• Temas de Ayuda
  • Embarazo
  • HLI en el Mundo
Steve Mosher Presidente 
Population Research Institute (PRI) 
www.pop.org (en inglés)
www.lapop.org (en español)

Luego de ver el video donde una alta funcionaria de una franquicia de “clínicas” de aborto vende partes de bebés abortados, uno tiene la obligación de hacerse algunas preguntas. ¿A qué clase de sociedad nos lleva una ley según la cual no eres persona (sino una cosa) hasta que naces? ¿Cuáles son las consecuencias de considerar que a un niño o niña por nacer se le pueda descartar y matar por conveniencia? ¿Cómo es el mundo donde se ha legalizado el aborto? Ciertamente no es uno mejor, ni uno más libre ni más bello. La perorata de la “defensa de los derechos de la mujer” o de “evitar que un niño venga a sufrir a este mundo” resulta odiosamente hipócrita luego de ver el video que esta semana ha conmocionado a EEUU.

El video en cuestión muestra a Deborah Nucatola, Directora Senior del servicio médico de Planned Parenthood (PP), explicando los detalles de la venta de partes de bebés abortados. Un investigador encubierto la filmó mientras tenían un “almuerzo de trabajo”. Con una frialdad impresionante, la ejecutiva de PP iba explicando a su potencial “cliente” cómo su organización comercializaba hígados, pulmones, corazones, incluso cerebros mientras comía su ensalada y tomaba una copa de vino. Nucatola no se guardó ningún detalle de cómo se alteraba el procedimiento del aborto según el órgano que se solicitaba comprar. Entre otras cosas explicó que se ayudaban del monitoreo por ultrasonido para obtener partes intactas y admitió el uso de abortos por nacimiento parcial, método que desde 2007 fue declarado ilegal en EEUU [1].

El video es parte de una investigación realizada por The Center For Medical Progress, quienes ya llevan 3 años recogiendo evidencias de PP, la franquicia con el mayor número de “clínicas” de aborto en EEUU. En un video complementario se muestra a Cecile Richards, presidente y CEO de PP, alabando el trabajo de Nucatola de facilitar las cosas al supuesto comprador de órganos de fetos. Esto evidencia que el tráfico de partes humanas era conocido a todo nivel institucional.

La difusión del video ha pegado tan fuerte que PP convocó a sus expertos en crisis y abogados para responder a través de su página web. La prisa los obligó a dar 5 respuestas poco pensadas como comentaremos a continuación:

1. Respuesta de PP. La ejecutiva de PP no estaba vendiendo partes de bebés abortados, solo cobraban algunos reembolsos por costos en programas de donaciones de “tejido fetal”. Comentario del PRI. Nucatola dijo claramente que el precio variaba entre 30 y 100 por “espécimen” (feto), dependiendo de qué parte se solicitaba para la compra. Especificó que la diferencia de precio era por la demanda de cada órgano. “Mucha gente quiere el hígado”, dijo.

2. Respuesta de PP: PP ayuda a sus “pacientes” a donar tejido fetal y los dirigen a centros de investigación que luchan contra el Alzheimer y el Parkinson. Comentario del PRI: El mismo que al de la respuesta anterior de PP.

3. Respuesta de PP. La gente de Live Action (organización provida), que dirige esta campaña, tiene un largo historial de denuncias falsas. Comentario del PP: Esto es una descalificación deliberada para distraer la atención del público del escándalo de haber sorprendido a PP in fraganti.

4. Respuesta de PP. Los políticos republicanos tomarán ventaja de esto para afectar los programas de salud de la mujer. Comentario del PRI. Esto es una victimización y un intento de autocalificarse como “defensores” de la “salud” de la mujer, cuando en realidad son comerciantes de abortos.

5. Respuesta de PP. El video está totalmente editado. Comentario del PRI. Este pretexto es el más recomendado por los abogados, cuando tienen un cliente que ha sido filmado con las manos en la masa.

Por supuesto que la versión completa del video de 2 horas o la edición de 8 minutos, ambas difundidas en por los medios, dejan en ridículo estas explicaciones de PP. Cualquier persona de buena voluntad no necesitará ni dos minutos para darse cuenta de la verdad, viendo a Nucatola almorzando y alardeando de tener una franquicia de “clínicas” capaces de proveer lo que cualquier comprador de órganos desee, con catálogo de compras por internet y “servicio delivery premiun” incluidos.

Por supuesto ahora hay un fuerte pedido de muchas asociaciones de la sociedad civil y políticos pidiendo una investigación a fondo. Pues de ser ciertas estas denuncias de venta de partes de bebés abortados, exigen que el gobierno les retire todo financiamiento. Actualmente PP recibe del gobierno de EEUU más de 500 millones de dólares al año provenientes de los impuestos que pagan todos los ciudadanos. Esto es 1.5 millones de dólares diarios.

Esta denuncia a PP se suma a otras, como el encubrimiento de violaciones a menores de edad, pues PP cometía los abortos a estas menores y no denuncian a los violadores. También ayudaban y encubrían a traficantes de mujeres que eran prostituidas, cometían abortos por selección de sexo, cometían infanticidios y aceptaban dinero para cometer abortos en afroamericanas. Incluso le han detectado presentación de doble facturación para defraudar al estado y disminuir su pago de impuestos.

El presidente Barack Obama ha defendido públicamente a PP desde la campaña electoral de su primer gobierno. Hoy que ya no tiene el control del Senado ni de la Cámara de Representantes se espera que todas estas denuncias prosperen.

Hay cuestiones que los promotores del aborto intentarán mantener fuera de los ojos de la opinión pública a toda costa. Sin embargo, no se puede engañar a todos ni todo el tiempo.

Enlace al video de 2 horas: https://www.youtube.com/watch?v=H4UjIM9B9KQ.



Enlace al video de 8 minutos: https://www.youtube.com/watch?v=jjxwVuozMnU.




Nota: [1]. Este procedimiento fue utilizado en fetos entre 4 y 6 meses de embarazo y es igual a una cesárea, pero se mata al niño antes de que salga completamente del cuerpo de la madre.

Fuente: http://www.lapop.org/boletines/571-boletin-299-si-alguien-hace-negociocon-venta-de-partes-de-bebes-abortados-algo-debe-andar-demasiado-mal.

Steve Mosher es el Presidente del Instituto de Investigación en Población (Population Research Institute), una organización sin fines de lucro dedicada a desmontar la falacia de la “sobrepoblación en el mundo”. El Instituto también se dedica a terminar con los abusos contra los derechos humanos cometidos en nombre de la “planificación familiar” y acabar con los contraproducentes paradigmas sociales y económicos derivados de la falacia de la “sobrepoblación”.

Visite: www.lapop.org. Para suscribirse a este prestigioso boletín, diríjase a Carlos Polo Samaniego, Director de la Oficina en América Latina, Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla . Tel. (511) 4365835.

Nada de lo que publica el Instituto debe ser interpretado como un intento de ayudar u obstaculizar la aprobación de un proyecto de ley en el Congreso de EEUU o en ningún otro parlamento de país alguno en el mundo. El objetivo de las informaciones del Instituto es informativo.

Copyright © 2015 Population Research Institute - Boletín para América Latina. Todos los derechos reservados.


 



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia