• Temas de Ayuda
  • Embarazo
  • HLI en el Mundo

El 7 de abril de 2015, los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) lanzaron un informe y correspondiente comunicado de prensa en los cuales promovían la distribución, lo más amplia posible, de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC, por sus siglas en inglés) a los adolescentes, como los dispositivos intrauterinos (DIU).


Los CDC sólo mencionan brevemente la importancia de posponer la actividad sexual y la inefectividad de los LARC ante las enfermedades de transmisión sexual (ETS). El mensaje central de los CDC y su única recomendación se basan en la facilidad de uso y la eficacia en impedir embarazos de los LARC, aumentando de esta manera la creencia en la juventud de que el LARC es un método "seguro" para las relaciones sexuales entre adolescentes.


A los CDC les convendría ser más conscientes de que los jóvenes tienden a ser impulsivos. Los CDC deberían darles a los jóvenes una atención especial para contextualizar el mensaje que el LARC les está enviando a los adolescentes en general de que esta es en realidad una estrategia “educativa” de alto riesgo. Cometen un grave error al no hacerlo.


“Desde que el gobierno federal en el 2010, cambió su posición de una manera holística de considerar la actividad sexual de los adolescentes a un énfasis minimalista de ‘prevención del embarazo en la adolescencia’, las recomendaciones y la información a los adolescentes han sido extremadamente inquietantes”, expresó Valerie Huber, Presidente/Oficial Ejecutiva de la Asociación Nacional de Educación para la Abstinencia (NAEA, por sus siglas en inglés). “Los CDC dejaron pasar una oportunidad clave de educar a los adolescentes acerca de las posibles consecuencias negativas de las relaciones sexuales,” continuó diciendo Huber.


Los CDC pasaron por alto los siguientes puntos claves:


1. No prestarle atención a la naturaleza confusa de las relaciones sexuales entre adolescentes.


Las investigaciones revelan que las relaciones sexuales entre adolescentes son un tema confuso y no tan sólo una preocupación por prevenir los embarazos. Cualquier diálogo sobre las relaciones sexuales con adolescentes deberá reconocer la complejidad del contexto de dichas relaciones y en la mayoría de los casos deberá recurrirse a la investigación cuando se brinde un  asesoramiento. Huber expresó: “No se trata de una conversación que le encaje a todo el mundo. Ciertamente es más profunda que la sola preocupación por prevenir un embarazo.  Los adolescentes deberían estar bien informados, para que ellos puedan tomar las mejores decisiones acerca de su salud sexual. Este tipo de información debería siempre comenzar con un sólido y contundente mensaje a favor de alejarse de los riesgos. El mensaje deber ser enérgico, realista,  y práctico. El comunicado de prensa de los CDC yerra al no contextualizar correctamente esta información.


Un ejemplo de esta manera simplista de abordar el asunto se puede notar en el comunicado de prensa de los CDC, cuando Lisa Romero, de la Sección de Salud Reproductiva de los CDC, dice: “La buena noticia es que los adolescentes están haciéndose responsables de sus necesidades de salud reproductiva”. ¿Cuán simplistamente definen los CDC el concepto de “necesidades de salud reproductiva?”


2. No ofrece ninguna protección ante las ETS


Los CDC casi pasan por alto la verdadera epidemia de ETS entre adolescentes y jóvenes adultos, donde aquellos entre los 15 y 24 años de edad constituyen casi el 50% de todos los casos de ETS, sin embargo, sólo representan alrededor del 25% de la población sexualmente activa en EEUU. El principal mensaje que envían implica que el LARC equivale a “sexo seguro”. Pero el LARC no ofrece ninguna protección ante las ETS. Ello es bastante problemático, ya que la compensación por riesgo puede incrementar las tasas de ETS entre los adolescentes con el uso del LARC. Además, el uso dual de LARC y condones es mucho menos probable entre los adolescentes, como lo ha reconocido el Instituto Nacional de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), otra agencia del gobierno [1].  [Nota de VHI: Además, está el hecho de que los condones ofrecen una falsa seguridad, han sido incapaces de palear la epidemia del SIDA y otras ETS.]


El postergar las relaciones sexuales tiene el mayor impacto, ya que disminuye el número de compañeros sexuales, previene los embarazos y disminuye las tasas de ETS. Los adolescentes necesitan entender que postergar las relaciones sexuales es el mejor método para evitar contraer ETS y cualquier información relacionada con anticonceptivos deberá presentárseles de una forma de no poner como normal la actividad sexual entre los adolescentes.  El reporte de LARC comete un error al no mencionar estos puntos.


[Nota de VHI: Evidentemente, el NAEA se queda corto en su mensaje de castidad, al no afirmar que las relaciones sexuales deben tener lugar solamente dentro del matrimonio entre un hombre y una mujer, que la anticoncepción es gravemente contraria a la moral, y que los padres son los que deben formar a sus hijos en la castidad. Con todo, su mensaje no carece de importancia crítica ante la colosal insensatez de los CDC.]


3. Hay muy poca investigación acerca del LARC en adolescentes


El informe del Colegio de Obstetras y Ginecólogos de EEUU (ACOG, por sus siglas en inglés) reconoció que se ha realizado muy poca investigación sobre el uso del LARC en los adolescentes y reveló que “existe inquietud sobre el riesgo de expulsión de los DIU por nuli-paridad y de ETS en el comportamiento sexual de grupos de edad más joven” [2].


Además, hay estudios contradictorios sobre la causa de un riesgo ligeramente mayor de contraer Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP) después de implantar un DIU o un LARC que no se puede ignorar, especialmente entre las jóvenes que ya tienen un mayor riesgo debido a que sus  sistemas reproductores no han madurado todavía [3].


Resumen


La NAEA está bastante preocupada por este informe de los CDC y por la nota de prensa correspondiente. Los adolescentes merecen más que un LARC para asegurarles una óptima salud sexual. Merecen que se les informe sobre los conocimientos necesarios para evitar todo riesgo sexual y alcanzar una salud óptima y no sólo para prevenir el embarazo adolescente.


Fuente: Nota de prensa de la Asociación Nacional de Educación para la Abstinencia Nacional (NAEA), 7 de abril de 2015, Washington, D.C. Para conseguir una entrevista con la NAEA contactar a Christine Eckley al 202-248-5420 o al correo electrónico Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla www.theNAEA.orgwww.AbstinenceWorks.org.


Notas:

[1]. Ver: http://www.ncbi.nim.nih.gov/pmc/articles/PMC4183267/.

[2].http://www.acog.org/Resources-And-Publications/Committee-Opinions/Committee-on- Adolescent-Health-Care/Adolescents-and-Long-Acting-Reversible-Contraception. Nuli-paridad significa que no ha tenido hijos.

[3]. Ver: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4183267/.



Vida Humana necesita su Ayuda para continuar defendiendo la Fe, la Vida y la Familia