• Temas de Ayuda
  • Embarazo
  • HLI en el Mundo

III ENCUENTRO Latinoamericano para SACERDOTES  Y SEMINARISTAS  POR LA VIDA

08, 09, 10 de OCTUBRE 2014  Instalaciones UNIVA, Guadalajara, Jalisco

Por el personal de Human Life International


Un informe que se funda en una nueva investigación realizada en Chile demuestra que los abortos legales no son más “seguros” para la mujer que los abortos ilegales.


Los investigadores del Instituto MELISA han analizado datos que muestran “que no solamente la mortalidad vinculada a los abortos continúa su tendencia a disminuir en Chile, luego de la aprobación, en 1989, de la ley que los prohíbe, sino también que las dadas de alta de pacientes de los hospitales debido al aborto han disminuido significativamente  durante la última década”.


Un estudio en curso de este instituto también sugiere que las mujeres embarazadas que se sienten presionadas y temerosas tienen un riesgo más elevado de abortar a sus bebés por nacer. Estas mujeres constituyen, en este estudio, el 70% de más de 3,000 que tienen un embarazo no planeado. Para impedir el aborto, los datos sugieren que se desarrollen y promuevan programas de apoyo maternal para abordar las necesidades de mujeres vulnerables,  lo cual ha dado como resultado que del 69 al 94% de estas mujeres ha dado a luz a sus bebés al final de un embarazo completo.


Chile es modelo de un exitoso y avanzado sistema de atención a la salud. Comparado con el de EEUU, que mata diariamente a un promedio de 3,000 bebés por nacer por medio del aborto legal, las estadísticas chilenas arrojan un estimado de 13,000 a 18,000 abortos ilegales anuales, el equivalente a 49 bebés que mueren por aborto ilegal diariamente. La mayoría de esos abortos ilegales son cometidos por medio del auto-suministro de misoprostol.


Los hallazgos del Dr. Koch resaltan las intervenciones en materia de política de salud materna en Chile, como una mejor atención a la salud prenatal, así como una mejor información, capacitación y dieta para las embarazadas. Todas estas intervenciones reducen la mortalidad y la morbilidad de mujeres que de otra manera se hubieran sometido al crimen del aborto. Los datos ejemplares de solamente “un riesgo de muerte por cada 4 millones de mujeres en edad fértil” avalan el hecho de que la puesta en práctica de políticas de salud que excluyen el aborto está salvando vidas.


“Como revela esta nueva investigación, Chile y otros países que eligen intervenciones que afirman la vida y rechazan la legalización del aborto, están estableciendo una cultura de vida, en la medida en que las mamás y sus bebés reciben la mejor atención posible”, dijo el Padre Shenan J. Boquet, Presidente de HLI. “Estos hallazgos demuestran que los países que prohíben el aborto pueden ser mucho más exitosos en cuanto a la promoción de la salud materna, al reconocer que el aborto es la destrucción de un ser humano en desarrollo y no logra absolutamente nada en cuanto a mejorar la salud de la mujer”.


Publicado originalmente en inglés en la página de HLI, www.hli.org, el 13 de noviembre de 2014.




Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia