptivos y abortivos], como una forma de imperialismo económico y racial“(106).

 

  • 3. “Los Estados Unidos pueden ayudar a minimizar las acusaciones de tener un movimiento imperialista… afirmando repetidamente…el derecho del individuo a determinar libre y responsablemente el número y el espaciamiento de sus hijos…y el desarrollo fundamental, social y económico, de los países pobres”(115).

 

  • 4. “Los programas obligatorios pueden hacer falta y debemos considerar esas posibilidades ahora”(118).

La Sra. Magaly Llaguno, Coordinadora del Consejo Latinoamericano por la Vida y la Familia de Vida Humana Internacional, ha expresado: “Los latinoamericanos se sienten ofendidos ante la imposición — por parte del gobierno de los Estados Unidos y de otros ‘países desarrollados’– de programas que ellos consideran inmorales y una violación de sus valores familiares. Las consecuencias de las políticas demográficas de los Estados Unidos han sido catastróficas para la familia. Se trata del holocausto más grande de la historia: entre 40 y 60 millones de abortos al año en el mundo, sin contar los cientos de millones más causados por los anticonceptivos abortivos. Si a este genocidio le añadimos el daño físico y psicológico a la mujer, la destrucción de la inocencia infantil a través de programas inmorales de ‘educación’ sexual, así como la destrucción del matrimonio y la familia, nos daremos cuenta de que este imperialismo demográfico no tiene paralelos en la historia”37.

Citas: 1. Daniel Noin, Atlas de la population mondiale. Paris. Reclus. La Documentation française, 1991, 22; Population Reference Bureau, World Population Data Sheet, 1993. 2. Eamonn Keane, Population and Development (Gaithersburg, Maryland: Population Research Institute, 1994), 23. 3. Steve Mosher, “¿Demasiada gente? ¡Nada de eso!”, Escoge la Vida (marzo-abril de 1996): 1. 4. Noin, 22. 5. U.S. Census Bureau, Report on World Population (abril de 1994). 6. Mosher, 1. 7. Ibíd. 8. Ibíd. 9. Ibíd. 10. Jacqueline R. Kasun, Ph.D., Population and Enviroment. Debunking the Myths (Baltimore, Maryland: Population Research Institute, 1991), 2-3; Population Reference, World Population Data Sheets, 1970-1990; Gene Antonio, The AIDS Cover-Up? The Real and Alarming Facts About AIDS (San Francisco: Ignatius Press, 1996), 67-74. 11. Keane, 29. 12. Kasun, 2. 13. IPPF/WHR, “The First Forty Years,” Forum 10 (junio de 1994): 36-41. 14. International Planned Parenthood Federation, Declaración de la misión. Visión año 2000. Plan estratégico, 1992. 15. Keane, 45. 16. Population Reference Bureau, World Population Growth and Response: 1965-1975 – A Decade of Global Action (Washington: The Population Reference Bureau, abril de 1976), 226-227; Agency for International Development, Rationale for AID Support of Population Programs, enero de 1982, 24; World Bank, World Development Report 1984, 148, 180-181. Citados en Kasun, The War Against Population (San Francisco: Ignatius Press, 1988), 79. 17. Kasun, The War Against Population, 79. 18. Ibíd. 19. UNFPA News, 1ro de octubre de 1993, United Nations, New York; John Goshko, “Planned Parenthood Gets AID Grant,” The Washington Post, noviembre 23, 1993, A-12. 20. Ibíd. 21. Coercive Population Control in China, Hearings before the Subcommittee on International Operations and Human Rights of the Committee on International Relations House of Representatives, One Hundred Fourth Congress, First Session, 17 de mayo, 22 y 28 de junio y 9 de julio de 1995. (Washington: U.S. Government Printing Office, 1995.) 22. World Population Profile: 1994. Bureau of the Census, U.S. Department of Commerce, febrero de 1994. 23. Katharine Q. Seelye, “Senate Backs Family-Planning Aid Overseas,” The New York Times, 26 de febrero de 1997, A10. 24. Mosher, 1. 25. Información suministrada por el Lic. Jorge Serrano Limón, Presidente del Comité Nacional pro vida de México. 26. Mosher. 27. Adolfo J. Castañeda, “El documento final de Pekín es un verdadero peligro para la vida, la familia y la mujer,” Escoge la Vida (septiembre/octubre de 1995): 3, 10; “Japón – Tasa total de fertilidad disminuye drásticamente,” Escoge la Vida (noviembre/febrero de 1996): 9-10. 28. “UNICEF: The Mask is Off!,” HLI Reports (octubre, 1994). 29. Ibíd. 30. FAO Production Yearbook, 1989; Roger Revelle, en Scientific American, vol. 235, no. 3, 165-178. 31. FAO Production Yearbooks. 32. Julian Simon, Population Matters, Transcript, 1990, capítulo 4. 33. FAO Production Yearbooks. 34. Kasun, The War Against Population, 72. 35. Simon, Population and Development in Poor Countries: Selected Essays, Princeton University Press, 1992, ix. 36. United States National Security Council, NSSM, Implications of Worldwide Population Growth for U.S. Security and Overseas Interest, 10 de diciembre de 1974. 37. Sra. Magaly Llaguno, “Hispanics Speak to the U.S. Congress,” abril 12, 1994.

Fuente: Capítulo VII del libro de Adolfo J. Castañeda, ¡Vale la pena vivir! (Miami: Vida Humana Internacional — Asociación Internacional de María Reina de la Paz, 1997), 105-112. Este libro está a la venta en las oficinas de Vida Humana Internacional, 4345 SW 72 Avenue, Suite E, Miami, FL 33155. Tel.: (305) 662-1497; fax: (305) 662-1499; email: ; página web: http://www.vidahumana.org.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *