El Departamento del Comercio de Estados Unidos viene en ayuda del plan doméstico antinatalista de Clinton

Como informáramos la semana antes pasada, el presidente estadounidense Bill Clinton anunció el 8 de enero del 2000 un plan de $35 millones para controlar la población urbana de bajos recursos de Estados Unidos, la cual incluye a grupos minoritarios, como los hispanos y los afro-estadounidenses. Irónicamente, apenas Clinton dio su anuncio, el Departamento del Comercio de ese país alertó a la población acerca del peligro de la “sobrepoblación” en Estados Unidos. El Departamento estimó que la población estadounidense se duplicará alcanzando 571 millones para el 2100 (US Department of Commerce, “Census Bureau Projects Doubling of Nation’s Population by 2100,” press release, 13 de enero del 2000).

Los titulares de los diarios a través del país también pusieron sobre aviso al público acerca de esta nueva “explosión demográfica”, señalando, como el Departamento había informado, que la mayor parte del aumento demográfico sería el resultado de los nuevos inmigrantes y sus hijos. “Estados Unidos está creciendo rápidamente, debido, casi exclusivamente, a la inmigración” (“US Population Expected To Hit 571 million by 2100,” The Washington Times, 13 de enero del 2000).

El presidente de un subcomité de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos también se unió a la preocupación por el “incremento demográfico” diciendo que éste causaría un “desparramamiento urbano, congestiones en el tránsito y hacinamiento en las ciudades” (“Debates Over Urban Sprawl…”, letter from Lamar Smith (R-TX), President of House subcommittee on Immigration and Claims, 10 de febrero del 2000).

Pero, ¿cuán realista es esta proyección demográfica? Para comenzar, cualquier proyección demográfica que se extienda hacia el futuro más de unos pocos años es cuestionable. Estimar la población estadounidense dentro de 100 años es particularmente arriesgado. ¿Cómo es posible predecir el comportamiento humano en relación a la fertilidad de personas que todavía no han nacido? ¿Quién sabe cuál será la tasa de nacimientos en el 2060, o cuántos inmigrantes llegarán a Estados Unidos en el 2080?

Precisamente por ser el crecimiento demográfico (o su diminución) en el futuro algo tan difícil de predecir es que la Oficina del Censo de Estados Unidos (USCB, por sus siglas en inglés) publica periódicamente tres estimados: una variante elevada, una media y otra baja. El estimado del Departamento del Comercio de que la población estadounidense se duplicará de aquí a 100 años se basó en la “variante media” de las proyecciones del USCB. El problema es que, debido a la rapidez con que las tasas de fecundidad han descendido en las últimas décadas, la “variante media” es históricamente menos precisa que la “variante baja”.

La “variante baja” nos da un cuadro demográfico muy diferente. Según esta predicción, la población de Estados Unidos alcanzará un máximo de 314 millones en el año 2050, para entonces comenzar un descenso gradual hacia los 283 millones para el 2100. La “variante media” de la División de Población de la Organización de Naciones Unidas (UNPD, por sus siglas en inglés) predice que la población estadounidense alcanzará un máximo menor de 305 millones en una fecha anterior: en el año 2030, para luego descender a 293 millones para el 2050. Ello significa que el problema a largo plazo para Estados Unidos no será el de tener mucha gente, sino el de tener muy poca.

Los que promueven la “planificación familiar” (esterilización y anticonceptivos, incluyendo los que son abortivos) siempre han jugado con los números. En 1974, predijeron que el mundo tendría una población de 6,5 mil millones de personas para este año del 2000, unos 500 millones de más (la cifra real actual es de 6 mil millones). También predijeron que la población mundial alcanzaría los 12 mil millones para el año 2075, un error de casi 5 mil millones de más de lo que el UNPD predice en la actualidad (“The Kissinger Report,” National Security Memorandum 200, 10 de diciembre de 1974).

El informe del 12 de octubre de 1999 del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP o UNFPA, por sus siglas en inglés) exageró el crecimiento futuro de la población mundial en 2 mil millones y subestimó el número de países cuyas tasas de natalidad, en la actualidad, están en el nivel mínimo de reemplazo demográfico o por debajo de él (“UNFPA Mis-states World Population, PRI Prepares to Celebrate the Birth of the World’s Six Billionth Person!” PRI Press Release, 23 de septiembre de 1999; http://www.pop.org/nr092399.htm).

Las mismas tácticas alarmistas se han usado también en Estados Unidos. En su libro, Too Many Americans (“Demasiados estadounidenses”), Lincoln y Alice Day predijeron que la población de Estados Unidos crecería hasta alcanzar la cifra de mil millones de personas para el año 2060. Basados en este inflado número, propusieron que a las personas de bajos recursos se les debería de colmar de anticonceptivos gratis (Lincoln y Alice Day, Too Many Americans: Tomorrow’s Issue, Boston: Houghton Mifflin, 1964).

Cabría preguntarse si el Departamento del Comercio de Estados Unidos intentó usar el espectro de la “sobrepoblación” de la misma manera, para atemorizar a los estadounidenses para que apoyen la propuesta del Presidente Clinton de aumentar el presupuesto para la “planificación familiar”.

Fuente: Steve W. Mosher, “Commerce Spin Aids Domestic Family Planning Proposal,” PRI’s Weekly Briefing, vol. 2, no. 3, 23 de febrero del 2000.

El Sr. Steven W. Mosher es Presidente del Population Research Institute o PRI (Instituto de Investigación sobre asuntos de Población), una institución no lucrativa que se dedica a denunciar el control demográfico realizado por medio de la anticoncepción, la esterilización y el aborto, así como las falsas premisas que lo sustentan, como el mito de la “sobrepoblación”. El PRI también ofrece una visión de las alternativas correctas para un justo desarrollo de los pueblos. El PRI publica la revista bimensual PRI Review, así como un informe semanal por email a sus suscriptores que se llama PRI’s Weekly Briefing. Diríjase (en inglés) al Population Research Institute, P.O. Box 1559, Front Royal, Virginia 22630, USA. Página web:www.pop.org Email: pri@pop.org. Tel.:             (540) 622-5240      .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *